Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Compañía Kimberly Clark le apuesta por nueva estrategia de Sostenibilidad de cara al 2022

Kimberlylogros1PrincipalReducir a la mitad su huella ambiental e impactar mil millones de vidas para 2030, es el compromiso que asume la compañía en su nueva Estrategia de Sostentabilidad, con metas al 2022. Tiene como prioridad reducir un 50% el uso de plástico virgen de origen fósil, las emisiones de carbono y los gases de efecto invernadero.

Redacción               Foto: cortesía

Hoy, el cambio climático y el deterioro ambiental representan las mayores preocupaciones de las nuevas generaciones. Este es un momento clave en el que las empresas deben definir cuál será su posición frente a los desafíos en la próxima década, en temas de conciencia ambiental y sostenibilidad.

Kimberly-Clark, la compañía líder en productos de cuidado e higiene personal, busca reducir su huella ambiental a la mitad para el 2030, y así garantizar el bienestar de mil millones de personas en comunidades vulnerables de todo el mundo.

“Vivimos momentos sin precedentes y pensar en el futuro de las próximas generaciones, es prioridad. Durante casi 150 años y congruente con la misión de liderar el mundo en lo que es esencial para una vida mejor, Kimberly-Clark busca respuestas a desafíos futuros; creemos que los próximos diez años serán decisivos y debemos reflexionar sobre los impactos de nuestros productos en el ambiente”, afirma Sergio Cruz, presidente de Kimberly-Clark en América Latina. 

La compañía y sus marcas proporcionan artículos esenciales a una cuarta parte de la población mundial. Sin embargo, millones de personas en todo el mundo aún carecen de acceso a productos básicos y soluciones para mejorar su calidad de vida.

La nueva visión, descrita en el Informe Global de Sustentabilidad de 2019 de la compañía, refleja el progreso hacia la “Estrategia de Sustentabilidad, 2022” y la dirección de sus objetivos para la siguiente década. En esta ruta su prioridad es promover el cuidado de la salud y el bienestar de las personas en todas las etapas de la vida, desafiar los estigmas en la sociedad y defender el progreso de las mujeres; así como promover un mundo donde todos tengan acceso a agua potable y condiciones de saneamiento. SitiodelniñoKC2Principal

“Aportar al bienestar de mil millones de personas en comunidades vulnerables es un objetivo ambicioso y requiere cambios significativos. Sabemos que, para mejorar vidas, es necesario romper barreras y dirigir nuestras marcas y productos a un propósito común”, añadió Gonzalo Uribe, vicepresidente de la región norte de Latinoamérica en Kimberly-Clark.

Acciones para proteger el ambiente

De cara al 2030, Kimberly-Clark centra sus esfuerzos en las siguientes acciones para proteger al ambiente: Reducir su huella ambiental en un 50% en las áreas en las que puede innovar y marcar la mayor diferencia. Minimizar las emisiones de carbono y de gases de efecto invernadero de sus operaciones y cadena de suministro. Proteger los recursos hídricos a través de la implementación de mejoras significativas en nuestra cadena de abastecimiento y también en las comunidades vecinas, con la finalidad de garantizar agua potable para todos.

Así como, ofrecer soluciones alternativas de fibra en la producción de sus productos, que le permitan a los ecosistemas forestales del mundo, ayudar a resolver las crisis climáticas y conservar la biodiversidad.

Reducir el uso de plástico virgen de origen fósil en productos y empaques, mediante la entrega de soluciones innovadoras que utilicen más materiales renovables y que promuevan la economía circular.

En el transcurso de 2019, Kimberly-Clark logró varios de sus objetivos ambientales y sociales como parte de la Estrategia de Sostentabilidad, 2022 en El Salvador y América Latina. Dentro de las acciones más destacadas se encuentran:

Avances sociales

Cinco años del programa “Baños Cambian Vidas”, que mejoró el acceso a un baño digno, agua potable y educación sobre higiene a miles de personas en todo el mundo. En 2019, se donó alrededor de $1.5 millones para la causa en Latinoamérica.

Expansión de la iniciativa "Un Abrazo para Cada Bebé" de la marca Huggies®, con una contribución de $7.2 millones, aumentando su impacto global en casi 2 millones de bebés y niños en 16 países.

Abordar los estigmas sociales y brindar educación sobre higiene menstrual, junto con donaciones de 11.8 millones de productos durante el año de 2019 en la región.

Avances ambientales El Salvador

La planta de producción de Kimberly-Clark ubicada en Sitio del Niño, trabaja en un novedoso y robusto plan de gestión ambiental que le permite reutilizar, reciclar y co-procesar los residuos que se producen en su operación.

Además de minimizar la generación de los residuos valorizables, Kimberly-Clark utiliza diferentes mecanismos internos en su planta de producción para optimizar el manejo de las aguas residuales, el uso racional del agua, el control de las emisiones de dióxido de carbono, la eficiencia energética, así como la prevención de eventos ambientales, entre otros.

Según comentó Sandro De Ponte, gerente de la planta de Sitio del Niño, estas metas ambientales forman parte de la Estrategia de Sostenibilidad que promueve la compañía a nivel global. “En Kimberly-Clark estamos comprometidos en desarrollar e implementar novedosas prácticas ambientales en cada uno de los países en donde tenemos operaciones. Hoy, felicitamos a nuestros colaboradores en El Salvador, quienes realizan una gestión ambiental excepcional al separar de manera correcta los residuos, utilizar energías renovables y mejorar los indicadores mensualmente para optimizar los recursos”, concluyó De Ponte.