Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

CubairmaPrincipalTras el paso del fenómeno por la costa norte, las autoridades de Defensa Civil informaron que los fallecimientos se produjeron en las provincias de La Habana, Matanzas, Camagüey y Ciego de Ávila.

  

Redacción: infobae.com  

 

El huracán Irma dejó 10 muertos en su paso por Cuba, informó este lunes el gobierno, luego de que provocara graves daños principalmente en los polos turísticos de la isla.

"Después del paso del peligroso huracán Irma por el territorio nacional, se ha reportado hasta el momento la lamentable pérdida de 10 vidas humanas", detalló la televisión estatal, citando un informe de Defensa Civil.

Los fallecidos son de las provincias de La Habana, Matanzas, Camagüey y Ciego de Ávila, en el centro y occidente de la isla.

El gobierno anunció luego que había identificado a todas las víctimas. Siete de ellas fallecieron en La Habana, según destacó el periódico Cubadebate de acuerdo con fuentes de Defensa Civil.

Entre estas, un hombre mayor cayó sobre un cable electrificado, mientras que una mujer de 77 años recibió el impacto de un poste caído. Otras dos murieron cuando un balcón cayó sobre el autobús en el que se trasladaban. En tanto que dos hermanos fallecieron cuando colapsó el techo de su casa y una mujer fue hallada flotando en el agua luego de que su hogar quedara bajo el agua.

Otras tres víctimas corresponden a las provincias de Matanzas, Ciego de Ávila y Camagüey, por "no observar las normas de conducta y negarse a ser evacuados", según detallaron las autoridades.

La mayoría de las personas fallecieron a causa de derrumbes en los edificios. Irma no perdonó a Cuba, que sufrió "fuertes inundaciones" en el litoral noroccidental, desde Matanzas a La Habana, "con olas de entre 6 y 9 metros" entre el viernes y el sábado, según el Instituto de Meteorología cubano.

Al menos 1,5 millones de habitantes fueron evacuadas en la isla, donde el viento tumbó árboles y tendidos eléctricos. El mar borró el emblemático Malecón de La Habana, y el agua se adentró en algunas zonas de la capital más de 500 metros. Las ráfagas superaron los 150 km/h.