Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Edificios dañados en centro histórico

centross


A partir del sismo de 7.3 registrado la noche del lunes en el país, un equipo de fotoperiodistas de este medio digital realizó un recorrido al centro histórico de San Salvador para identificar algunos de los edificios que por su antigüedad han sido testigos de movimientos telúricos que han marcado la historia de la capital y que hoy en día representan un riesgo latente para la población.

 Fotos: Fernando Ardón- @elperiodista_sv

El Salvador es un país con gran actividad sísmica, la cual data desde hace cientos de años, sin embargo en las últimas décadas se han registrado movimientos telúricos de gran magnitud, alguno de ellos han causado daños en la infraestructura de edificios ubicados en el corazón del centro histórico, donde diariamente se mueven miles de personas.

Algunos registros históricos y periodísticos señalan que el 3 de mayo de 1965 en la ciudad de San Salvador un terremoto de 6.3 grados Richter causa daños a edificios, como la Penitenciaría Central y de la Fuerza Aérea, además Centro Judicial "Isidro Menéndez", al igual que la Cárcel de Mujeres y el edificio Rubén Darío, que es declarado inhabitable, a pesar de ello continúa siendo utilizado, mientras en sus paredes se observaban grietas y fisuras.

Recientemente, El Salvador recordó uno de los terremotos que quedó marcado en su historia, se trata del suscitado el 10 de octubre de 1986, que causó enormes afectaciones en suelo capitalino, con una magnitud de 5.6 grados Richter, su epicentro fue localizado en la zona Sur de San Salvador.

Entre los edificios que resultaron destruidos en aquel entonces se encuentran: el emblemático Rubén Darío en el que mueren cientos de personas, además del Gran Hotel San Salvador, el edificio Dueñas, entre otros.

Para 2001, el país se enfrenta a momentos difíciles, cuando el 13 de enero, un terremoto de magnitud 7.6 sacude a El Salvador, ocasionó miles de afectados en la zona central y paracentral del país principalmente, pero los daños se extienden en todo el territorio, la zona que se convierte en el ícono de la tragedia es la colonia Las Colinas en Santa Tecla, donde un alud de tierra cae sobre cientos de casas; un mes después el 13 de febrero nuevamente un potente sismo de 6,6 Richter ocasiona graves daños en el territorio.


Del sismo de ayer, el resultado según las autoridades es una persona muerta a causa de la caída de un poste eléctrico, daños graves en viviendas construidas con adobe y bahareque, así como algunos deslaves y daños leves en algunos edificios.

El equipo de El Periodista registró fotográficamente las secuelas en la infraestructura que el paso de los años y los terremotos han dejado en los edificios de San Salvador, rodeados por el comercio informal y el tránsito de automóviles y peatones. Es impredecible conocer cuándo volverá a temblar, ni la magnitud de éste pero las fotografías demuestran que estas zonas se encuentran vulnerables ante el movimiento de la tierra.