Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Taiwán realiza donación de fondo a SICA para fortaler el turismo en Centroamérica

TaiwanPrincipal 7


La Embajada de la República de China (Taiwán) hizo entrega de un fondo que asciende a los USD $375,000, correspondientes al tercer desembolso del proyecto “Fortalecimiento de la Integración y Promoción Turística Centroamericana” para el Sistema de la Integración Centroamericana, SICA.

Redacción: @elperiodista_sv

Fotos: Cortesía 

 

El donativo será invertido en la fase II del proyecto, ejecutado por la Secretaría de Integración Turística Centroamericana (SITCA), y que alcanzado, como principal resultado, la implementación de la Estrategia Regional de Promoción y Mercadeo de Centroamérica en Europa, logrando un incremento en los turistas que visitan la región, así como un impacto positivo en la consolidación y promoción del producto turístico centroamericano. En 2015, los siete países de Centroamérica recibieron a 10.3 millones de turistas; 653 mil más que en 2014, lo que equivale a un aumento sustentado del 7%. Al sumar las cifras de República Dominicana, el total de visitas se eleva a 15.9 millones de turistas.

DiegoLa Doctora de Avilés señaló que esta contribución será de gran utilidad para potenciar esta industria en una región donde el sector turístico se perfila como motor del desarrollo social y económico sostenible que ha mantenido un crecimiento positivo y constante durante los últimos 10 años.

Por su parte, el Embajador Andrea S.Y. Lee reiteró el compromiso de su país en apoyar las iniciativas orientadas al desarrollo sostenible de la región del SICA, en función de trabajar por alcanzar los objetivos marcados en la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas. “El turismo, como industria limpia y sostenible, puede revitalizar las economías nacionales y convertirse en el motor que contribuya a reducir las desigualdades sociales, resaltando la diversidad en la región” aseveró.

El acto de entrega fue presidido por la Secretaria General del SICA, Dra. Victoria Marina de Avilés; el Embajador de la República de  China (Taiwán), Mtr. Andrea S.Y. Lee; la Delegada Presidencial Adjunta ante el SICA del Gobierno de Nicaragua, Gilda Bolt; el Ministro de Turismo de El Salvador, José Napoleón Duarte y la Secretaria Ejecutiva de SITCA, Carla María Bush.

 

Add a Comment

La participación de Taiwán en la lucha por la seguridad sanitaria mundial

taiwanPrincipal 2


Recientemente, el Ministerio de Salud de El Salvador confirmó los primeros casos de leptospirosis; enfermedad infectocontagiosa producida por bacterias y cuyo principal vector de transmisión son los roedores. También confirmó un incremento en los pacientes con influenza A H1N1 y para febrero, de este año, ya se habían reportado más de 4,000 casos de zika.

Por Dr. Tzou-yien Lin, Ministro de Salud y Bienestar Social, República de China (Taiwán)

Esto no sucede solamente en El Salvador. Otros países también han sufrido las secuelas de brotes de padecimientos como ébola, zika, dengue y gripe: Taiwán no es la excepción. En 2015 se confirmó uno de los más graves brotes de dengue desde 1987. También enfrentamos la constante amenaza de las gripes pandémica y estacional.

Sabemos que las enfermedades infecciosas no respetan las fronteras; por eso, Taiwán ha venido cumpliendo con todas sus responsabilidades respecto al Reglamento Sanitario Internacional (RSI). De este modo, busca conservar una visión global y desarrollar iniciativas para mantener las redes sanitarias internacionales más amplias posibles.

Sin embargo, respetar y garantizar el cumplimiento de medidas sanitarias no es suficiente. Hay que unir esfuerzos para poder disminuir los brotes de las enfermedades; por eso Taiwán ha procurado establecer redes de cooperación internacional para ayudar a otros países en dicha labor.

Como respuesta al ébola en África Occidental, en 2014, suministramos 1000,000 equipos de protección personal y aportamos un millón de dólares estadounidenses a los esfuerzos internacionales en la lucha contra esta enfermedad. Desde entonces, hemos organizado talleres de formación dirigidos a trabajadores sanitarios y de laboratorios con el objetivo de mejorar la capacidad para detectar y responder ante el ébola, el MERS, el dengue y el zika, entre otros.

