Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Agricultura BuenVivirLos pobladores de San Bartolomé Perulapía están interesados en la agircultura ecológica pues consideran que con ella pueden mejorar su calidad de vida.

Redacción: El Periodista

Previo a la celebración este sábado 11 del Festival para el Buen Vivir y del Programa Gobernando con la Gente, los pobladores del municipio San Bartolomé Perulapía, departamento de Cuscatlán, se han interesado  por las iniciativas que alrededor de ambos eventos promueven las autoridades, encabezadas por el presidente Salvador Sánchez Cerén y la primera dama Margarita Villalta de Sánchez.

Tal es el caso del taller sobre agricultura ecológica que previo a esas actividades se realiza en el municipio tema escogido con los agricultores locales, en otro esfuerzo por hacer partícipe a la población de cuanta iniciativa sea posible para mejorar la calidad de vida de los salvadoreños.

El intercambio tuvo como premisa que la agricultura ecológica, orgánica o biológica es la explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos, u organismos genéticamente modificados -ni para abono ni para combatir las plagas-, logrando de esta forma alimentos orgánicos, conservar la fertilidad de la tierra y respetar el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible, equilibrada y mantenible.

Con esa manera de cultivar la tierra, además de contemplar el aspecto ecológico, se mejoran las condiciones de vida de sus practicantes, de tal forma que su objetivo se apega a la sostenibilidad integral del sistema de producción agrícola; o sea, constituirse como un agrosistema social, ecológico y económicamente posible.

Allí se insistió en que la agricultura natural, la indígena, la familiar y la campesina son formas naturales que buscan el equilibrio con el ecosistema, y se han mantenido a lo largo del tiempo en distintas regiones del mundo buscando satisfacer la demanda de alimento natural y nutritivo a las personas y los animales, de manera que el agroecosistema mantenga el equilibrio.

Con esos antecedentes se abrió un rico debate entre especialistas y representantes de productores agrícolas de San Bartolomé Perulapía sobre las ventajas del uso de abonos orgánicos, sobre la base de alimentar al pueblo sin productos envenenados, en una práctica bien alejada de tecnologías agro tóxicas promovidas por las trasnacionales del campo.

Son esfuerzos nacionales por extender el empleo del fertilizante Bioamigo, ciento por ciento biológico, en los cultivos de maíz, frutas, frijoles, hortalizas o cualquier otra planta, que se obtiene en la primera planta de su tipo en el municipio La Palma desde agosto de 2013, con resultados positivos ya probados en otros campos del propio departamento de Chalatenango, y los de Cabañas y Santa Ana.

La asesora ambiental de la vicepresidencia, Lety Méndez, y Víctor Martín, técnico y asesor cubano en la producción de ese biofertilizante, explicaron que se trata de un agente agro ecológico para mejorar la resistencia de las plantas, que reduce en un 50 por ciento la aplicación de ese tipo de productos al multiplicar sus efectos como fungicida y activador de los nutrientes naturales de la tierra.

En el encuentro Jorge Antonio Campos, presidente de la Asociación Agropecuaria de San Bartolemé Perulapía, agradeció la oportunidad de conocer las oportunidades que el gobierno pone a disposición de los 620 agricultores del municipio, por lo que solicitó la presencia de al menos un técnico que los asesore y capacite en materia de agricultura orgánica.

“Eso sería una gran ayuda para los que trabajamos la tierra, pues es conocido el elevado grado de degradación y salinización de los suelos del municipio, además para convencer a los campesinos de las ventajas económicas y para el rendimiento de los cultivos de este tipo de producto”, significó el dirigente agrario.

Un pequeño agricultor, José Guillermo Molina, poseedor de apenas un huerto familiar, agradeció la oportunidad y el acompañamiento de Cuba en los esfuerzos del gobierno salvadoreño por llegar a cada comunidad y en este caso a los agricultores.

La sistematicidad y permanencia de estas acciones fueron otros reclamos de los asistentes, así como poner en práctica de inmediato todo lo recomendado porque se trata de mejorar la producción de alimentos y el bienestar de las personas.

Bioamigo es recomendable para aportar nutrientes a los cultivos y facilitar el empleo de otros fertilizantes minerales, potenciar los procesos biológicos del suelo, no produce contaminación del agua, ni al suelo ni a la biodiversidad, proporciona mayor protección frente a plagas y enfermedades, en tanto ofrece frutos sanos y de alta calidad para el consumo y la comercialización.

Además incrementa los rendimientos y las ganancias por manzana entre un 10 y 60 por ciento, al tiempo que reduce la necesidad de utilizar fertilizantes químicos, según el cultivo y tipo de tierra.

Este producto orgánico se ofrece a muy bajo precio y podrá adquirirse este sábado en el Festival para el Buen Vivir en San Bartolomé Perulapía.