Imprimir
Visto: 582

CoreaTrumpPrincipalEl presidente de Estados Unidos, Donald Trump, inició su visita de dos días a la península coreana caminando entre armas pero expresando su optimismo sobre la paz.

Redacción y foto: Agencia AP

 

Todos sus pasos serán seguidos muy de cerca a ambos lados de la zona desmilitarizada de Corea.

Trump ha lanzado repetidas advertencias combativas a Pyongyang, instando al gobierno norcoreano a abandonar su programa nuclear.

Sin embargo, cuando comenzó su visita a Corea del Sur a apenas tres docenas de millas de la fortificada zona desmilitarizada, mostró un tono diferente y más esperanzado.

“Siempre se resuelve. Tiene que resolverse”, declaró.

Su declaración estaba en la misma línea que un tuit que había publicado unas horas antes, cuando salió de Japón hacia Corea del Sur, la segunda parada en su larga gira asiática.

El viaje está centrado en presionar al mandatario norcoreano Kim Jong Un para que abandone su programa armamentístico.