En el caso de América Central y particularmente El Salvador, este año realizamos un proyecto de dos millones de dólares para el “Fortalecimiento del Programa de Vacunación e Inmunización en 45 municipios de El Salvador”. Dicho programa busca mantener la cobertura de vacunación entre el 90 y 95%. A través de este aporte, se lograron más de 170 mil beneficiarios con 681 mil dosis de vacunas.

También acompañamos a El Salvador en sus esfuerzos contra el dengue y el zika. En conjunto con el Ministerio de Salud, pusimos en marcha el “Proyecto Piloto Control biológico de Aedes Aegypti a través de alevines de Tilapia y Chimbolo para Prevención de Arbovirosis” que tiene como finalidad erradicar la propagación y disminuir las enfermedades transmitidas por zancudos tales como dengue, chikungunya y zika en municipios con alto nivel de larvas y mosquitos.

Todo este enfoque multilateral y multisectorial resulta necesario para luchar contra las enfermedades infecciosas pues, no es ninguna novedad que una crisis local puede convertirse con facilidad y rapidez en un problema global.

La salud mundial exige que todas las poblaciones tengan capacidades óptimas para hacer frente a las amenazas que se nos presentan sin importar el país. Taiwán tiene el firme propósito y compromiso de continuar trabajando y fortaleciendo los mecanismos de cooperación bilateral, multilateral y de investigación e involucramiento en los foros internacionales.

De este modo, la participación activa y el esfuerzo de todos garantizará que, la seguridad sanitaria ambiental, nunca más vuelva a tener puntos ciegos letales debido al bloqueo en la comunicación y la falta de transparencia.

Por Dr. Tzou-yien Lin, Ministro de Salud y Bienestar Social, República de China (Taiwán)

Add a Comment

La doble moral, no la pases

generacionEn la teoría del psicoanálisis planteada por Freud, describe la estructura del aparato psíquico humano con tres instancias fundamentales: el ello, el yo y el superyó.

Por: Generación Azul

El Ello es inconsciente y consiste fundamentalmente en la expresión psíquica del instinto y los deseos, es decir los impulsos primarios. El superyó es la instancia moral, enjuiciadora de la actividad del Yo  donde se encuentran los principios y valores que hemos aprendido en el tiempo. Finalmente el Yo que es la instancia psíquica actuante y que aparece como mediadora entre las otras dos, es decir el principio de la realidad.

En estos últimos meses he notado como nos hemos enredado en una doble moral, pareciera que vivimos para ello. ¿Esto es nuevo? Quizás no, pero ahora estamos más expuestos. ¿Aplica para todos? Creo que mayor o menor escala sí, pero cada uno es el encargado de hacer su propia valoración de cuál y en qué condiciones uno es más dominante que el otro.

En las tendencias de Doble Moral, lo que prima es la necesidad de salirnos con la nuestra, de hacer lo que nos conviene. Nos estamos dejando ganar por el instinto primario y olvidamos los valores y principios que de alguna manera nos permiten tomar decisiones más justas.

Pero ¿Cuándo ejercemos la doble moral? En nuestra sociedad hay muchos ejemplos, cito algunos como muestra:

