Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

copa confederaciones Principal"Si Chile gana, será el mejor del mundo", había dicho el mediocampista chileno en la previa del partido.

Redacción: Agencia   Foto: Redes 

 

 

Tras la victoria de su equipo contra Chile en la final de la Copa Confederaciones, el seleccionador de Alemania, Joachim Löw, aseguró: "Alemania sigue siendo el mejor equipo del mundo".

Las palabras del entrenador fueron una respuesta a las declaraciones del mediocampista chileno Arturo Vidal, quien en la previa del partido había dicho: "Si Chile gana, será el mejor del mundo".

"Arturo Vidal dijo que si Chile ganaba, iba a ser el mejor del mundo. Pero Alemania sigue siendo el mejor del mundo", contestó por su parte Löw.

El entrenador alemán, quien se había declarado "admirado" por la calidad del juego mostrado por La Roja durante el torneo, también se mostró "superorgulloso" de sus jóvenes jugadores, campeones este domingo tras imponerse 1-0 en la final.

Sin embargo, arriesgó que revalidar el título mundial el próximo año sería "mucho más difícil".

"Este equipo ha tenido un papel extraordinario en este torneo. Esta noche hemos luchado por cada metro del campo y lo hemos hecho muy bien. Estoy superorgulloso de ellos", declaró Löw a la televisión ZDF.

"Al principio, estábamos un poco nerviosos, pero una final tiene algo mágico. La segunda parte fue dura, los chilenos no se rindieron", afirmó.

Pese a la euforia del momento, Löw insistió en rebajarla pensando en el Mundial del próximo año, que se disputará también en Rusia. Allí la Mannschaft pondrá en juego el título que conquistó en Brasil en 2014.

"Para el Mundial, puedo decir que cada uno de los jugadores que estuvo en esta convocatoria tiene una posición de salida mejor que antes de la Copa de las Confederaciones. Queríamos hacer progresar a los jugadores con esta experiencia y es algo que hemos conseguido. Pero defender un título mundial es algo más duro, mucho más difícil", subrayó.

En la conferencia de prensa posterior al partido, Löw y el arquero Marc-André Ter Stegen, elegido el mejor jugador de la final, fueron interrumpidos por varios futbolistas, que bañaron a su entrenador con champán.

Los jugadores irrumpieron en la sala cantando en alemán "¡Somos los números 1" y luego "Campeones, campeones" en español, antes de abandonar el lugar y dejar a su técnico responder a los periodistas.

 

 

BANNER INFERIOR 2-1