Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Milo Ortiz: “Cuando narraba partidos me sentía en mi charco, hoy mi vida es predicar la palabra de Dios”

Don Milo1Principal


Federico Emilio Ortiz Jiménez se desempeñó como periodista deportivo por más de 41 años, Radios Cadena Sonora, YSKL y Monumental fueron sus hogares durante décadas, pero en 2003 su vida dio un giro… Dios tocó a la puerta de su corazón para servir a su reino. Te compartimos la semblanza de una de las voces que ha dejado huellas en el corazón de muchos salvadoreños. ‘Milo Ortiz’ así es reconocido con cariño en el mundo deportivo nacional. Ahora él narra su propia historia en exclusiva para Diario El Periodista.

Redacción y fotos: Milady Cruz    

 

En cinco, cuatro, tres, dos, uno… Gooooooooooooooooool, de Club Deportivo FASSSSSSSSSSS, gooooooollll, de Jorge "Mágico" González, golazoooo … “De pequeño cuando las personas entran al baño y le cae el agua de la regadera muchos cantan, yo no, lo que hacía era narrar partidos imaginarios, ya lo traía en mi sangre y fue como a los 17 años que me dieron la oportunidad para narrar un parido de fútbol”, recuerda el periodista deportivo y quien desde hace 10 años es pastor evangélico, en su tierra natal, Santa Ana. 

Don Emilio 19

¿Cómo descubre su pasión por el periodismo deportivo, cuántos años tenía? 

“Recuerdo que, desde los siete, ocho años ya narraba sólo. En septiembre de 1975, narré mi primer partido entre Club Deportivo FAS y Atlético Balboa en el Estadio Cuscatlán, trabajaba para Radio Tecana de Santa Ana. ¡Sí!, sentí un nerviosismo tremendo que se me movía todo, me oía como que tartamudeaba y las personas que me estaban oyendo, quienes sabían que ese día iba a debutar me dijeron que todo estuvo bien”. 

En él se percibe a un hombre lleno de paz, de semblante amable y respetuoso. Su calidad humana y sus aportaciones al periodismo deportivo van más allá de lo que imaginaba, luego de 41 años al frente de un micrófono, narrando partidos donde grandes deportistas como Nicolás Chávez, ex portero del FAS y Jorge “El Mágico González”, de quienes guarda gratos recuerdos; lo respetaban por ser un locutor profesional, dándole un cariño muy particular y un valor agregado a su entusiasmo y dinamismo que él impregnaba en los estadios.

Estudió Ingeniería Civil en la UCA y la UES de Occidente, “en mis adentros creo que me gustaban los números estar descifrando ecuaciones, escribirlas y tratar de resolver. Pero desde los siete años me iba a las canchas y me sentaba a un lado y ahí narraba. Trabajé en emisoras en Santa Ana y en San Salvador, con Radio YSKL, con Monumental y Sonora. Al principio fuimos compañeros con El Pibe Ochoa, cuando estuvimos en Sonora, Armando Segovia. Después en KL con Carlos “Escopeta” Osorio, quien dejó huella en mí con su enseñanza, tuve la oportunidad de aprovechar eso de él, con don Raúl el “Pato Alfaro” y en Monumental con Carlitos Aranzamendi, de todos guardo gratos recuerdos y los atesoro en mi corazón”, exteriorizó.

¿Qué tanta adrenalina sentía Don Milo cuando estaba en los estadios, realizando lo que tanto disfrutaba hacer?

Don Emilio 8“Cuando narraba partidos me sentía en mi charco”, expresó de inmediato entre risas, una de las voces reconocidas en el mundo deportivo nacional. 

