Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

La alcachofa rica en calcio, fósforo, hierro y zinc, magnífica para la salud

Alcachofa1PrincipalLa alcachofa es magnífica para la salud y consumirla puede brindarte más beneficios de los que te imaginas. Entérate aquí, de las bondades de esta hortaliza, ayuda hasta bajar de peso, para que mantengas la línea.

Redacción

La alcachofa es una excelente fuente de calcio y fósforo, aunque también contiene otros minerales como potasio, hierro, magnesio y zinc. Entre las vitaminas destaca la presencia de vitamina B1 además de pequeñas cantidades de vitaminas C, B3, B5 y B6.

Entre sus beneficios destaca su acción depurativa y de eliminación de sustancias de deshecho del organismo siendo una excelente verdura para el hígado y para eliminar las grasas y el colesterol. Estimula la producción de bilis y elimina grasas.

Sus propiedades digestivas la hacen ideal para tratar enfermedades como el ácido úrico, el reuma y los problemas de cálculos en la vesícula biliar. Sin duda, limpia y mejora tu salud.

Su alto contenido en fibra ayuda a regular el estreñimiento, pero curiosamente también las diarreas. Es uno de los mejores vegetales cuando se lleva a cabo una dieta de reducción de calorías.

Tiene propiedades diuréticas, elimina la retención de líquidos del cuerpo y de toxinas, lo que la hace perfecta para tratar dolencias de gota, de artritis, enfermedades hepáticas, problemas circulatorios, y para reducir grasas en caso de obesidad.

Combate el colesterol y regula la tensión alta

Otra de las bondades de la alcachofa es que alivia las molestias del estómago y existen incluso estudios que demuestran que, gracias a los ácidos cafeico, pantoténico y los flavonoides que contiene, ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer.

Si para estas vacaciones, quieres disfrutar de todos estos beneficios y del sabor inigualable de la alcachofa, pero mantenerte lejos de la cocina puedes rendirte al caldo ecológico de alcachofa de Aneto. Este caldo saciante te ayudará a cuidarte y nutrirte, pero siempre con una sensación de ligereza que es lo que más nos pide el cuerpo en verano.

Es una auténtica inversión para tu salud que tu cuerpo agradecerá, pero, además, sin quitarte tiempo y es que este caldo se puede tomar con cuchara o se puede beber con lo que nos permite tener la comida lista en un instante o disfrutar de un fresco y sano bocadillo cuando nos llega el hambre.