Twitter Facebook    

logo1

IFCFedecredito1Principal

Este primer financiamiento es respaldado con flujos futuros de Remesas Familiares, según detallaron las instituciones financieras. La innovadora operación busca ampliar los préstamos dirigidos a negocios liderados por mujeres y las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPymes), que representan el 96% de las compañías registradas en el país centroamericano.

                   Redacción             Fotos: cortesía Agencia

La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, ha pactado con FEDECRÉDITO, en El Salvador, el primer financiamiento con enfoque de género respaldado por remesas familiares generadas principalmente desde USA, por un monto de $60 millones.

Las MiPymes aportan el 10% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y son la segunda mayor fuente de empleo, sin embargo, menos de la mitad posee un préstamo bancario o una línea de crédito. Las empresas propiedad de mujeres tienen aún mayores barreras. Datos oficiales del Banco Mundial revelan que solo el 10% de ellas cuentan con un préstamo de una institución financiera. 

IFCFEDE2Principal

Para abordar este desafío, IFC otorga a FEDECRÉDITO un financiamiento a largo plazo por $60 millones de dólares, respaldado por derechos de pago diversificados (DPR, por sus siglas en inglés), que extenderá los préstamos dirigidos a MiPymes salvadoreñas, y particularmente los negocios liderados por mujeres.

“Este tipo de financiamiento no está disponible fácilmente en El Salvador, pero con la pandemia del COVID-19 es importante aportar al mercado financiero herramientas innovadoras para movilizar fondos al sector privado, y muy especialmente a las pequeñas empresas,” apuntó Sanaa Abouzaid, Gerente de IFC para Centroamérica.

Buscando valores agregados

La inversión de IFC a FEDECRÉDITO incorpora un mecanismo de financiación combinado de la Iniciativa de Financiación de Mujeres Empresarias (We-Fi, por sus siglas en inglés), que otorga incentivos para la provisión de crédito a Pymes lideradas por mujeres. Además, con su programa Banca Mujer, IFC asesorará y compartirá mejores prácticas internacionales para ayudar a FEDECRÉDITO a potenciar su propuesta de valor para este mercado.

Al tratarse de la primera transacción DPR con un enfoque de género a nivel mundial, que destinará fondos para emprendimientos productivos liderados por mujeres, El Salvador se convertirá en una vitrina para el resto de los países en Centroamérica que también dependen en gran medida de las remesas.

“En FEDECRÉDITO reconocemos el papel importante que juega la micro, pequeña y mediana empresa en la economía del país, así como las personas de bajos ingresos en estos momentos difíciles. Es por ello, que en nuestro rol nos llena de orgullo aliarnos nuevamente con IFC para continuar trabajando en ofrecer opciones innovadoras que permitan ampliar el acceso a financiamiento de estos segmentos y promover la recuperación económica de nuestro querido El Salvador”, subrayó Macario Armando Rosales Rosa, presidente y CEO de FEDECRÉDITO.

La operación de IFC en América Central tiene un fuerte enfoque en fortalecer los sistemas financieros de los países de la región, principalmente para reducir la brecha financiera de sectores desatendidos, particularmente ampliando el financiamiento de MiPymes, mujeres empresarias y el acceso de familias de bajos y medianos ingresos a viviendas asequibles.

IFC forma parte del Banco Mundial

Cabe destacar que la Corporación Financiera Internacional (IFC), organización integrante del Grupo Banco Mundial, es la principal institución internacional de desarrollo dedicada al sector privado de los mercados emergentes. Trabaja en más de 100 países y utiliza su capital, sus conocimientos especializados y su influencia para crear mercados y oportunidades en los países en desarrollo. En el ejercicio de 2020, invirtió $22 mil millones en empresas privadas e instituciones financieras de este grupo de países, aprovechando la capacidad del sector privado para ayudar a poner fin a la pobreza extrema e impulsar la prosperidad compartida. Para obtener más información, visite www.ifc.org