Él tiene presente varias anécdotas, pero una en particular cuando hubo un partido entre El Salvador- Honduras de esos que han quedado sellados en su ADN… “Un partido donde nos ganó Honduras 2- 1 (…) tembló muy fuerte y las puertas del estadio estaban cerradas, la gente quería salir y no podía, pero cuando pusieron a todo volumen el pájaro picón, picón, el pájaro picón, picón… se nos olvidó todo y volvimos otra vez a narrar, sentimos el nacionalismo con esa canción”, inmortalizó con esas palabras el locutor deportivo, haciendo memoria de la tradicional canción que vuelve locos a miles de salvadoreños en las finales, el famoso “pájaro picón, picón”.

Comenta que recorrió por todos los estadios de El Salvador, tanto así que trajo a su remembranza a las famosas carnitas de la Niña Chela “la señora ya falleció, era una señora tan simpática que con todos los locutores se llevaba, siempre nos tenía las carnitas a todos antes de entrar a narrar. Había una gran confianza, nos preparaba cafecito, sobre todo a los de la KL, que éramos como sus niños consentidos. Narrábamos los partidos de todos los equipos y de la selección”. 

Micrófono de Oro10

Las finales eran lo máximo, siempre trató de ser objetivo máxime cuando le tocaba narrar partidos de su equipo consentido el FAS… “aunque el corazoncito latía, teníamos cuidado porque mucha gente es fanática, un ejemplo con el penal, ¡penal!, gritaba la gente y tal vez no era y como lo controla y el comentarista debe ser lo más objetivo posible, aunque fuera su FAS verdad”. 

Don Milo nos comparte de su amistad con algunos jugadores de renombre internacional como el “Mágico González” … “sí fuimos amigos con el Mágico, él llegó a Santa Ana bien joven porque jugó en el FAS, nosotros éramos cuatro compañeros, dos éramos locutores y dos no, nos hicimos amigos con Jorge y lo sacamos a pasear a la ciudad, teníamos como unos 17 años cuando hacíamos eso. Jorge tiene un gran corazón”, reconoce.

La ASociación de Periodistas de El Salvador, filial occidente le entregó el Micrófono Dorado por su trayectoria como narrador deportivo, tras su retiro el 10 de diciembre de 2017. 

De narrar partidos deportivos a predicar la palabra de Dios, 10 años de perseverancia

¿Cómo nace el llamado de Dios a su vida?

Don Milo3Principal.Frase“Me quedé al frente de mis hijos, con una fuerte responsabilidad y hubo un tiempo en que me descarrilé, (pero mi actual esposa me llevó engañado a la iglesia), mi asombro fue que encontré a muchos amigos y todos me decían: “Hey, Milo, cómo estás” … y yo un poco confundido, cuando comenzó el culto, las alabanzas y para mi sorpresa me doy cuenta que el pastor era Nicolás Chávez, quien fue portero del FAS por muchos años, entonces me dio la bienvenida y que le alegraba mucho que estuviera ahí. Ese mismo día, empecé a llorar como un niño”, expresó con voz entre cortada.

“Preguntó si alguien quería aceptar al Señor y yo levanté mi mano y lo acepté, en ese entonces era un católico que iba a catedral y rezaba a mi manera, pero no sabía lo que realmente era recibir a Cristo. Lo necesitaba, yo me sentía vacío y me gustó cuando lo recibí, dejé de tomar, gracias al Señor, conservé a mis hijos y me volví a casar. Tengo 17años de haber recibido al Señor, fue en 2003. Desde ese momento, hubo un cambio, un milagro que Dios hizo en mi vida”.

Comenzó su segunda oportunidad para ser un mejor Padre, hijo, esposo, un mejor ser humano, Don Milo reveló que necesitaba dar un salto de calidad firme en todas las áreas de su vida, avanzar, dar pasos de fe para ya no sentir un vacío en su corazón y hacer eco al llamado que Dios hizo a su vida, en momentos muy difíciles para él. 

