Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Matador1PrincipalEl tirador tenía un arsenal de más de 40 armas: 19 en su residencia de Mesquites y otras 23 en su habitación de hotel en Las Vegas. Además las autoridades hallaron miles de cartuchos de munición, junto a algunos dispositivos electrónicos que están siendo evaluados.

Redacción y fotos: infobae.com

 

 

La Policía de Las Vegas informó ayer que incautó armas, explosivos y municiones de la vivienda de Stephen Craig Paddock, el autor de la masacre, en la que asesinó a 59 personas e hirió a otras 527.

El asistente del sheriff Todd Fasulo indicó durante su última conferencia de prensa que se hallaron 19 armas de fuego durante la requisa en la residencia ubicada en Mesquite, al norte de Las Vegas y 23 en su habitación de hotel en Las Vegas.

Además, el sheriff Joseph Lombardo había informado anteriormente sobre la presencia en la casa de Mesquite de algunos explosivos y varias miles de cartuchos de munición, junto a algunos dispositivos electrónicos que están siendo evaluados.

De 64 años y casado con Marilou Danley, de 62 años —quien era buscada intensamente por los investigadores como cómplice del asesino—, Paddock no tenía hijos y vivía junto con su esposa en una remota vivienda en medio del desierto.

El atacante vivía en una casa de dos habitaciones, que durante tres años estuvo valuada en alrededor de 400 mil dólares, en el desértico pueblo de Mesquite, a unos 130 kilómetros al noreste de Las Vegas, cerca de la frontera con Arizona. Previamente, el asesino había vivido en Nevada, California y Florida.

Paddock estaba retirado y solía frecuentar casas de apuestas y casinos durante varios días. En ocasiones, "desaparecía" por jornadas completas sin que nadie supiera dónde estaba, aunque lo sospechaban. Incluso, en alguna oportunidad, consiguió ganar grandes sumas de dinero: hasta 250 mil dólares.

Sus registros muestran que era un piloto que llegó a tener dos avionetas propias. Incluso, en los 80 trabajó para la industria militar aérea en Lockheed Martin. No estaba mal económica ni financieramente. Además de su inclinación por las grandes apuestas, a Paddock también le gustaba jugar golf, donde los vecinos lo vieron en los últimos días.