Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

Texas1PrincipalUna estela de violencia siguió a Devin Patrick Kelley después de graduarse de la secundaria. Las autoridades afirman que Kelley abrió fuego el domingo dentro de la Primera Iglesia Bautista de Sutherland Springs, Texas, en donde mató a 26 personas y dejó heridas a otras 20.

Redacción: Agencias

 

 

En Nuevo México, Kelley se enlistó en la Fuerza Aérea y dos años después se le realizó una corte marcial por maltratar a su esposa y, según reportes, golpear a su hijo tan fuerte que le fracturó el cráneo. En Colorado, fue acusado de crueldad animal después de que alguien lo vio golpeando varias veces a un perro. Y en Texas, la policía visitó la casa de sus padres después de que su novia le dijo a un amigo que él abusaba de ella.

De acuerdo con la investigación, Kelley ingresó a la pequeña iglesia durante la misa, enfundado en vestimenta de tipo militar negra y con un fusil de asalto en las manos. Abrió fuego mientras caminaba por el pasillo central, disparándoles a las personas que no tenían manera de escapar.

Las autoridades han dicho que la suegra del sospechoso asistía a la iglesia y que él la había enviado mensajes de texto amenazándola. Los padres de Kelley y otros familiares no respondieron a varios mensajes de The Associated Press en busca de comentario. Pero de acuerdo con funcionarios militares y autoridades en tres estados, Kelley, de 26 años, tenía un historial de amenazar a seres queridos.

Originario del New Braunfels, un suburbio de San Antonio, Kelley se graduó de la secundaria en 2009, de acuerdo con una portavoz distrital. Al siguiente año se enlistó en la Fuerza Aérea y fue asignado a la base Holloman en Nuevo México, en donde tenía la responsabilidad del traslado de pasajeros, cargamento y artículos personales en un transporte militar.

Kelley fue sometido a una corte marcial en 2012 debido a las acusaciones de que abusó de su esposa y un menor, de acuerdo con la portavoz de la Fuerza Aérea, Ann Stefanek. Según documentos de la corte marcial que difundió el lunes la Fuerza Aérea, Kelley fue acusado por intentar asfixiar, jalarle el cabello y patear a su esposa. También golpeó al menor en la cabeza y el cuerpo, según los documentos. El ex fiscal principal de la Fuerza Aérea, Don Christensen, dijo a The New York Times que Kelley fracturó el cráneo del menor.

Kelley también fue acusado de apuntarle a la mujer con un arma cargada y con un arma no cargada, según documentos de la corte marcial, pero se declaró inocente de esas acusaciones y fueron “retiradas y desechadas con prejuicio después de la imputación”.

Fue sentenciado a 12 meses en aislamiento y terminó por ser removido del ejército con una baja por mala conducta y una reducción de rango.