Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Feliz Año Nuevo, recibimos 2018 con grandes expectativas, gracias a nuestros lectores

Editorial1Principal


Que este nuevo año traiga un cargamento de buenos deseos para todos los salvadoreños: nuevas esperanzas, anhelos, propósitos y una excelente actitud para asumir nuevos desafíos para cumplir metas trazadas y proyectos que serán de gran bendición para nuestras familias y el país. Dios abrirá grandes caminos para tu vida...

Por: Milady Cruz, Directora- Fundadora Diario El Periodista

Iniciamos este Nuevo Año 2018, con grandes expectativas para desarrollar con nuestro medio de comunicación digital emprendedor, el cual lleva tres años y cuatro meses de estar al aire, llevando noticias positivas a nuestros lectores y trabajando bajo un enfoque de Periodismo de Paz. 

Diario El Periodista nace bajo la visión de generar un contenido positivo, destacando historias de mujeres y hombres que están generando un impacto trascendental en El Salvador y donde muchos de ellos, son invisibilizados, porque apremia más la noticia que genera morbo, conflicto, controversias, hasta incitar temor en la población, no cabe duda, una noticia negativa siempre terminará contaminando el entorno. MAKEUP 20170821063502 save

Por eso nuestro compromiso es diferente y aunque nos ha costado mucho trabajo emprender, nos hemos llenado de valor y carácter para sacarlo adelante. Es un proyecto que no solo ha costado levantarlo después de varias caídas, también nos ha costado lágrimas, un proceso de dolor, que nos ha llevado a fortalecernos más y creer que solo Dios ha sido el único que ha mantenido vivo este sueño, porque hay esperanzas de seguir contribuyendo al país, siendo fuente de bendición e inspiración para otros.

Queridos lectores:

Cuando tomé la decisión de emprender este proyecto llamado Diario El Periodista, mi panorama era incierto, estaba llena de muchos temores porque no sabía cómo me iba a ir, sobre todo porque soy mujer y en nuestro rubro profesional, los medios de comunicación han sido dirigidos solo por hombres. Con mucha humildad escribo, somos contadas las mujeres periodistas, quienes hemos tenido el suficiente valor para liderar un medio y romper esos esquemas, quebrar el molde, el techo de cristal… eso significa que sí tenemos capacidad de hacer las cosas bien y solo esto es un reto.

Cada mujer trae en sus venas ese espíritu emprendedor y cuando iniciamos algo, difícilmente nos detienen, pero ni las adversidades que vivimos, por eso amo este proyecto, que ahora es un sueño hecho realidad, lucho cada segundo, cada minuto para verlo fortalecido, Diario El Periodista es como mi tercer hijo. Hemos pasado fuertes dificultades, pero seguimos vivos, porque operar con capital cero no ha sido fácil-  (como decía mi amada abuelita: “coyol quebrado, coyol comido”)- como tampoco ha sido fácil ganarse la confianza del lector de la noche a la mañana, poco a poco lo hemos logrado.

Nos quedamos cortos al expresarles solo gracias a nuestros lectores, les debemos mucho, les debemos lo que somos ahora como medio, hemos alcanzado en redes sociales más de 35 mil seguidores orgánicos, por eso cuidamos nuestra imagen, no generando conflicto, ni celebrando el dolor ajeno, sino construyendo una nueva historia del periodismo digital, sin necesidad de atropellar la dignidad de nadie, primero porque los periodistas también somos seres humanos y en segundo lugar porque no tenemos derecho de pisotear la integridad de nadie. Informamos con base a los hechos, no haciendo de la noticia un show, sino informando con responsabilidad.

Y lo más importante, no respondemos a una ideología política, porque con todos hemos trabajo con madurez profesional, somos un medio de comunicación pluralista donde todos los sectores de la vida nacional del país, han tenido un espacio y brindando un servicio informativo con claridad.

Amigos todos:

Cabe resaltar que las mujeres emprendedoras estamos conquistando espacios, en El Salvador, demostrando que somos igual de capaces, convirtiendo el escenario global en un lugar más equitativo, nos hacen sentirnos orgullosas del género, hay tantas mujeres admirables en el país, que han renunciado a sus miedos y han levantado en alto su propia bandera y alzando el vuelo para emprender. Su labor es tremendamente, titánica y eso nos inspira y motiva a seguir adelante.

En algunas ocasiones, los mismos entrevistados, me han preguntado… ¿Es posible desarrollar una carrera profesional en el periodismo siendo, a la vez, madre, estar al frente de todo y no quedarse en el intento? En realidad, ha sido una pregunta muy compleja de responder… sin embargo, tengo bien claro que Dios tiene un lugar muy bajo para las excusas, cuando vas a actuar debes hacerlo de una vez por todas, no a medias y unas de las primicias que he realizado para que Diario El Periodista se mantenga vivo es orar con expectativas altas, para mantener este sueño encendido, la esperanza encendida, porque mi fe es grande.

