Twitter Facebook    

logo1

Director General de IICA, Manuel Otero integra red de apoyo a la Cumbre de Sistemas de Alimentos de la ONU

IICA ONU1Principal

La Enviada Especial del Secretario General de la ONU para la Cumbre de Sistemas Alimentarios 2021, Agnes Kalibata, invitó al Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero, a integrar la Red de Campeones de Cumbres, una de las cuatro principales estructuras de apoyo al encuentro que busca sentar las bases para una transformación positiva en la forma de producción y consumo de alimentos.

Redacción: con información https://iica.int/es/

La Cumbre de la ONU sobre Sistemas Alimentarios se celebrará en octubre próximo y en su fase de preparación, como miembro de la Red de Campeones de Cumbres, el Director General del IICA representará a los sectores agrícola y rural de América del Norte, América Latina y el Caribe.

Se espera que la cumbre convocada por el Secretario General de la ONU, António Guterres, acuerde nuevas y audaces acciones para lograr avances en los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible), cada uno de los cuales depende de sistemas alimentarios más saludables, sostenibles y equitativos.

“Dado su liderazgo en esta área, particularmente como Director General del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), ha sido nominado por la Red de Campeones de Cumbres para representar a los sectores agrícola y rural de América del Norte, América Latina y el Caribe como campeón de los sistemas alimentarios para la Cumbre. Esta es una de las cuatro principales estructuras de apoyo de la Cumbre. Esperamos que se convierta en una coalición amplia e inclusiva para la transformación de los sistemas alimentarios del mundo mediante una acción coordinada antes, durante y después de la Cumbre”, expresó en una misiva a Otero la Enviada Especial del Secretario General de la ONU.

Kalibata declaró también que espera que la Cumbre se beneficie del pensamiento y las contribuciones del Director General del IICA, del organismo hemisférico especializado en desarrollo agropecuario y rural y de sus redes profesionales.

Otero, por su parte, se sintió honrado por el reconocimiento de la organización de la Cumbre al papel del IICA en el desarrollo agrícola y rural de las Américas a lo largo de los años y celebró “el enfoque transformador e inclusivo que se está adoptando para forjar un mundo más colaborativo y sostenible”.

En la misiva donde comunicó a la Enviada Especial del Secretario General de la ONU su aceptación para integrarse a la Red de Campeones de Cumbres, Otero se refirió a la importancia de asegurar que las perspectivas que aporte en el proceso consultivo hacia la realización de la Cumbre “reflejen con precisión las necesidades prioritarias de los 34 Estados Miembros del IICA en las Américas”, algo que, precisó, “mejorará las perspectivas de emprender acciones que conduzcan al logro de resultados óptimos para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030”.

En este marco, el objetivo del IICA es organizar una discusión conceptual y política que contribuya a la Cumbre desde la perspectiva de la agricultura de la región.

Esta contribución, que será resumida en un documento, se desarrollará con la plena participación de todos los actores clave del sector y contará con el apoyo de los ministros de Agricultura de los Estados Miembros. La Junta Interamericana de Agricultura (JIA), máximo órgano de gobierno del IICA que integran los ministros de Agricultura de las Américas y sesionará en la primera semana de septiembre, será el gran espacio para la convergencia de ideas de los países de las Américas.

Se espera que en la Cumbre se involucren los más altos niveles de liderazgo político global. Su proceso preparatorio ha convocado a la discusión a actores clave del mundo de la ciencia, los negocios, las políticas, la salud y el mundo académico, así como a agricultores, pueblos indígenas, organizaciones juveniles, grupos de consumidores, activistas ambientales y otras partes interesadas.

Esa visión amplia busca asegurar que los acuerdos que se alcancen reflejen todas las posiciones y al mismo tiempo sean posibles de implementar, de manera que se logren cambios tangibles y positivos en los sistemas alimentarios del mundo.

Desde el IICA se viene abogando en la necesidad de que el proceso consultivo hacia la Cumbre tenga la plena participación de productores agropecuarios y otros actores clave de las cadenas productivas y, en sintonía, se insiste en la importancia de que la ciencia sea un insumo fundamental en la formulación de las políticas públicas para el sector agropecuario y rural, remarcando la necesidad de tener una mirada positiva respecto al papel de la actividad agropecuaria en el proceso de enfrentamiento y mitigación del cambio climático.

El Hemisferio Occidental tiene un papel estratégico en el proceso de transformación de los sistemas agroalimentarios dado que es uno de los garantes de la seguridad alimentaria global, además de ser el mejor dotado en términos de nuevos recursos de calidad que puedan ser incorporados a la producción, como tierras y aguas.

Además, la agricultura juega un papel estratégico en la economía de muchos de los países de la región, no solo como fuente de exportaciones, sino también – y fundamentalmente – como generador de empleo, y para la inclusión social y la reducción de la pobreza. Ese papel preponderante ha sido robustecido por la pandemia de Covid-19, que desafía la seguridad alimentaria global debido a sus efectos económicos.

“Se deben reconocer los imperativos globales que movilizan a la Cumbre, pero a nivel regional, y particularmente en el caso de los países de América Latina y el Caribe, las transformaciones sostenibles sólo pueden venir de estrategias dirigidas a hacer un mejor uso del inmenso potencial subutilizado de su riqueza en recursos naturales y biodiversidad, haciendo un pleno y efectivo uso de todas las oportunidades que en la actualidad ofrecen los avances en la ciencia y la tecnología”, consideró Otero.

Fuente: https://iica.int/es/