Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Trump CoreaEl mandatario volvió a advertir que Estados Unidos podría actuar sin ayuda contra el régimen de Kim Jong-un y vinculó la postura de Beijing al futuro de la relación comercial bilateral. 

Redacción y Foto: Agencias

El presidente estadounidense, Donald Trump, reafirmó este martes estar listo para "resolver el problema" de Corea del Norte sin la ayuda de China, unos días después de haberse reunido por primera vez con su homólogo chino, Xi Jinping.

"Corea del Norte busca problemas. Si China decide ayudar, eso sería genial. Si no, ¡resolveremos el problema sin ellos!", escribió el mandatario en su cuenta personal de Twitter,  en referencia a los repetidos lanzamientos de misiles balísticos por parte de Pyongyang que han elevado la tensión en la península coreana.

El presidente estadounidense vinculó las negociaciones comerciales entre las dos primeras potencias económicas mundiales, ya tensas por el proteccionismo anunciado por el republicano, con la cuestión norcoreana: "¡Expliqué al presidente de China que un acuerdo comercial con Estados Unidos será mucho mejor para ellos si resuelven el problema norcoreano!"

Washington anunció el fin de semana el envío de un grupo aeronaval estadounidense, incluyendo el portaaviones USS Carl Vinson, hacia la península de Corea.

Corea del Norte denunció este martes el despliegue, considerándolo "insensato" y se dijo dispuesto a responder con "la poderosa fuerza de las armas".

Trump ya había amenazado con una acción unilateral contra Pyongyang si China, principal aliado de Corea del Norte, no lograba reducir las ambiciones nucleares de su vecino. En sintonia, su secretario de Estado, Rex Tillerson, volvió a declarar el viernes que Estados Unidos estaba dispuesto "a actuar en solitario si China no es capaz de coordinar con nosotros".

El presidente estadounidense recibió el jueves y viernes pasados a Xi Jinping en su residencia privada de Florida, en un primer encuentro entre los dos mandatarios marcado por la cordialidad.

Los avances del régimen de Pyongyang en el terreno armamentístico se han acelerado desde la llegada de Kim Jong-un al poder, hace cinco años, con nuevos y mejorados misiles y sistemas de lanzamiento y también con bombas atómicas más potentes, aunque aún muy por debajo de las capacidades de los Estados nucleares.