Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Federer1Principal


El tenista suizo gana la final del Masters 1000 de Miami en dos sets (6-3 y 6-4). Por tercera vez, este año, lleva ya cuatro victorias consecutivas.

Por: El Periodista (Información lavanguardia.com)  

Fotos: lavanguardia.com

Roger Federer se adjudicó con demasiada facilidad y sin grandes lujos el Masters 1000 de Miami en dos sets (6-3 y 6-4) ante el español Rafa Nadal.

El manacorí no fue el de las grandes ocasiones y se vio superado mentalmente por su rival, que tiró de su inagotable talento para ganar por segunda vez en su carrera este torneo. Para Nadal fue su sexta derrota en Miami, uno de los pocos torneos que se le resisten. Federer2Principal

Federer sumó en Miami su tercer título de la temporada tras ganar el Open de Australia, también ante Nadal, y en Indian Wells. Nadal sigue dominando su particular ránking con Federer (23-14) pero el suizo llega al otoño de su carrera demostrando que está un escalón por encima del español en el Olimpo del tenis.

Nadal, que tuvo más tiempo de descanso para preparar la final, no supo leer la final para apretar las tuercas a su rival y claudicó en las dos ocasiones en las que el suizo le rompió el servicio, en ambas ocasiones en el penúltimo juego de cada set.

Al manacorí le faltó poder de reacción cuando las cosas se le torcieron y cedió contra un Federer que, una vez más, hizo del revés su arma más mortífera.

La final comenzó de manera esperanzadora para Nadal, que obligó a su rival a salvar dos puntos de break ya en el primer juego. Federer salvó el punto y a partir de ese momento cada jugador se aseguró su servicio. Sin embargo, Nadal jugaba más a no perder que a ganar, asegurando su servicio pero no exigiéndole al suizo cuando tenía el servicio en contra.

Nadal empezó sirviendo en el segundo set, lo que le permitió la ventaja psicológica de ir por delante en el marcador mientras conservara su servicio.

Federer respondió con tres servicios en blanco que minaron aún más la moral de su rival. La rabia mostrada por Nadal por primera y única vez en el séptimo juego fue un espejismo. Federer dio el golpe definitivo sin dar tiempo a su rival a que se levantara.

 

 

BANNER INFERIOR 2-1
BANNER INFERIOR 2-1