• tse
  • tse
  • tse
Twitter Facebook    

 

                         690x85-01

logo1

Hondurasssss1PrincipalTegucigalpa.-  El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, estaba a un paso de ganar el lunes su reelección tras un demorado y controvertido conteo que ha llevado a la oposición a gritar fraude y a convocar a protestas callejeras, desafiando un toque de queda decretado para evitar la violencia.

Redacción: agencia Reuters

El mandatario, del centroderechista Partido Nacional y cercano a Estados Unidos, obtuvo el 42.98 por ciento de los votos en los comicios de hace una semana frente al 41.39 por ciento de los sufragios del opositor Salvador Nasralla, según el conteo final del árbitro electoral.

El resultado final de los comicios del 26 de noviembre se espera para después de acabado el lapso de impugnaciones el miércoles, pero la autoridad electoral no ha dado una fecha precisa para proclamar al ganador.

De ratificarse los datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Hernández lograría un pase para gobernar por cuatro años más, mientras la alianza seguía insistiendo el lunes en que hubo fraude que le arrebató el triunfo a Nasralla, quien vio su sorpresiva ventaja inicial de cinco puntos evaporarse.

Pero el presidente de 49 años expuso este lunes que el país pudo constatar que la última parte del proceso electoral, el recuento especial de unas mil actas, terminó "sin ningún contratiempo".

Hernández, cuyo Gobierno decretó el estado de sitio el viernes tras las violentas protestas por el cambio de tendencia en los resultados, dijo que rechazaba los hechos vandálicos y llamó a todos los sectores a "seguir construyendo una nueva Honduras".

Poco después, Nasralla -líder de la coalición Alianza de Oposición contra la Dictadura- volvió a cargar contra el árbitro electoral, que asegura está controlado por Hernández, a quien acusa de gobernar como en una dictadura.

"En Honduras ganó la Alianza de Oposición y se acabó la dictadura...  Este ya no es un régimen legítimo... por lo tanto se puede esperar que el pueblo reaccione como más le parezca, ayer fueron a las calles".

El coordinador de la coalición opositora, el depuesto expresidente izquierdista Manuel Zelaya, reiteró que durante el proceso se hicieron trampas, incluyendo la paralización en la transmisión de datos y caídas en los sistemas de TSE.

"Aquí hay un fraude montado y tenemos que luchar hasta vencerlo cueste lo que cueste. No vamos a dejar que nos roben la elección", agregó el político, un cercano aliado del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Miles de personas marcharon el domingo por las calles de Tegucigalpa y otras ciudades hondureñas para expresar su descontento por el rumbo de la elección. En los últimos días hubo algunos saqueos de tiendas y actos de vandalismo.

El portavoz de la Policía Nacional, Jair Meza, comentó que el domingo dos efectivos que patrullaban una zona del este del país fallecieron cuando fueron atacados.

Y dos manifestantes fueron asesinados en la capital en la madrugada, dijeron sus familiares, aunque las autoridades no confirmaron las muertes. Más de 1,300 personas han sido detenidas desde que se decretó el toque de queda, según cifras oficiales.

La oposición ha llamado a nuevas protestas el lunes, en medio de la suspensión de garantías constitucionales y el toque de queda decretado por el Gobierno de Honduras el viernes para frenar la violencia generada tras los comicios.

La coalición opositora reclama por un cambio de tendencia en los cómputos iniciales luego de una larga pausa en el recuento hace unos días, tras la cual Hernández sorpresivamente consiguió una ventaja sobre Nasralla, quien llevaba la delantera por cinco puntos con entonces el 57 por ciento de las mesas computadas.

La Alianza pide que sean revisadas 5,174 actas que aseguran no fueron transmitidas la noche del domingo y que daban clara ventaja a Nasralla, una estrella de TV de 64 años, que llamó el domingo a las bases de las fuerzas armadas a que se rebelaran contra sus superiores.

Add a Comment

TrumpCongresistasPrincipalTuits de Trump por la investigación sobre Rusia generan advertencias de legisladores.

Redacción y foto: agencia Reuters

Washington. - Una serie de tuits de Donald Trump sobre la investigación a los contactos entre su campaña presidencial del 2016 y Rusia generó preocupación el domingo entre legisladores demócratas y republicanos, y el senador Lindsey Graham informó que el mandatario estadounidense podría estar poniéndose en "riesgo".

