Adam Boehler, Director Ejecutivo de la Corporación Financiera de EE. UU. se reunirá llegará este jueves a El Salvador

Visto: 3365

Adam1Principal


Durante su visita Boehler se reunirá con el Jefe de Estado salvadoreño, Nayib Bukele, para hablar sobre la iniciativa “América Crece”.

Redacción: con información Embajada Americana en El Salvador

El Director Ejecutivo de la Corporación Financiera de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (DFC por sus siglas en inglés), Adam Boehler viajará a San Salvador, El Salvador el 30 de enero.

Boehler se unirá al embajador de EE. UU., Ronald D. Johnson y al presidente salvadoreño Nayib Bukele para discutir oportunidades, a través de la iniciativa del gobierno estadounidense denominada “América Crece”. Dicho programa busca apoyar el crecimiento económico en El Salvador y abordar temas de seguridad regional más amplias.

Durante la visita, representantes de Estados Unidos y El Salvador firmarán un memorando de entendimiento (MOU) que establece un marco para la cooperación bilateral en apoyo de la iniciativa “América Crece”.

Lanzada en 2018, “América Crece” busca canalizar las herramientas y recursos del gobierno de EE. UU., a través de la DFC y el Departamento de Estado, para catalizar la inversión del sector privado en infraestructura y energía en América Latina y el Caribe. Bajo el programa “América Crece”, EE. UU. ha firmado memorandos de entendimiento con Argentina, Chile, Colombia, Jamaica y Panamá.

La DFC tiene en la actualidad, más de 500 millones de dólares invertidos en energía, agua potable y servicios financieros inclusivos en El Salvador. Se espera que inversión de la agencia, realizada recientemente en la central eléctrica de Energía del Pacífico en Acajutla, ayude a aumentar la capacidad nacional de generación de energía en más de un 20 por ciento.

La DFC es el banco de desarrollo de Estados Unidos

La DFC se asocia con el sector privado para financiar soluciones a los desafíos más críticos que enfrenta el mundo en desarrollo en la actualidad. Invertimos en sectores como la energía, la salud, la infraestructura crítica y la tecnología.

También, proporciona financiamiento para pequeñas empresas y mujeres empresarias a fin de crear puestos de trabajo en mercados emergentes. Las inversiones de la DFC se ajustan a normas estrictas y respetan el medio ambiente, los derechos humanos y los derechos de los trabajadores.