Crucero Azamara Journey atracó en Puerto de Acajutla con 750 turistas abordo

Visto: 4239

 crucero1


La línea de cruceros Azamara Club, atracó en el Puerto de Acajutla con 750 cruceristas a bordo de su barco Journey, el cual viene por primera vez a El Salvador, ratificando la confianza en el destino y la calidad de los servicios turísticos de la empresa privada por parte de la compañía de navíos deluxe. 

Redacción: El Periodista

El público target de Azamara Club Cruises son turistas que valoran características de confort, servicios y detalles de lujo a bordo, y buscan lugares y puertos exóticos de alto valor histórico y cultural, prefiriendo destinos poco visitados por otros cruceros, con servicios y detalles de alto nivel.

“Corsatur como institución encargada de la promoción de El Salvador como destino turístico, hemos preparado un recibimiento muy típico y colorido como una muestra de la cultura salvadoreña”, afirmó la gerente general de Corsatur, Rhina Reyes.

Corsatur preparó un montaje de recibimiento que incluyó Ballet y música folklórico, un mercado de artesanías, estatuas vivientes y la instalación de sillas de descanso en el recién inaugurado Malecón Acaxual.

En total tres touroperadores salvadoreños, con alto prestigio en la atención de cruceros, serán las encargadas de brindar los tours a los cruceristas, previamente comercializados.

Cecilia Moreno, representante de Salvadorean Tours, afirmó que “Tenemos un equipo de 31 personas entre guías turísticos y coordinadores atendiendo este crucero”.

El barco inició su recorrido en Los Ángeles, California, y antes de atracar en El Salvador, visitó Costa Rica y Nicaragua. Su travesía culminará en Miami, Florida.

El crucero permanecerá 12 horas en el país, brindando la oportunidad que sus ocupantes exploren los atractivos turísticos del país. La llegada a aguas salvadoreñas se registró a las 7:00 a.m. La salida está programada a las 7:00 p.m.

Los cruceristas visitarán el Sitio Arqueológico San Andrés; Joya de Cerén, Parque Nacional Cerro Verde, Ruta de las Flores, Nahuizalco, Concepción de Ataco, Parque Nacional El Imposible y Playas de La Libertad. 

Se estima que el gasto de los cruceristas en el país ronde entre $150 y $200, teniendo en cuenta los costos de los servicios turísticos adquiridos, alimentación, compra de artesanías; por lo que el ingreso de divisas oscila entre $90,000 y $150,000.

La llegada del barco Azamara ratifica la inclusión de El Salvador en la ruta de  esta importante línea de cruceros,  siendo de trascendencia ya que representa su posicionamiento como un destino propicio para el desarrollo de la actividad turística en el sector de cruceros, generando una gran oportunidad en  ingresos económicos.  

 

En el 2014 la línea Azamara, vino por primera vez a El Salvador con el crucero Azamara Quest, que atracó en dos oportunidades (en enero y marzo).

La línea de cruceros Azamara Club, atracó en el Puerto de Acajutla con 750 cruceristas a bordo de su barco Journey, el cual viene por primera vez a El Salvador, ratificando la confianza en el destino y la calidad de los servicios turísticos de la empresa privada por parte de la compañía de navíos deluxe. 

El público target de Azamara Club Cruises son turistas que valoran características de confort, servicios y detalles de lujo a bordo, y buscan lugares y puertos exóticos de alto valor histórico y cultural, prefiriendo destinos poco visitados por otros cruceros, con servicios y detalles de alto nivel.

“Corsatur como institución encargada de la promoción de El Salvador como destino turístico, hemos preparado un recibimiento muy típico y colorido como una muestra de la cultura salvadoreña”, afirmó la gerente general de Corsatur, Rhina Reyes.

Corsatur preparó un montaje de recibimiento que incluyó Ballet y música folklórico, un mercado de artesanías, estatuas vivientes y la instalación de sillas de descanso en el recién inaugurado Malecón Acaxual.

En total tres touroperadores salvadoreños, con alto prestigio en la atención de cruceros, serán las encargadas de brindar los tours a los cruceristas, previamente comercializados.

Cecilia Moreno, representante de Salvadorean Tours, afirmó que “Tenemos un equipo de 31 personas entre guías turísticos y coordinadores atendiendo este crucero”.

El barco inició su recorrido en Los Ángeles, California, y antes de atracar en El Salvador, visitó Costa Rica y Nicaragua. Su travesía culminará en Miami, Florida.

El crucero permanecerá 12 horas en el país, brindando la oportunidad que sus ocupantes exploren los atractivos turísticos del país. La llegada a aguas salvadoreñas se registró a las 7:00 a.m. La salida está programada a las 7:00 p.m.

Los cruceristas visitarán el Sitio Arqueológico San Andrés; Joya de Cerén, Parque Nacional Cerro Verde, Ruta de las Flores, Nahuizalco, Concepción de Ataco, Parque Nacional El Imposible y Playas de La Libertad. 

Se estima que el gasto de los cruceristas en el país ronde entre $150 y $200, teniendo en cuenta los costos de los servicios turísticos adquiridos, alimentación, compra de artesanías; por lo que el ingreso de divisas oscila entre $90,000 y $150,000.

La llegada del barco Azamara ratifica la inclusión de El Salvador en la ruta de  esta importante línea de cruceros,  siendo de trascendencia ya que representa su posicionamiento como un destino propicio para el desarrollo de la actividad turística en el sector de cruceros, generando una gran oportunidad en  ingresos económicos.  

En el 2014 la línea Azamara, vino por primera vez a El Salvador con el crucero Azamara Quest, que atracó en dos oportunidades (en enero y marzo).