"Simplemente le diría esto al presidente: Hay una investigación criminal en curso", afirmó Graham en el programa de CBS "Face the Nation". "Tuiteas y comentas sobre investigaciones criminales en curso bajo tu propio riesgo", agregó el senador republicano.

El domingo por la mañana Trump escribió en Twitter que nunca le pidió al exdirector del FBI James Comey que dejara de investigar a Michael Flynn, exasesor de seguridad nacional del mandatario, una declaración que contradice la descripción de los hechos que brindó Comey.

"Nunca le pedí a Comey que dejara de investigar a Flynn. Solo más noticias falsas cubriendo otra mentira de Comey!", escribió Trump el domingo en Twitter.

Ese tuit sucedió a otro del sábado en el que Trump dijo "Tuve que despedir a General Flynn porque él le mintió al vicepresidente (Mike Pence) y al FBI".

Expertos legales y algunos legisladores demócratas dijeron que si Trump sabía que Flynn mintió al FBI y luego presionó a Comey para que no lo investigara, eso podría reforzar una acusación de obstrucción a la justicia.

El abogado de Trump, John Dowd, dijo en una entrevista con Reuters que él había redactado el tuit y dijo que prepararlo había sido un "error". "Asumiré la responsabilidad", declaró Dowd.

La serie de tuits vino tras un dramático giro en el caso el viernes, cuando Flynn se declaró culpable de mentirle al FBI y acordó cooperar con los fiscales para ahondar la investigación sobre los contactos entre el círculo interno de Trump y Rusia antes de que el mandatario asumiera el cargo.

La senadora Dianne Feinstein, la demócrata de mayor rango en la Comisión Judicial del Senado, dijo que cree que las acusaciones en la investigación hasta el momento y los "tuits continuos" de Trump sugieren un caso de obstrucción a la justicia.

Add a Comment

EmperadorTokioPrincipalTOKIO. El emperador Akihito, quien ha pasado gran parte de sus casi tres décadas en el trono de Japón buscando aliviar las heridas de la Segunda Guerra Mundial, dejará el cargo el 30 de abril de 2019, en la primera abdicación de un monarca japonés en casi dos siglos.

Redacción y foto: Agencia Reuters

El Consejo Imperial de 10 miembros, integrado por legisladores, miembros la realeza y jueces de la Corte Suprema y liderado por el primer ministro Shinzo Abe, acordó la fecha el viernes.

Akihito, quien cumplirá 84 años el 23 de diciembre y ha sido sometido a una operación cardíaca y a tratamiento por cáncer de próstata, informó en inusuales declaraciones el año pasado que temía que la edad le dificultara cumplir sus obligaciones.

Será sucedido por su heredero, el príncipe Naruhito, quien tiene 57 años.

"Esta es la primera abdicación de un emperador en 200 años y la primera bajo la Constitución (de la posguerra)", dijo Abe a periodistas después de anunciar la recomendación. "Siento una gran emoción porque hoy la opinión del Consejo Imperial fue decidida sin problemas y se dio un gran paso hacia la sucesión", agregó.

El gabinete aún tiene que firmar la decisión sobre la fecha, algo que seguramente hará la semana próxima.

Alguna vez considerado divino, el emperador de Japón es definido en la Constitución de la posguerra como un "símbolo del Estado y de la unión del pueblo", pero no tiene poder político.

Akihito, junto con la emperatriz Michiko, ha pasado mucho tiempo abordando el legado de la Segunda Guerra Mundial y consolando a las víctimas de desastres u otros infortunios. El emperador es ampliamente respetado por el japonés promedio.

Add a Comment

HondueleccionesPrincipalLa policía de Honduras disparó gases lacrimógenos el jueves contra manifestantes que lanzaron piedras tras un controvertido recuento de las elecciones presidenciales que podría prolongarse hasta dos días más, lo que agravaría la crisis política en la nación centroamericana.

Redacción y foto: Agencia Reuters/Tegucigalpa

Tanto el presidente de centroderecha, Juan Orlando Hernández, como su rival Salvador Nasralla, una estrella de TV de 64 años, se proclamaron ganadores de la votación del domingo.

Un primer recuento favoreció al opositor con cinco puntos de ventaja con el 57 por ciento de las mesas computadas, pero luego de una pausa de un día y medio de forma repentina y sostenida se inclinó hacia el presidente.

