Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Centroamérica y México atenderán a refugiados internos, por acuerdo de ACNUR y OEA

MéxicoACNUR1Principal


Ciudad de México. - La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), acoge con beneplácito la declaración adoptada por seis países de América Central y México de que fortalecerán sus esfuerzos para abordar y prevenir el desplazamiento forzado en la región, en línea con el espíritu de solidaridad y responsabilidad compartida previsto en el Pacto Mundial sobre Refugiados.

Por: Redacción/con información de ACNUR

La violencia y persecución continúan forzando a un creciente número de personas a cruzar fronteras en busca de protección. Más de 53 mil nuevas solicitudes de asilo fueron registradas por personas del Norte de Centroamérica en lo transcurrido del 2019, un incremento del 86% comparado con el mismo período en 2018. A mediados de 2019, el número de refugiados y solicitantes de asilo a nivel mundial aumentó a casi 387mil. Por otro lado, 97mil nicaragüenses han sido forzados a huir, la mayoría – casi el 80 por ciento – se encuentra en Costa Rica.

La declaración fue adoptada en Ciudad de México durante la segunda reunión del Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS), que es la aplicación regional del Pacto Mundial sobre Refugiados. El MIRPS reúne a Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá para trabajar juntos como países de origen, tránsito y asilo para abordar las complejidades del desplazamiento.

“El MIRPS es uno de los ejemplos sobresalientes de cómo implementar el Pacto Mundial sobre los Refugiados, el cual hace un llamado a los Estados a abordar el desplazamiento forzado a través de marcos de respuesta integrales, forjados en planes de acción nacionales desarrollados por diversos actores e incorporados en enfoques regionales”, expresó Kelly Clements, Alta Comisionada Adjunta para los Refugiados.

“La importancia y necesidad de una mayor cooperación entre Estados y actores relevantes, desde un esfuerzo genuino de compartir la responsabilidad, es evidente. El MIRPS puede y debe proveer el marco para este esfuerzo de cooperación”, añadió Clements.

Los países se han comprometido a promover respuestas coordinadas para el corto, mediano y largo plazo. Esto incluye invertir sustancialmente en abordar y mitigar las consecuencias humanitarias del desplazamiento interno. También hay un enfoque en incrementar la protección y apoyo para personas desplazadas, con soluciones como reubicación interna o reasentamiento.

La declaración, que parte de la base de los compromisos de los países miembros del MIRPS en 2017, hace un llamado a los países a adoptar leyes que promuevan el acceso de refugiados y solicitantes de asilo al mercado laboral y permitir su integración en las comunidades locales.

“Es una oportunidad única para la comunidad internacional para juntar fuerzas y sentar las bases para implementar el Pacto Mundial sobre los Refugiados a largo plazo”, agregó Clements.

El 16 de diciembre, los países del MIRPS celebrarán un evento de solidaridad en Ginebra para resaltar las necesidades urgentes de apoyo internacional para responder a la compleja situación de desplazamiento forzado en Centroamérica y México.

El evento de solidaridad se llevará a cabo en vísperas del primer Foro Global sobre Refugiados, que será el 17 y 18 de diciembre, también en Ginebra, y que reunirá a gobiernos, organizaciones internacionales, autoridades locales, sociedad civil, miembros de comunidades de acogida y refugiados.

Con información de: ACNUR sitio web