Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Jorge Drexler: "Iberoamérica es el gran regalo que me hizo la música"

Drexler1PrincipalEl cantante uruguayo se suma a la campaña "Diferentemente Iguales". Una gira que le devuelve constantemente a su gran territorio, Iberoamérica, región que desde noviembre de 2016 visita ya como Embajador Iberoamericano de la Cultura.

Redacción y foto: Agencia EFE

Madrid.- Jorge Drexler saca la guitarra en cuanto tiene ocasión, se reconoce un obseso de la métrica y resuelve humilde que Iberoamérica ha sido "el gran regalo" que le hizo la música.

En una entrevista con Efe, el cantante uruguayo cuenta cómo acaba de lanzar una invitación a un "juego" con el escritor cubano Alexis Díaz-Pimienta para que sus seguidores escriban décimas, estrofas de diez versos en octosílabos, con el lema de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), "Diferentemente Iguales".

"Es uno de los ejes métricos naturales de nuestra lengua, aparece en nuestra manera de estructurar las frases y nuestro pensamiento", indica el guitarrista.

La décima muestra que "además de mantener esa estructura métrica igual en todos los lados, es musicalizada y tratada de manera de manera melódica diferentemente en cada uno de los territorios en que se practica, así es que es igual, pero es diferente".

Con años en Madrid, le piden en Brasil que cante en español, a pesar de que habla portugués y tenga versiones en esa lengua de algunas de sus canciones más conocidas, para los seguidores de un país poco abierto a los artistas latinos.

"Es muy difícil entrar en Brasil cantando en español, tengo versiones de mis canciones en portugués pero ellos quieren escucharlas en español, es un signo de apertura que me alegra y es una alegría comunicarme en mi idioma".

Inmerso en una gira con el disco Salvavidas de Hielo, que le está llevando por lugares como Medellín (Colombia), las Islas Canarias (España) o Buenos Aires, reconoce que este tipo de giras implican mucha dedicación y disciplina, pero también "un desgaste muy grande.

"No me puedo quejar, hace ya muchos años que me siento cómodo y muy contento con cómo mi trabajo y mi carrera se desarrollan, pero esto va varios pasos más allá", adelanta.

Una gira que le devuelve constantemente a su gran territorio, Iberoamérica, región que desde noviembre de 2016 visita ya como Embajador Iberoamericano de la Cultura.

"Me siento muy orgulloso de que me hayan nombrado embajador, aunque siempre añado que no tengo ninguna formación diplomática, más que un embajador soy un paseante y un tendedor de puentes", insiste.