  • Cuando condenamos una ley que nos limita la libre expresión, pero somos incapaces de respetar la opinión de otro si es diferente a la nuestra.
  • Cuando condenamos a los sacerdotes por actos de pedofilia, pero aplaudimos a un pastor infiel y abusivo (esto aplica a la inversa también).
  • Cuando tras el acto de cierta periodista en una rueda de prensa, aplaudimos su valor al preguntar, pero dejamos de notar que en tal situación hay un protocolo que seguir.
  • Cuando hablamos de corrupción y solo nos fijamos en los “grandes” que comenten dichos actos, pero nosotros bien compramos pirateado o de contrabando.
  • Cuando llaman con tanto odio “prostitutas” a las bailarinas de la fiesta del Penal de Izalco, pero usan servicios de escorts o edecanes para saciar sus necesidades.
  • Cuando cierto diputado nos llamó adoradores del demonio por ir a ver a IronMaiden, pero se sienta con los demonios a pactar treguas secretas.
  • Cuando nos llamamos Pro Vida y decimos NO al aborto, pero vemos niños en las calles sufriendo hambre y no somos capaces de ayudarles.
  • Cuando siendo mujer nos hacemos llamar luchonas y feministas, pero deseamos que un hombre nos pague nuestras cuentas y nos mantenga.
  • Cuando van a la vela de un vecino asesinado por las pandillas, pero les sirve de poste o colabora con ellos.
  • Cuando dicen en las entrevistas que el gobierno necesita más recursos para la seguridad y no tienen ni la intención ni la capacidad de elaborar un plan integral que acabe con este flagelo.
  • Cuando dicen que solo les interesa el bienestar del pueblo y a la vez culpan a los empresarios de colaborar con los pandilleros al pagarles la  “renta”, pero no hago nada por reforzar la seguridad con grupos de tarea conjunta en las zonas productivas.
  • Cuando le digo estafa a una iniciativa ciudadana para ayudar a terceros, pero no soy capaz de regalar un pan o algo de comer a un indigente que me pide en la calle.
  • Cuando dices a las amigas Feliz Día de la Mujer solo por convivir, pero no tienes el mínimo respeto por la mujer que es tu compañera de vida.
  • Cuando dices que amas a tus padres y los respetas, pero los tratas como esclavos, niñeros o les hechas en cara cada vez que puedes que los mantienes.
  • Cuando te dices responsable y te enorgulleces de ser madre soltera, pero lo tomas como deporte y tienes varios hijos de diferentes padres.
  • Cuando digo que soy un creyente de Dios, voy a la iglesia o al culto todos los domingos, pero ando en chismes, criticando al prójimo y destilando odio.
  • Cuando me creo el mesías de esta tierra, con derecho a cuestionar a empresarios, pero yo como empresario falto a las mismas reglas.
  • Cuando condeno a Francisco Flores, pero no condeno a Cristiani, Calderón Sol, Funes o Saca. Todos sin excepción tuvieron actuaciones bastante cuestionables.
  • Cuando queremos que haya agua en abundancia pero no somos capaces de plantar un árbol, participar en programas de voluntariado para protección de medio ambiente, y encima la desperdicio cuando cae en lugar de tratarla con respeto.
  • Cuando hablamos de educación y somos incapaces de dar el buenos días o el saludo que corresponda en la calle.

Podría pasar citando ejemplos para que estuvieran entretenidos un par de horas, pero la idea es que en muchos ámbitos hemos perdido el rumbo. Yo estoy realmente preocupada por lo que reflejamos como sociedad, por lo que nuestros nuevos cánones nos dicen que es aceptable, por lo que nuestros hijos ven y replican.

Estamos rodeados de Guasones y Harvey Dent, pero no de Atticus Finch. Nuestros políticos han llegado a un punto de decadencia, en el cual ningún partido nos representa, ni representa en sí mismo una alta escala de valores, independencia e ímpetu que la realidad que vivimos está necesitando.

Dejemos de lado la Doble Moral y comencemos a trabajar en pro de la salvación de nuestra sociedad, nosotros constituimos la base, si nosotros estamos quebrantados, como esperamos tener representantes coherentes. Empecemos por nosotros, prediquemos con el ejemplo.

Add a Comment

¿Qué le puede ganar al amor?

pilar2


Las últimas semanas, he recibido muchos comentarios respecto a la debilidad tan grande que existe dentro de nuestros círculos de relación.  Analizando cada correo, cada mensaje, me pregunte...

Por: Pilar Nuñez

Presentadora Estelar de Noticias

Socia Fundadora #MujeresenConstrucciónGUA

¿Qué le puede ganar al amor? ¿Que nos ha ganado la atención que hemos dejado de sembrar?

Las preguntas para un rápido auto análisis son:

¿Qué piensas de ti?

¿Te afirmas?

¿Qué pensamientos te dominan al despertar?

¿Qué te parece tu entorno?

¿Qué construyes?

¿En quién construyes?

¿Afirmas a tus hijos cada mañana, al despertar les recuerdas la grandeza que existe en su interior?

