Twitter Facebook    

logo1

EE. UU. entrega 189 ventiladores más a El Salvador en respuesta al COVID-19

189Ventiladores1PrincipalEstados Unidos ha brindado, hasta la fecha, más de $21.6 millones en ayuda a El Salvador para combatir la pandemia del COVID-19.

Redacción         Foto: Embajada de EE. UU. en El Salvador

El Gobierno de EE. UU., a través de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), envió el 1 de septiembre, un tercer donativo de 189 ventiladores mecánicos en apoyo a la respuesta de El Salvador al COVID-19.

Los ventiladores que arribaron el1 de septiembre, son parte de los 192 ventiladores que fueron robados en Miami, Florida y luego recuperados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

Antes de ser enviados a El Salvador, cada uno de los ventiladores ha sido inspeccionado rigurosamente. Se identificó que tres ventiladores fueron dañados y serán reemplazados y enviados a El Salvador antes del final de septiembre.

Con este tercer envío, EE. UU. ha donado 597 ventiladores con un costo total de $7.9 millones de dólares. Los primeros 250 ventiladores llegaron a El Salvador el 21 de mayo. El segundo cargamento con 158 aparatos llegó al país el 22 de agosto. Con el envío de los tres ventiladores que faltan, a finales de septiembre, el gobierno de Estados Unidos completará su promesa de brindar un total de 600 ventiladores para ayudar a salvar vidas en El Salvador.

Los ventiladores, producidos en Estados Unidos, son equipos médicos altamente especializados y de última generación que se utilizan en hospitales y otras instalaciones médicas para ayudar a los pacientes que tienen problemas para respirar. Estos dispositivos ayudarán a El Salvador a tratar a los pacientes afectados por síntomas avanzados de COVID-19 de manera fácil y rápida en todo el país.

El Salvador fue uno de los primeros países del mundo en recibir estos ventiladores estadounidenses, en cumplimiento de una promesa de ayuda transmitida personalmente por el presidente Donald Trump a su homólogo, el presidente Nayib Bukele, en una llamada telefónica el 24 de abril.