Twitter Facebook    

Piden a Apple ayudar a evitar adicción al iPhone

CelularesPrincipalUn par de organizaciones inversionistas importantes le solicitaron a Apple adoptar medidas para frenar la adicción de los menores a los iPhones, lo que pone de relieve el aumento de las preocupaciones sobre los efectos negativos de esos aparatos y las redes sociales.

Redacción y foto: Agencia AP

 

 

Nueva york.- Jana Partners LLC, con sede en Nueva York, y el Sistema para el retiro de los Maestros del Estado de California (CalSTRS por sus siglas en inglés), dijeron en una carta abierta dirigida a Apple que la compañía debe ofrecer más opciones y herramientas para ayudar a los menores a combatir la adicción a esos dispositivos.

“Existe un consenso en el mundo, incluido Silicon Valley, de que las posibles consecuencias a largo plazo de las nuevas tecnologías necesitan ser tenidas en cuenta desde un principio, y ninguna compañía puede delegar esa responsabilidad”, dijeron los inversionistas en su carta del sábado. “Apple puede tener un papel fundamental en indicar a la industria que prestar especial atención a la salud y desarrollo de la próxima generación es un buen negocio y es lo correcto”.

Ambas organizaciones controlan en conjunto acciones de Apple por 2.000 millones de dólares.

Las propuestas que presentaron a Apple incluyen: establecer una comisión de expertos que incluya a especialistas en desarrollo infantil; que la empresa ofrezca vasta información a los investigadores, y mejorar los programas informáticos de los dispositivos móviles para que los padres tengan más opciones a fin de proteger la salud de sus hijos.

La carta menciona diversos estudios y encuestas sobre cómo la constante utilización de los teléfonos inteligentes y las redes sociales afectan negativamente la salud mental y física de los menores. Los ejemplos incluyen distracciones en las aulas, una disminución en la capacidad de los estudiantes para concentrarse y un aumento del riesgo de suicidio y depresión.

La petición de los inversionistas refleja un aumento de las preocupaciones en el mundo sobre lo que serán las consecuencias a largo plazo de la utilización de dispositivos móviles y las redes sociales, en especial entre quienes comienzan a utilizar teléfonos inteligentes a corta edad.

Aunque las compañías tecnológicas no han reconocido abiertamente que sus dispositivos pueden ser adictivos, algunas personas relacionadas con Silicon Valley han comenzado a admitir que los aparatos, las aplicaciones para dispositivos móviles y las redes sociales fueron diseñados para causar adicción y hacer que los usuarios estén pegados a ellos el mayor tiempo posible.