Sencillamente hemos dejado de sonreír, hemos cedido nuestros espacios, hemos permitido que nuestros pilares se desvanezcan y han llegado otros que aprovechan esos momentos y toman ventaja en nuestras vidas y en la de los nuestros.  Sonreír nos brinda bienestar, tener claros nuestros objetivos nos potencializa, afirmarnos nos da la certeza de la grandeza de nuestro ser.  Quien es capaz de sonreír es capaz de sembrar.  ¿Sabes por qué la delincuencia ha ganado territorio? Porque afirman para ganar.  Preparan con certeza a la persona que va a formar parte de su organización y le hacen ver lo importante que es dentro de ella y cómo sus cualidades encajan perfectamente. 

Sutil y real

Te imaginas si volvemos a aquellos tiempos en los que la familia se sentaba en la mesa a conversar, sin celulares, tabletas o computadoras; compartir y enterarse de lo que pasa en el interior de cada integrante de tu familia, sonreír juntos y sembrar en ellos, hacer la labor que han adoptado los criminales, pero que era tuya y has dejado de lado para atender tus actividades, para luchar con los pensamientos que te dominan desde que abres tus ojos, pensamientos que te alejan de tu esencia y te hacen ausente a los tuyos.  No se trata de familias numerosas o tal vez sólo seas tú en casa, se trata de sembrar porque no hay nada más grande que el amor.  ¡Afirmar! Construir con certeza, recordar su importancia y cómo sus cualidades definen la grandeza.

El gran debilitador de tus pilares es: ¡Hoy no, mejor mañana! ¡Ya no se puede hacer nada! ¡Ya me cansé! ¡No tengo tiempo! ¡Si yo no trabajo así, no comemos! ¡Soy sólo yo en esta vida!

Deja de distraerte con esas frases de acomodo y recobra la conciencia.  Aún estamos a tiempo de construir los grandes valores que nos han hecho inamovibles. El ser humano se ha jactado de tener grandeza pero al primer intento se corrompe, miente y quebranta las bases que jamás debieron ser negociadas.  No es lo mismo actuar en impulso que actuar en conciencia, desde tu esencia, firme, recordando a cada instante los valores, la moral, la ética.

¿Te has dado cuenta que no hay nada más grande que el amor y que aún estamos a tiempo? Construye.

 

Pilar Nuñez

Socia Fundadora de MujeresenConstrucciónGUA

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Add a Comment

Poner la mirada en lo que no está perdido

HuellitasPrincipalEscuchando a Roberto Salomón en la radio, haciendo publicidad para la próxima temporada de teatro, transmite con entusiasmo la  fe que tiene en los jóvenes que participan y asisten a las obras que se desarrollan en las tablas. “Nuestra juventud no está perdida”, agrega. Es perceptible que él decidió girar su vista hacia lo bueno que se puede hacer y se hace en esta tierra.

Por Jennifer Barillas de Arriza

Lectora/Colaboradora

Hay muchas iniciativas que están volviendo su mirada y todas sus energías a cambiar el mundo desde la actitud individual de ayudar al prójimo. Desde Fundación Huellitas, que salva perros abandonados y les busca hogar, salvar tortugas marinas, limpiar la Playa los Cóbanos, ayudar a niños en los hospitales ya sea con una visita, o juguetes; dar una cuota mensual para los hogares que rescatan niños en desnutrición; grupos que dan techos o viviendas para los que no tienen hogar, hasta unidades de proyección social universitarias como Ángeles Voluntarios, de la Universidad Matías Delgado. Todas estas agrupaciones transforman el país y el mundo en un lugar esperanzador. Estas causas sobreviven de personas que no delegan esta oportunidad única de amar al prójimo.

Hay muchos proyectos como necesidades en el país. Y sólo hace falta que cada ciudadano encuentre su espacio donde haga eco su deseo de ayudar y se enfoque a dar un poco de sí mismo, ya sea con tiempo, con dinero, con otro tipo de recursos que aporten a la transformación social.

