Twitter Facebook    

logo1

Inauguran nuevas instalaciones del Instituto Nacional José María Peralta Lagos de Quezaltepeque

EscuelaUSaid1Principal

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), junto con el Ministerio de Educación, inauguraron este lunes, las obras de reconstrucción del Instituto Nacional José María Peralta Lagos, en el municipio de Quezaltepeque.

Redacción     Fotos: Embajada Americana/cortesía

El acto de inauguración fue presidido por el Alcalde Municipal de Quezaltepeque, Salvador Saget; la Ministra de Educación, Carla Hananía; el Embajador de Estados Unidos, Ronald Johnson y el Jefe de Misión Adjunto de la OIM para El Salvador, Guatemala y Honduras, Salvador Gutiérrez.

Con una inversión total de USAID por $2.9 millones de dólares, las nuevas instalaciones beneficiarán a más de 500 estudiantes de bachillerato, 30 docentes y 12 miembros del personal administrativo. 

EscuelaUsaid2Principal

Para la construcción del centro educativo, se utilizaron los más altos estándares de calidad bajo los principios de eficiencia energética y accesibilidad universal, lo que lo convierte en una de las instituciones educativas públicas más modernas del país.

El diseño del edificio es integrativo, para lo cual se contó con el apoyo de expertos en diversas disciplinas quienes aseguraron el cumplimiento de estándares técnicos, medioambientales, culturales, sociales y de protección y seguridad durante las etapas de diseño y construcción.

Además, se incluyó un componente de participación comunitaria para garantizar que la obra cumpliera con la apropiación de la comunidad educativa y respondiera a sus necesidades y aspiraciones.

Instalaciones de alta calidad para los estudiantes

El centro educativo ahora cuenta con 11 aulas, un centro de cómputo, un laboratorio de ciencias, talleres para prácticas eléctricas y de panadería, accesos para personas con discapacidad motriz o visual y amplios espacios para el esparcimiento del alumnado.

La infraestructura amplía el acceso a una educación de calidad para Quezaltepeque, donde un porcentaje significativo de la población del casco urbano se inscribe en el instituto que es la única escuela secundaria pública disponible en el municipio y zonas aledañas.

El acceso a oportunidades educativas es esencial para mantener a la juventud en riesgo alejada de la violencia y de la migración irregular. A lo largo de los años, las instalaciones antiguas de este instituto nacional fueron impactadas fuertemente por fenómenos naturales.

Datos de la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) señalan que más de 6,600 niños, niñas y adolescentes migrantes fueron retornados a El Salvador en 2019.

Uno de los factores comúnmente expresados para migrar es la falta de acceso a oportunidades, incluidas las educativas. Generar espacios seguros, inclusivos y adecuados para la comunidad estudiantil y sus familias fomenta oportunidades para el arraigo e incide en la reducción de migrar o re-migrar de manera irregular.