“Estoy predicando, tengo una misión cerca del penal de Apanteos, las prédicas son los domingos y la radio me exigía ir los domingos y empecé a sentir que no era compatible y dije que ya era tiempo dejarlo, incluso en lo personal quiero decirle que ya no me sentía bien ni en los estadios, sentía que tenía que predicar la palabra. Mi carrera como locutor deportivo me dejó grandes amigos, historias y recuerdos”, definió. 

DonMilo4Principal

“Dios te ve”

Don Emilio relata que en una oportunidad salieron de un entrenamiento en el tabernáculo para pastores, al salir del entrenamiento había un canasto afuera, ahí había dulces, galletas, cigarros, pan dulce, había una canastita en medio que tenía billetes de a uno, monedas y decía un rotulo: “Dios te ve”. “Si usted quería algo usted, podría agarrarlo, hacerse el loco e irse. Pero sólo lo escrito… “Dios te ve” y el temor que como seres humanos tenemos, nos hace llegar al arrepentimiento. Dios te ve, eso es cierto, después viene aquello en que te fallé. El mejor mensaje es ese: Dios te ve y preguntarnos… ¿Tenemos seguridad de la salvación?”.

A veces se dan oportunidades de meter la pata y tal vez pueda ser, pero después viene el arrepentimiento. “El mérito es ser chero de Dios, ser amigo de él. Señor ¿qué tal cómo estás? Papito mira yo quiero hacer esto, ayúdame y que sea tu voluntad, ser amigo de él. Tratar de estar cercano con el Señor y para hacer amigo de él, usted tiene que hacer las cosas correctas”, subraya.

¿Cuál es el mensaje que usted desea compartir con nuestra audiencia, sobre todo en estos tiempos difíciles para muchas familias salvadoreñas, debido a la emergencia que hemos vivido?

“Fíjese que siento yo que las señales del fin como establece la Biblia ya se están dando, el señor Jesucristo puede venir en cualquier momento por su Iglesia. La Iglesia no son los muros de una iglesia o una catedral, ¡no!, la iglesia es cada persona que ha recibido al señor y tiene la presencia del Espíritu Santo y va a ser triste y doloroso quedarse…”.

Don Milo2Principal“¿Ya le han hablado a usted del rapto? ¿Cree usted en eso? La fe en el Señor es creer, si está en la Biblia es porque pasa. Va a ser doloroso realmente quedarse. Dice la palabra no todo el que dice: “Señor, Señor”, verá el Reino de los cielos, entonces la pregunta es para todos los que puedan estar en la capacidad de ver el periódico y leer nuestra entrevista es: ¿Estamos seguros de la salvación?, creemos que sí, pero tenemos que hacer méritos”, enfatiza Don Milo Ortiz.

“Estamos casi concluyendo de ese tiempo que Dios reclama, porque eso es como decir voy a ver hasta dónde llegan. Porque aquí es increíble pensar que esa situación que vivimos depende de otro ser humano, de otra persona, que nuestra vida está en un hilo y depende de Dios, hay mucha gente que ha tenido que pasar por esta situación y gente incrédula. Gente que dice no, solo Dios conmigo”, afirma el pastor.

¿Qué piensa de esa actitud?

“Es que así es, yo le decía que cuando me despierto saludo al Señor, me estoy bañando le estoy pidiendo por mi gente, voy para el trabajo, señor ayúdame a llegar bien. Abro una comunicación con él que no la cierro. Cuando estoy en el escritorio, digo: señor qué piensas, puedo hacer esto. Crees que está bien esto. Del señor dependemos. Mire en un ratito todo puede cambiar. Entonces que sea la voluntad de él”, expresa con convicción. 

“Hay un versículo bien bonito de la Biblia que dice que la vida es como la neblina, hoy estás, más tarde no. Ahorita estamos y puede ser que, al salir a la calle, el corazón nos falle. Dependemos de él. A veces decimos si hombre en septiembre vamos a hacer tal cosa y no sabemos si vamos a llegar a septiembre”. 

