Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

“Son caprichos de los sindicalistas no marcar” Mauricio Ventura

sindicato-rosales1El Director del Hospital Rosales es de la opinión que los tres meses de conflicto han sido innecesarios y son producto del capricho de los sindicalistas que no quieren apegarse a las normas del hospital de la marcación biométrica.

 Redaccón: Nancy Pérez - @elperiodista_sv - Foto: Giovanni Lemus

 

El director del Hospital Rosales, Mauricio Ventura manifestó que el conflicto que ya lleva tres meses con médicos del sindicato se debe a que estos no quieren aceptar la normativa que someterse a la marcación biométrica.

El especialista agrego que al contrario de lo que manifiestan los sindicalistas que la problemática se está agudizando está se normaliza porque de los 232 médicos que no querían apegarse a la marcación biométrica 188 ya están enrolados y 44 aún no quieren acatar la orden.

Para Ventura, el sistema de marcación biométrica es el que mejor garantiza en este momento el control de la asistencia de los colegas médicos así como lo hace el resto del personal y que también se aplica en los 30 hospitales de la red pública al igual que otras instituciones del sistema de salud.

De ahí que manifestará que esta tarde van a buscarle una solución al reintegró de los salarios que no se han cancelado a los médicos que no marcaron en el mes de agosto y septiembre, pero que ahora si lo están haciendo.

Mientras que para los especialistas que aún no marcan confesó que no tienen alguna propuesta de solución ante su situación ya que el acuerdo con las autoridades del Ministerio era que para poder hacer uso de su derecho de reclamar el pago tenían que haber marcado.

“Es una indisciplina reincidente de parte de ellos (45 médicos) durante tres meses que nosotros dimos la instrucción de acatar el sistema de marcación biométrica a partir del 28 de julio y ellos pues no quieren acatar la instrucción”.

Ventura aseguró que no se ha contemplado implementar otro tipo de registros para los médicos porque el sistema de marcación biométrica es el que mejor garantiza el control de la asistencia de los colegas médicos así como lo hace con el resto del personal.

El director además indicó se han dado cuenta que hay médicos que en el horario que tienen en otra institución dentro del mismo hacían el del Rosales y ejemplifico “Hay colegas que tienen de 7:30 am a 3.30 p.m. en otra institución y en el Rosales tienen de 10:00 a.m. a 12.00 md, mostrando que le fallan al rosales o a la otra institución.

De ahí que después de hacerse hecho esto público ahora hayan cruzado información con las autoridades también del ISSS porque así como afecta al Hospital Rosales también aqueja al Seguro Social.

Los sindicalistas denuncian arbitrariedades

mauricio-ventura

Es así como mientras el director señala que ha defendido los derechos de los pacientes, Alcides Gómez, Secretario General del Sindicato de Médicos del Rosales denunció el terror que se vive en el nosocomio.

“Nosotros desde el 18 de septiembre estamos trabajando normalmente, pero tenemos que soportar el terror legal ya que el director ha denunciado a 42 médicos especialistas en la Fiscalía General de la Republica...si nos condena vamos a tener que purgar de cuatro a otro años , solo por reducciones laborales donde no tocamos áreas vitales de ningún salvadoreño que acudió a la institución”.

Además de indicar que varios de sus colegas han presentado problemas de salud por la situación que enfrentan dentro de la institución de salud pública.
“Ya hay cuatro colegas con problemas de salud. Uno con una infección severa, otro con angina de pecho, uno ya renunció del hospital, otro pidió permiso para mientras pasa este terror, otro ya tiene problemas por las cargas psicológicas”.

De ahí que Gómez hizo un llamado al Presidente de la Republica para que interceda en esta problemática porque las autoridades de Salud son incapaces.

Por otra parte, Juan Antonio Tobar, jefe de cirugía de la Unidad de Emergencias informó que el cien por ciento de los colegas que no fueron enrolados antes de la orden girada por la dirección han sufrido descuentos y retención indebida de salario.

En su caso personal la reducción asciende a 3, 670 dólares aproximadamente por lo que consideró necesario se reintegren sus salarios porque no han dejado de trabajar.

Asimismo hizo un llamado a que se establezca una mesa de dialogo pero con verdadero espíritu negociador para llegar a un acuerdo, ya que las diferencias que existen no se van a resolver con más medidas de presión.