Twitter Facebook    

logo1

La ansiedad en los pequeños del hogar, preste atención

AnsiedadNiños1PrincipalLos niños también pueden sufrir trastornos de ansiedad. El trastorno de ansiedad generalizada (TAG) es un trastorno mental donde a menudo, el niño está preocupado o ansioso por muchas cosas y siente que tiene dificultades para controlar la ansiedad.

Redacción: Valentina Cáceres           Foto: Archivo EP

La ansiedad es un estado de agitación del ánimo, de perturbación, una angustia que un niño no puede controlar y que termina afectándole el comportamiento.

Algunas actitudes que muestran los niños que experimentan ansiedad son encerrarse en su mundo, negarse a comunicarse y al mismo tiempo, realizan berrinches o conductas agresivas.

Según el portal del sitio guía infantil.com los síntomas más comunes de la ansiedad en los niños comienzan con taquicardias y nerviosismo. Es decir, experimentar latidos rápidos del corazón, que vuelve cada actividad que se realiza más lenta.

Las causas de la ansiedad infantil pueden ser muchas, algunas de ellas tienen que ver con pasar demasiado tiempo viendo televisión o el celular y tener poco tiempo para moverse físicamente.

En los últimos meses debido a la pandemia generada por COVID-19, los infantes han limitado su capacidad de realizar actividades al aire libre que permitan liberar energía y estrés.

Algunos niños, dependiendo de las edades, presentan diversos síntomas de ansiedad. El sitio desansiedad.com habla sobre estos, por ejemplo, la dificultad para respirar, tener sudoración excesiva, experimentan mareos, pues el cerebro sufre un déficit de oxígeno causando dolor de cabeza.

Otra de las causas de la ansiedad, es no tener un orden en realizar rutinas diarias, es decir que los niños vivan en constantes cambios que afecten sus horarios de sueño y alimentación.

Es importante que, ante cualquier síntoma explicado anteriormente, se debe consultar con un especialista. Según los expertos se pueden utilizar técnicas de relajación que tienen que ver con el manejo de la respiración.  

Asimismo, es importante entablar relaciones de amistad y de comunicación. Hacerle saber al niño o niña lo que está pasando, sobre todo, saber escuchar los cuando quieran conversar y tengan algún problema.

Fuente: guíainfantil.com/desansiedad.com