Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

equipo de futboll PrincipalLos equipos más importantes de la ciudad rindieron homenaje a las víctimas y se solidarizaron con los familiares y los afectados. El Real Madrid también lo hizo.

Redacción: Agencia    Foto: Redes

 

 

Los dos equipos más importantes de la ciudad condal, Barcelona y Espanyol, comenzaron su jornada laboral haciendo un minuto de silencio en sus respectivos entrenamientos para homenajear a las víctimas del ataque terrorista, el cual se llevó la vida de 13 personas y dejó más de 100 heridos.

El Real Madrid, el clásico rival del equipo azulgrana, también se tomó un tiempo para recordar a los fallecidos antes de comenzar a trabajar de cara al inicio de la temporada.

Antes de la sesión de entrenamiento matinal de la jornada del día de hoy, tanto el cuerpo técnico culé, como los futbolistas, realizaron un sentido minuto de silencio para solidarizarse con los afectados, el cual fue difundido a través de sus redes sociales.

Por otra parte, el club emitió un comunicado oficial en el que informó que los jugadores de todas las divisiones azulgrana lucirán brazaletes negros en sus respectivos partidos de fin de semana. Además, se programó otro minuto de silencio en la previa del partido correspondiente a la primera jornada de LaLiga, ante el Betis en el Camp Nou.

Una jornada cargada de emotividad se vivirá el día de hoy en la institución. Es por eso que las banderas estarán a media asta, mientras que el escudo de la entrada principal lucirá un crespón negro.

El Espanyol también se solidarizó con los familiares de las víctimas y los afectados dedicándoles un minuto de silencio antes de comenzar con el trabajo de cara al inicio del torneo. Los pericos debutarán ante el Sevilla, en donde también recordarán a los fallecidos.

Las redes sociales oficiales de la entidad merengue también publicaron su apoyo a la ciudad vecina. "Se guardó un minuto de silencio por las víctimas del atentado de Barcelona", escribieron junto a una foto del plantel de Zinedine Zidane reunido cerca de la mitad de la cancha.