En una lucha encarnizada, Hernández, que busca la reelección con su Partido Nacional de centroderecha, obtenía el jueves el 42,92 por ciento de los votos frente al 41.42 de Nasralla, que representa a una coalición amplia que aglutina corrientes conservadoras y de izquierda, con el 94,31 por ciento de las mesas escrutadas, según el Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Ante la criticada demora del recuento, el presidente del TSE, David Matamoros, aceptó el jueves por la noche los pedidos de observadores internacionales y el principal grupo empresarial de Honduras, y dijo que el tribunal contabilizaría los votos de unas 1.031 mesas receptoras pendientes que mostraban irregularidades.

Este recuento se completará en hasta dos días, y le permitirá al tribunal declarar un ganador definitivo con el 100 por ciento de las mesas procesadas, dijo Matamoros, quien había pedido disculpas el miércoles a los hondureños por lo que llamó un fallo en los sistemas.

Pero uno de los magistrados del tribunal, Marcos Lobo, dijo el jueves a Reuters que se debería hacer una auditoría externa e independiente de los resultados porque consideró al supuesto fallo como algo "extraño" y que "genera dudas".

"El resultado tendrá que verificarse. El tribunal había garantizado que el sistema no iba a fallar", dijo a Reuters el funcionario, que el lunes había asegurado que Nasralla tenía una tendencia irreversible y era prácticamente el ganador.

Partidarios del candidato opositor bloquearon algunas calles en varias zonas del país, hicieron barricadas y quemaron llantas como protesta por el nuevo resultado de la elección.

Al menos nueve personas resultaron heridas en protestas en la capital, Tegucigalpa, al igual que dos policías y un soldado, dijeron los servicios de emergencia. Seis de las nueve personas lesionadas tenían heridas por disparos de bala.

El partido de Nasralla, Alianza de Oposición contra la Dictadura, divulgó una carta enumerando lo que considera una serie de delitos electorales cometidos por el TSE.

"Reiteramos que bajo estas condiciones no aceptaremos resultados emitidos por un sistema electoral espurio que pone en riesgo la legalidad" del proceso comicial, dice la misiva dirigida a embajadores, el consejo permanente de la OEA y la misión de la Unión Europea.

"Denunciamos acciones de FRAUDE del TSE y proponemos acciones INMEDIATAS de transparencia mientras tanto NO reconocemos resultados", dijo el candidato en su cuenta de Twitter.

Más temprano en Twitter, Nasralla llamó a sus seguidores a manifestarse pacíficamente. "No se dejen provocar por activistas de JOH (Juan Orlando Hernández)".

Y Hernández, de 49 años, pidió a los hondureños esperar con calma y en paz el escrutinio y respetar el resultado.

"El presidente ya dijo que se deben contar todas las actas. Que se haga ese proceso y se comprobará que los nacionalistas ganamos las elecciones. No tienen que estar haciendo esos relatos en las calles, bloqueando las calles", dijo a Reuters Deisy Molina, una ama de casa de 45 años.

Aunque el miércoles ambos candidatos firmaron sendos documentos ante la Organización de Estados Americanos (OEA) comprometiéndose a respetar el resultado una vez contabilizados todos los votos, el acuerdo quedó en el aire después de que el opositor dijo que le intentaron tender "una trampa".

Add a Comment

Mela1PrincipalLa primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, optó por una decoración más tradicional para su primera Navidad en la Casa Blanca, agregando unos cuantos toques a la decoración estándar.

Redacción y foto: Agencias 

 

 

Este año hay guirnaldas colgando en el exterior de cada ventana. Otro toque fueron las relucientes ramas invernales en un pasadizo del ala este de la residencia, que guía a los invitados hacia un árbol con el ornamento navideño oficial de la familia Trump: una lámina redonda y dorada que destaca el escudo de armas presidencial rodeado de una guirnalda de acebo.

La tarjeta de Navidad de la familia está enmarcada y a la vista. "Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo", dice la tarjeta firmada por el presidente Donald Trump, la primera dama y Barron, su hijo de 11 años.

La decoración estándar de Navidad incluye un abeto de unos 5,5 metros (18 pies) en el lugar donde es puesto normalmente, en la Sala Azul, con ornamentos que llevan el sello de cada estado y territorio estadounidense.

La tradicional casa de jengibre, de unos 160 kilos (350 libras) y que representa a la Casa Blanca fue colocada este año para que sea la misma vista que se ve desde el sur.

"¡La decoración está lista!", tuiteó la primera dama el lunes por la mañana. "¡@WhiteHouse está lista para celebrar! ¡Les deseo una Feliz Navidad y alegre temporada de fin de año!".

Add a Comment