Twitter Facebook    

logo1

País necesita mejorar políticas de seguridad a escolares, según FUSADES

fusades1


El informe semestral en materia de coyuntura social presentado por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social de El Salvador (FUSADES), a través del Departamento de Estudios Sociales  plantea la necesidad de crear mejores mecanismos para medir la violencia que se vive en el sistema educativo del país, ya que los datos del Ministerio de Educación solamente reflejan un tercio de los datos de la Policía Nacional Civil. 

Redacción: Margarita Bolaños

Para sostener ese planteamiento, la fundación privada expuso que las extorsiones y las amenazas son los delitos que tienen diferencias marcadas en los registro entre instituciones en los meses de enero a julio. En el primero, el MINED registró cero denuncias frente a las 29 interpuestas en la corporación policial; en el ámbito de las amenazas los datos son similares al anterior, ya que la policía refleja 47 denuncias, mientras la institución educativa maneja datos de dos.

“La ausencia de estadísticas confiables vuelve difícil saber cuál es el alcance real de la violencia escolar, sin embargo la evidencia sugiere que este fenómeno no solo ocurre afuera de los centros educativos, sino también en su interior: La escuela no puede controlar  lo que sucede a su alrededor, pero puede hacer valer su visión” dijo Helga Cuéllar-Marchelli, directora del Departamento de Estudios Sociales de FUSADES.

En ese sentido, mencionan la necesidad de crear una “estrategia integral” que pueda contrarrestar la violencia a la que se expone la comunidad educativa, fundamentada con “datos e indicadores confiables”, para tomar acciones en favor de los docentes que laboran en un contexto violento.

Paralelo a ello, para algunos maestros el tema de seguridad es muy importante, y consideran no es abordado con la seriedad que merece, así lo manifiesta el director de un centro educativo del litoral del país, quien por razones de seguridad prefiere mantener su nombre en el anonimato.

Esta persona dice haber recibido amenazas de miembros de un grupo pandilleril, debido a la presencia esporádica de la PNC en los alrededores de la escuela, “los muchachos (pandilleros) entran bien tranquilos y no podemos evitar que ingresen, porque nos amenazan y están bien infiltrados aquí, yo ni les dije a los del MINED porque no dan soluciones” sostiene el educador. 

De enero a julio la PNC recibió reportes de 47 escuelas donde maestros o estudiantes han sido afectados por un delito. Contabilizando 19 escolares asesinados y un docente.

FUSADES reconoce que este tipo de problemas “no son nuevos y su naturaleza es estructural”, pero se deben de plantear políticas encaminadas a mejorar el clima de seguridad al interior de las instituciones educativas.