Twitter Facebook    

logo1

Científicos de Universidad de Varsovia estudian probable asentamiento Maya de 1000 años A. de C. en El Salvador

Antropólogo1Principal

Esta investigación Polaca Salvadoreña se enmarca en acuerdo de cooperación entre ambos países. Gestionada a través del Consulado General de la República de Polonia en El Salvador.

            Redacción           Fotos: cortesía 

El Cónsul General de Polonia en El Salvador Dr. Víctor Saca recibió a la delegación de arqueólogos de la Universidad de Varsovia, quienes a partir del 15 de febrero iniciarán trabajo de campo, para recolectar más información del hallazgo realizado 2018 de un probable asentamiento Maya de mil años A. de C. encontrado en San Isidro, Sonsonate.

El equipo de científicos polacos a cargo de la investigación encabezada por el arqueólogo Dr. Jan Szymanski, acompañado por: el Prof y Dr. Krzysztof Misiewicz (especialista en arqueometría), el Prof y Dr. Radoslaw Mieskowski, (especialista de geología) y el Ing. Joachim Martecki, arqueólogo, todos de la Universidad de Varsovia, realizarán una exploración de campo para recolectar más información de este asentamiento. 

Antropólogo2Principal

Según una nota de prensa del consulado, este es el primer proyecto arqueológico polaco en el país y es gestionado por el Consulado General de Polonia en El Salvador y la Universidad Francisco Gavidia.

Tal hallazgo fue posible, entre otros, gracias al uso de fotos de “drones” especializados. En el terreno, se preparó un mapa de altitud muy preciso. También se determinó el tamaño de la estructura: en opinión de los arqueólogos, la base cuadrada de las pirámides medía aproximadamente 50 m, y su altura era de 17 m.

En opinión del Dr. Szymanski, la ciudad es única en su antigüedad, ya que solo existió en la primera fase, la más antigua de la civilización maya (la llamada pre-clásica, que se prolongó desde el segundo milenio A. de C. hasta el comienzo de nuestra era).

“Los mayas habitaban una ciudad durante muchos años y luego reconstruían sobre construcciones anteriores, incluidas las pirámides, las super- construyeron y cambiaron los estilos, pero todo indica que la ciudad que examinamos fue abandonada en los primeros siglos de nuestra era”, explica Szymanski.

Y gracias a esto, enfatiza el científico, será posible conocer más de cerca los edificios mayas más antiguos. “Hasta ahora, los investigadores han tenido pocas experiencias de este tipo, y en general solo de forma aleatoria, ante nosotros una rara oportunidad de aprender acerca de los edificios tempranos que generalmente son inaccesibles para los arqueólogos”, agregó.

En esta tercera temporada de trabajo de campo los expertos de la Universidad de Varsovia han traído equipo de última generación para el estudio del suelo, como aparatos geoeléctricos, magnetómetros geométricos, georadares de penetración de tierra y drones especializados.

Se espera que para finales de febrero se estará teniendo mayor certeza de qué tipo de asentamiento o civilización vivió en lo que hoy se conoce como San Isidro.

La civilización maya floreció en grandes áreas de América Central desde mediados del segundo milenio antes de Cristo. Hasta la llegada de los europeos. Detrás de su centro se encuentra el área del norte de Guatemala, desde donde conocemos las ciudades mayas en las que se erigieron las características pirámides.

Fuente: Consulado General de la República de Polonia en El Salvador.