Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

El Salvador presenta resultados del proyecto parientes silvestres de cultivos

CENTACAPA1Principal


El proyecto "Salvaguardando parientes silvestres de cultivos mesoamericanos", ejecutado en El Salvador, por el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal "Enrique Álvarez Córdova" (CENTA), en coordinación con el Museo de Historia Natural de El Salvador (MUHNES) y el Jardín Botánico La Laguna, presentó los resultados de su ejecución.

Redacción: Diario El Periodista       Foto: CENTA

El proyecto contó con el apoyo técnico y financiero de la Iniciativa Darwin del Reino Unido, y tuvo como objetivo contribuir en el rescate de la biodiversidad de especies silvestres afines a cultivos agrícolas de la región de El Salvador, acción con la cual se logró la introducción de 83 accesiones (muestras) de especies de germoplasma al CENTA, así como la conservación de más de 150 muestras de herbario en el MUHNES y en el Jardín Botánico.

La presentación de resultados se desarrolló en el Jardín Botánico y estuvo a cargo de Aura Jasmín Morales, del CENTA; Dagoberto Rodríguez y Pablo Galán, del Jardín Botánico; y Jenny Menjívar, del MUHNES, quienes explicaron que para la colecta de las muestras recorrieron las zonas occidental, oriental y central del país.

La coordinadora del Banco de Germoplasma del CENTA, Aura Jasmín Morales, señaló que entre estas muestras sobresalen parientes silvestres (antepasados) de cultivos de frijol, chilipuca, tomate, chile, loroco, granadilla, maíz, sandía, entre muchos otros.

La región mesoamericana (a la que pertenece El Salvador) posee gran diversidad biológica que destaca como centro de origen y de domesticación de cultivos de importancia mundial como el maíz, el frijol, las calabazas, la vainilla y el aguacate, de ahí la importancia de salvaguardar dichos recursos fitogenéticos.

Para la obtención de estas muestras, el equipo de investigadores y taxónomos del CENTA, MUHNES y Jardín Botánico recorrió bosques, volcanes y zonas donde hay mucha vegetación; "hicimos tres expediciones de colectas, lo que nos ha permitido enriquecer la colección y contar con estas 83 especies nuevas en el Banco de Germoplasma del CENTA", dijo Morales.

La importancia del rescate de estas plantas (parientes silvestres) y su conservación se debe a que subsisten a las altas temperaturas y a condiciones de sequía, condición que permite los trabajos de mejoramiento para mejorar las especies ya existentes, con el fin de preservar esa riqueza genética que El Salvador aún conserva, y hacer uso de esos genes que les caracterizan.

El coordinador de la Unidad de Investigación de la Facultad Multidisciplinaria Paracentral de la Universidad de El Salvador, Dagoberto Pérez, fue uno de los asistentes, junto a estudiantes del mismo centro de estudios, a quien le pareció que el trabajo realizado es altamente significativo, debido a la importancia, especialmente en el tema de cambio climático.

Señaló que "conocer todas estas especies que el país dispone, y que están relacionadas con nuestros cultivos y que son la base de la alimentación es de gran valor desde cualquier punto de vista, especialmente en fitomejoramiento".

Este proyecto ha permitido al CENTA, al MUHNES y al Jardín Botánico seguir potenciando la colecta y el resguardo de especies que permanecen en el tiempo, acción en que las tres instituciones sumaron esfuerzos y que permitió incrementar las colecciones.

Es un proyecto Regional donde, además participan México, Guatemala y Honduras; es coordinado por la doctora Barbara Goettsch, especialista de la Unión Internacional para la Conservación de la naturaleza (UICN) y cuentan con el apoyo técnico de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) del gobierno de México y el financiero de la Iniciativa Darwin del Reino Unido.