Incluso, las transformaciones sociales pueden partir desde la vocación que tenemos. Como señala Andrés Oppenheimer en su libro: “Crear o Morir” donde habla del cambio que surgió en la cocina peruana, en cómo se volvió un arte culinario que genera hoy no sólo aporte económico al país sino que ha trascendido fronteras. El chef Gastón Acurio escribe: “La diferencia es que nosotros (él y otros chefs que creyeron en impulsar la cocina local con ingredientes locales), no abrimos un restaurante, sino que generamos un movimiento…. En un movimiento, uno es parte de una actividad. Genera un movimiento económico mucho mayor”.  Y expone el libro cómo mucho de los chefs de esa generación dejaron de usar camarones fuera de temporada de consumo para no dañar el medio ambiente, incluso compartían sus recetas por televisión, en lugar de ocultarlas a la antigua, quedarse con los laureles y enterrar en la tumba la oportunidad de salir al mundo como algo robusto y gigantesco.

Hay nuevas generaciones de empresarios en El Salvador también, como Alfredo Atanacio Cáder, quien fue nombrado emprendedor del año en el 2014. Generó cien empleos en el país. Recuerdo haber leído que contaba Cáder que, durante su etapa inicial se preocupaba por las noches pues no podía pagar servicio de vigilancia para el equipo de computadoras que había instalado en su empresa no fuese robado. Pero se arriesgó, dio un salto de fe y cambió la perspectiva de invertir y dar un voto de confianza al país. Es un  ejemplo que se puede volver la vista hacia lo que no está perdido, sino por el contrario, hacia lo que puede brillar y hacer brillar la vida de cien o más.

Ya sea amando apasionadamente lo que hacemos y buscar en ese ejercicio trascender como sociedad, compartir la luz que ponemos en las tareas que realizamos, compartir nuestros aciertos, éxitos, ideas con aquellos que buscan brillar también genera movimientos, espacios nuevos y sobre todo nos transforma a nosotros para luego transformar lo que nos rodea.

Ojalá y cada día pudiésemos preguntarnos por un momento ¿qué hice hoy para beneficio de otro aparte del mío?, algo pequeño, regar una planta, dejar vivo un árbol, ayudar a todo quien y que necesite, quizá más allá de amar al prójimo, es amar a lo que tengamos próximo, como decía Alberto Masferrer.  Girar el cuello un poco, más allá de mí mismo puede hacer de este lugar un sitio distinto.

En las cosas pequeñas que florecen hay belleza transformadora más allá de los ojos.

Despojarse del mal hábito de ver lo que daña, que no enaltece es un vicio que podemos ir erradicando al volver la mirada hacia causas buenas.

Citando de nuevo al chef Acurio “o nos peleamos por migajas, o intentamos construir un mundo nuevo que nos beneficie a todos”…. “Si tu entras a mi compañía y preguntas cuál es su misión, la respuesta que recibirás es ésta: Desarrollar la cocina peruana en el mundo”. Esa misión tan llena de trascendencia es lo que se necesita en las actitudes cotidianas.

En su libro: “Poder, Política y Cambio”, Osho plantea una posibilidad de vivir muy distinta. Este libro tiene una perspectiva de cambio y hacer política que no había encontrado en otros autores.

Arriesgarse a vivir intensamente, pese a la desilusión de un clima árido para iniciativas diferentes, para la innovación o para sobrevivir  a la muerte inminente diaria, este libro dice algo que llamó mi atención: “la dicha no está en completar algo; la dicha está en haberlo deseado, en haberlo deseado con toda intensidad, en que mientras lo estabas haciendo te olvidaste de todo, del mundo entero; en que era el único foco en todo tu ser”. Y cuando veo estas historias de personas que saltaron y lograron florecer, dar frutos, miro eso, una total inmersión y compromiso a trascender porque lo deseaban intensamente.

Volver hacia lo que no está perdido quizá sea eso. Sumergirnos por un momento si contar el tiempo para entregarnos a eso que deseamos casi de manera imperativa y volver a la luz ese quehacer que genera cambios internos y sociales. Y cuando la dicha de lograr hacer es grande, uno puede girarse y ver que no todo está perdido, lejos de eso, encontramos nuevas maneras de hacer un mundo mejor.

Add a Comment