Para todo hay tiempo, tiempo para reír, para sembrar semilla en tierra fértil, tiempo para recoger lo plantado, tiempo para llorar, amar… mis hijos han sido el mayor soporte y respaldo que he tenido, acompañado del cariño y gran apoyo demostrado de personas extraordinarias, que forman parte de mi sueño, soy una mujer que vive agradecida por todo lo recibido. Ha habido personas maravillosas que me han enseñado con su ejemplo a perseverar, a no bajar la mirada y a buscar en el horizonte una mejor oportunidad para seguir, sin desmayar.

Estimada comunidad de lectores, hemos arrancado un Nuevo Año y solo el hecho de recibirlo con vida al lado de nuestra familia es para estar agradecidos con Dios, con la vida, con esa fe que nos mueve, por eso las expectativas de crecimiento para este 2018, en todas las áreas deben ser grandes.

Este año nuevo que recién iniciamos, dejemos a un lado las diferencias, el rencor, la envidia, el egoísmo, porque eso no nos permite avanzar ni como personas y menos como país… entonces, que uno de nuestros principales compromisos sean: ver con ojos de amor a los demás, a sumar y multiplicar en la vida del que tienes a la par, a enseñarle a ser mejor persona, a empujarlo hacia arriba para que salga adelante y no a meterle zancadilla para que se caiga, a gozarte de su prosperidad, a ser agradecido con la mano que todos los días te da de comer, a servir al otro sin esperar nada a cambio, a eso estamos llamados en lo espiritual y personal. A no dejar de hacer el bien, a no cansarte de hacer el bien. A dejar que sea Dios Padre, quien actúe en tu vida.

El Salvador necesita de mujeres y hombres comprometidos, que tengan temor de Dios, que actúen con madurez, que no olviden sus raíces y que cada día sean mejores personas, dando el ejemplo a la niñez, a los jóvenes, al mundo entero.

Juntos como salvadoreños podemos hacer grandes proezas, nuestros hijos y El Salvador nos necesitan unidos, trabajando bajo una misma visión que es sacarlo adelante, generando mayor confianza, primero entre nosotros, para poder ser luz hacía afuera. Tenemos la capacidad de hacerlo, nadie tiene que venir a enseñarnos, cómo dirigir esta nación, depende de cada uno de nosotros como ciudadanos, contribuir a que tome un mejor rumbo.

No contamines tu presente con el pasado… sé sagaz para discernir lo que debes hacer y cómo lo debes hacer, no dejes de sembrar buenos frutos para que la cosecha sea próspera.

Este Nuevo Año 2018, te invito a que no dejes de pelear la batalla en tu cuarto de guerra, los hombres y mujeres valientes se hacen enfrentando sus temores, sus miedos, porque la valentía nos permite reaccionar, y decirle a la adversidad de frente: “No me rendiré”… "Esfuérzate y sé valiente".

Reitero mis muestras de gratitud, a esas personas especiales que son parte de nuestras fuentes, quienes han creído en nosotros como medio de comunicación digital, gracias por motivarnos a seguir emprendiendo.

Queremos agradecer también a quienes siguen abrazando nuestro emprendimiento y son parte de este importante sueño, personalidades especiales, que generan opinión como Fernando Poma, empresario salvadoreño, a Embajadora de República de China (Taiwán), Florencia Miao-hung Hsie, a mi querida amiga periodista guatemalteca Pilar Nuñez y Mynor Go, especialista en Coaching, al presidente a la Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), José Luis Saca, a Jennifer Barillas, fundadora de la Revista Mpoderate y demás invitados. 

A nuestra comunidad de hermanos salvadoreños que viven en el exterior, muy especialmente a Comité Salvadoreño El Piche, y a su presidente Don Enot Rubio por su apoyo y especial afecto, gracias por abrir puertas de bendición.

Gracias al Señor Alcalde de Los Ángeles, Mayor Eric Garcetti, por el reconocimiento entregado en septiembre de 2017, asimismo, al Ministerio de Trabajo, liderado por una mujer excepcional, licenciada Sandra Guevara, gracias por reconocer nuestro esfuerzo.

Estamos para acompañar todo proyecto exitoso y de beneficio para el país, sin distinción de ideología política, porque creemos en las personas que están trabajando de forma incansable por El Salvador, aplaudimos su entereza y entrega por esta nación.

A mis hijos, gracias por creer en mí como madre y amiga, los amo. A mis colaboradoras Heidi, Jeniffer, Jeannette, Milena... que Dios las bendiga por su esfuerzo y dedicación. A nuestros lectores, mil gracias por su acompañamiento.

¡Feliz Año Nuevo 2018, abundancia y prosperidad, son nuestros sinceros deseos!