Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Los niños y niñas del Semillero de Cuerdas presentan su primer concierto

El Semillero de Cuerdas, que cuenta con fondos de cooperación italiana a través del BID,  da inicio este año con un nuevo método de aprendizaje musical, se trata del método Suzuki.

 Redacción: Laura Rivas - @elperiodista_sv

Fotografía proporcionada por SECULTURA

Este método fue creado por el violinista, educador y filósofo japonés Shinichi Suzuki, quien aplicó los principios básicos del aprendizaje del habla al de la música, tomando en cuenta elementos como: un comienzo temprano, escucha, repetición, aprendizaje en grupo, acompañamiento de los padres y posponer el aprendizaje de la lectura del solfa.

El Semillero de Cuerdas es un grupo de niños y niñas de menor rango de  edad  que forman parte del Sistema de Coros y Orquestas, a quienes se les enseña  a tocar un instrumento sin tener conocimiento musical previo.

La principal finalidad de esta iniciativa es que los niños y niñas del Semillero, puedan llegar a formar parte de la Orquesta Infantil Metropolitana.

El semillero actualmente está conformado por 41 niños (35 chicos de violín y 6 de cello) que están entre las edades de 3 a 10 años.
 
“A través de este método los niños desarrollan las habilidades musicales de manera fácil, es como aprender a hablar, primero aprenden a tocar antes que a leer el solfa, la música la aprenden como un juego, hay un método lúdico en el que participan de manera activa el padre, el  maestro y el niño”, manifestó el director adjunto del Sistema, Mauricio Mena.

Los niños que integran el Semillero, aprenden en grupos pequeños, hay siete de violín, a cargo de los profesores  Giovanna Boscaino y Rodrigo Aguiñada; y uno de violoncelo, dirigido por la profesora Natalia Vargas.

Los profesores, son jóvenes músicos que provienen de la Filarmónica Juvenil Nacional y de la Orquesta Sinfónica Juvenil, y  que “tienen experiencia apoyando en procesos de enseñanza” y han sido capacitados en método Suzuki.

 

Add a Comment

Investigadores hallan friso maya de gran calidad en Guatemala

arqueologiaEspaña (EFE) - Un friso maya de gran dimensión y calidad artística que podría datar del siglo VII-VIII d.C. y se encuentra en muy buen estado de conservación, fue encontrado por un grupo de investigadores en el yacimiento arqueológico de La Blanca, en Guatemala.

Es la primera vez que se encuentra un elemento figurativo de este tipo en ese asentamiento arqueológico, según informaron en rueda de prensa en Valencia (este de España) los profesores Gaspar Muñoz y Cristina Vidal, responsables del proyecto, en el que participan la Universitat de València y la Politècnica y la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Desde 2004 un equipo multidisciplinar de investigadores trabaja en el pequeño asentamiento maya La Blanca, situado en el sureste de la región de Petén, a 500 kilómetros de la ciudad de Guatemala.

Los investigadores han calificado de "especial relevancia" el hallazgo arqueológico, ya que es la primera vez que se encuentra en La Blanca un elemento figurativo de este calibre y en tan buen estado de conservación.

El friso, que mide 4'75 metros de largo y 1'5 de alto, fue hallado en la fachada de oeste de una subestructura, esto es, en un edificio anterior que fue sepultado por los antiguos mayas para construir sobre él los edificios superiores de la acrópolis de La Blanca.

El hallazgo se produjo en diciembre de 2013, tras comprobar que esta decoración geométrica -que habían localizado en las excavaciones llevadas a cabo al explorar un túnel de saqueo- era el extremo de un gran friso de estuco decorado con relieves, que debió ser parte de la fachada de un edificio.

Se trata de una representación en relieve de grandes dimensiones, que presenta una gran complejidad geométrica, según ha explicado los responsables de su descubrimiento.

El friso incluye una figura principal, situada en el centro de la composición, a cuyos lados los motivos mantienen el mismo diseño aunque el conjunto no es totalmente simétrico.

