Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Sully, el perro fiel de George W. Bush, levantó su pata y juramentó para cumplir nueva misión en Centro Médico

Sulli2Principal


Sully se embarcó en un nuevo trabajo para ayudar a los veteranos estadunidenses discapacitados y a los miembros del servicio activo.

Redacción: lanacion.com     Foto: milenio.com

 

Sully ya tiene un nuevo empleo, comenzó a trabajar con la Marina de Estados Unidos en el Centro Médico Nacional Militar Walter Reed, en las afueras de Washington. Sully fue protagonista el año pasado cuando se hizo viral una foto en la que se lo veía recostado a centímetros del ataúd de Bush en el Capitolio de los Estados Unidos.

El labrador fue designado para ocupar el segundo puesto en la categoría de personal de hospital. El evento se pudo seguir en vivo a través de una transmisión en Facebook.

"Tu nombramiento como suboficial en la Marina de Estados Unidos te convierte en heredero de una larga y orgullosa tradición de liderazgo naval", expresó un vocero de la Marina en la ceremonia en Bethesda, Maryland, antes de colocarle un nuevo "uniforme militar". 

El uniforme consiste en un chaleco que representa al equipo de perros del centro médico. Sally1Principal

La mascota que compartió los últimos años del expresidente, y padre de George W. Bush, debió prestar juramento, como cualquier otro empleado militar. "¿Afirma o jadea como miembro de un hospital en la Marina de Estados Unidos que apoyará, consolará y curará a los guerreros y sus familias, en servicio activo y retirados? ¿Qué abrazará a nuestro personal y que tendrá un amor incondicional y consuelo, especialmente en los días atareados? ¿Qué acepta esta obligación libremente, sin ninguna promesa de golosinas o caricias en la barriga y que cumplirá fielmente los deberes de brindar alegría, amor y cuidado a nuestros soldados, marineros, aviadores, marines y sus familias?".

El ladrido de Sully fue tomado como un sí, y de esa forma se unió al programa de perros del centro médico, y cuyas tareas incluirán reducir el estrés y aumentar el bienestar entre los pacientes y el personal.

Llamado así por Chesley "Sully" Sullenberger, el piloto que aterrizó el vuelo 1549 de US Airways en el río Hudson de Nueva York, el perro fue asignado a Bush a través de una solicitud en su nombre tras el fallecimiento de la exprimera dama Barbara Bush.

"Cuando recibimos la solicitud del presidente Bush, sabíamos que necesitábamos encontrar un perro que fuera superadaptable, porque el presidente viajaba mucho y recibía muchos visitantes", expresó a CNN Brad Hibbard, director de programas de Guide Dog Foundation for the Blind/America's VetDogs.

Sully fue la opción inmediata. "Sabíamos que era el perro adecuado para el trabajo, especialmente porque el señor Bush era mayor y estaba en una silla de ruedas. Necesitaba un perro que también lo ayudara con las tareas diarias", explicó.