Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

RonalPrincipalEl conjunto dirigido por Zinedine Zidane goleó en el Santiago Bernabéu, pero el portugués se retiró con bronca y fastidio por no haber podido anotar un gol.

Redacción y foto: infobae.com

 

 

Cristiano Ronaldo se fue del Santiago Bernabéu masticando bronca y con cara de pocos amigos. Sus gestos y ademanes sorprendieron, sobre todo porque el Real Madrid goleó al Eibar para colocarse en el podio de la tabla de posiciones.

El luso nunca se preocupó por ocultar su enojo por no haber podido marcar un gol. En lo que va de la temporada sólo en una oportunidad pudo batir al arquero rival y fue en la jornada pasada frente al Getafe. Es el peor arranque goleador de Cristiano Ronaldo en la Liga española, que tiene a Lionel Messi como Pichichi con 11 conquistas.

Apenas el árbitro decretó el final del juego con goleada para el Merengue por 3 a 0, con tantos de Paulo Oliveira, en contra, Marco Asensio y Marcelo, Cristiano caminó en absoluta soledad hacia los vestuarios.

Mientras algunos compañeros se reunían en mitad del campo de juego, otros saludaban a sus rivales y a la terna arbitral y de los cuatro costados bajaba el aplauso del público presente en el Santiago Bernabéu, la estrella del Madrid tuvo una actitud egoísta que fue reflejada por las principales portadas del mundo.

En conferencia de prensa, Zinedine Zidane se refirió a esta actitud del portugués: "Como siempre, es verdad que cuando no marca Cristiano se preguntan siempre lo mismo. No estamos preocupados, sabemos que para él es importante, como dices esto es muy largo. En la Liga va a volver poco a poco, podemos estar tranquilos".