Don Milo7Principal

Vale la pena reconocer que, es de valientes permanecer con una humildad genuina y tratar de cumplir la voluntad de Dios y reconocer que sólo él puede dar ese toque de fe para cambiar el corazón de los seres humanos, no es fácil porque la unción que el Espíritu Santo brinda a quienes le sirven, no es para todos, pero es buena, agradable y perfecta. 

El ministerio que dirige Don Milo es pequeño, se llama Tabernáculo Bíblico Bautista Apanteos, donde tiene cultos, asimismo, cuenta con el programa Gotitas de Fe en Radio Doble H, en Santa Ana, tiene su propio canal en Youtube, trabaja en el Órgano Judicial donde también tiene un ministerio, los lunes y viernes para compartir la palabra de Dios.

LA FRASE 

"El mérito es ser chero de Dios, ser amigo de él. Señor ¿qué tal cómo estás? Papito mira yo quiero hacer esto, ayúdame y que sea tu voluntad, ser amigo de él.  Tratar de estar cercano con el Señor y para hacer amigo de él, usted tiene que hacer las cosas correctas”.  

¿Esta situación de pandemia que el mundo ha vivido, cómo lo relaciona con lo que Dios quiere para la humanidad? 

“Hace poco hice un devocional, que se llama Apocarelib, “Apo” significa apostasía, significa tener varios dioses, “ca”: castigo, “are”: arrepentimiento y “lib”: liberación; es un ciclo que todos pasamos, lo pasó Israel, adoraban otros dioses, los pueblos vecinos se apoderaban de ellos, se arrepentían, el Señor les nombraba un libertador, así nos pasa a nosotros adoramos a otros dioses, en la televisión, ese tiempo que le dedicamos a la tele, se lo podemos dedicar al Señor, ya nos desviamos”. 

Don Milo6PrincipalExplica que hay tantas cosas que nos pueden descarriar de los caminos de Dios “y lo qué viene después, un arrepentimiento, él oye nuestro clamor nos corrige el problema que tenemos, nos devuelve la salud, pero que pasa después de eso, no nos queda la lección volvemos a caer, entonces ese el problema de nosotros que el Señor nos tiene que estar corrigiendo a cada momento y no le hacemos caso. Dios no es un Dios de momentos…”.

Estar con Dios es cumplir los mandamientos que él pone. “El Señor es fiel con quien es fiel con él. La fe es lo que no se ve, pero que usted espera y por convicción sabe que así será, la fe es algo más profundo. Para tener un milagro de Dios es en el tiempo de él y es exacto”, así narra su historia Don Federico Emilio Ortiz Jiménez, pastor evangélico y locutor deportivo de carrera.

En tiro al plato:

De fútbol, micrófono y otras pasiones

 

El Fútbol: Pasión.

El Fas: Mi pasión.

El Cuscatlán: Orgullo de El Salvador.

Radio YSKL: Mi mejor experiencia.

Radio Sonora: Mi mejor entrenamiento, porque ahí todavía me estaba formando.

Sus hijos: Tengo tres hijos, son el mejor regalo de Dios.

Sus nietos: No los merezco mejor como diciendo te mandaste conmigo padre. Me llenan los vacíos que yo tenía. Te pasaste conmigo Señor. Siento tanta gratitud que han sido lo más lindo que Dios me ha dado. Tengo seis nietos maravillosos.

Santa Ana: Mi ciudad, mi cuna.

El Salvador: Mi pulgarcito de América.

Su comida favorita: Me encanta la carne asada y me gusta la lasaña.

Bebida favorita: La horchata.

La Biblia: El mapa de nuestras vidas, la guía.

Sus mejores versículos: Salmo 23: Jehová es mi pastor, nada me faltará; Colosenses 3: 25 “Lo que hagas, hazlo para el Señor no para el hombre; Josué 1:8 “esfuérzate y sé valiente, yo estaré contigo adonde tú vayas ahí estaré.

Dios: Mi padre.