Tanto en La Blanca como en un segundo asentamiento cercano, conocido como El Chilonché, se ha utilizado el escáner láser para poder reproducir digitalmente algunos de los elementos arquitectónicos y escultóricos significativos encontrados, de cara a su posterior estudio, análisis y difusión.

En el caso del friso hallado en La Blanca, la aplicación de estas técnicas ha permitido que pudiera ser sepultado nuevamente para garantizar su conservación y evitar que sea víctima de los saqueos que han asolado esta zona.

Coincidiendo con el décimo aniversario del proyecto de La Blanca, sus responsables han organizado la exposición, "La Blanca. Una década de Patrimonio para el Desarrollo', que se inaugura hoy en Valencia y en la que se exhiben, por primera vez al público, los principales hallazgos arqueológicos realizados.

La muestra permanecerá abierta hasta el 17 de octubre y partirá a Madrid, posiblemente al Museo Arqueológico Nacional. Además, se ha recibido una propuesta de la AECID -entidad que apoya el proyecto de La Blanca- para realizar una itinerancia por los centros culturales de Centroamérica, que podría realizarse en 2015.

 

Add a Comment

María Ruíz: "La historia prehispánica desapareció de los libros de primaria y secundaria"

antropologa


Según la antropóloga mexicana María Ruíz, El Salvador comparte muchas cosas con México, desde asuntos de carácter histórico muy antiguo que tiene que ver con desarrollos paralelos y al mismo tiempo independientes, esto hablando de los pueblos prehispánicos. 

Add a Comment

Entre la ciencia y la literatura: “Cómo se mide El Universo”

El pasado 21 de septiembre se celebró el Día Nacional de la Ciencia, actividad que enmarca la oportunidad para adentrarse en el mundo del cosmos a través del libro “Cómo se mide el Universo”, que explica de manera sencilla los métodos y las unidades empleadas para medir el universo.

 Redacción: Margarita Bolaños - @elperiodista_sv

 

La presentación de éste se llevó a cabo en las instalaciones de la Embajada de México en El Salvador y contó con la presencia de su autor, el mexicano Armando Arellano Ferro, quien posee estudios en astrofísica en la Universidad de Toronto.

El científico es de la idea que este proyecto busca acercar la ciencia a diferentes públicos, pero en especial a la juventud.

“Considero que la tarea de un astrónomo profesional, que estudia el cielo visible y las profundidades del espacio, su obligación es comunicar lo que ha aprendido. La intención del libro es compartir con la gente, especialmente los jóvenes”, explicó Arellano Ferro.

El doctor Armando Arellano Ferro presentó su libro "Cómo se mide el Universo".Asimismo mencionó que a pesar de ser un libro científico su contenido es accesible, “en este libro me propuse escribir en el lenguaje más sencillo posible, lo que habían logrado los astrónomos, los matemáticos, los físicos, los filósofos que desarrollaron todos los métodos que finalmente nos dieron algunas de las respuestas para el libro”.

La presentación, además contó con la presencia del presidente de la Asociación Salvadoreña de Astronomía, Jorge Colorado y la escritora Jacinta Escudos.
Para la escritora salvadoreña, a partir de la ciencia surgen dos elementos que caracterizan al ser humano, que son: la curiosidad y el asombro.

“Esos dos atributos nos impulsan a los seres humanos a buscar respuestas, las buscamos por medio de diferentes habilidades, algunos lo hacen por medio de la ciencia otros lo hacen a través de la literatura…” dijo Jacinta Escudos.

Actualmente, el científico autor de “Cómo se mide el Universo” se desempeña como investigador del Instituto de Astronomía de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Add a Comment

Las otras vidas del París que inventó "Rayuela"

mundocultura


Los rincones del París que visita Julio Cortázar en "Rayuela", trenzados con las historias personales y retratos de sus lectores y vecinos, se dan la mano en el experimento fotoperiodístico que firma el argentino Hugo Passarello y expone desde hoy la alcaldía del décimo distrito de París.

 

Add a Comment