Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

Horadelplaneta18Principal


Vista de la ciudad de Kuala Lumpur durante la 'Hora del Planeta'. AHMAD YUSNI (Agencia EFE). Este sábado se celebra la duodécima edición de La Hora del Planeta, la mayor campaña de movilización del mundo contra el cambio climático. Unos 180 países se unieron bajo el lema: Yo apago por, en las redes sociales.

Redacción: Con información www.elpais.com

 

El Foro Mundial para la Naturaleza (WWF, en sus siglas en inglés) llama a un gran apagón de una hora a partir de las ocho y media de la tarde. Este año la iniciativa se promueve bajo el lema Yo apago por, animando a los participantes a divulgar las causas concretas por las que se suman al evento.

La organización dedica esta edición a la repercusión del cambio climático sobre la biodiversidad. EL PAÍS, así como el resto de cabeceras de PRISA, se suma también a este movimiento apoyando su difusión.

Miles de ciudades de 180 países y más de 10 mil monumentos y edificios emblemáticos van a participar este año en La Hora del Planeta. Con la etiqueta #YoApagoPor, la redes sociales se han inundado de mensajes que recuerdan las especies y espacios naturales amenazados por el aumento de la temperatura, que podría llegar a elevarse más de cuatro grados a finales de siglo, según estimaciones de WWF y otras entidades, si no se detienen las emisiones de carbono.

En el periodo más cálido de la historia, la organización advierte que “sin acción contra el cambio climático”, en 60 años se podría perder hasta el 50% de las especies que residen en los lugares de mayor biodiversidad del mundo, como el Amazonas o las Islas Galápagos.

Así lo revela un estudio que han realizado en colaboración con la Universidad de Anglia del Est y la Universidad James Cook. El informe también incide en que, aun consiguiendo el objetivo fijado en el Acuerdo de París de no superar los dos grados de incremento de temperatura, estos lugares podrían perder el 25% de sus especies.

Además, existen puntos del planeta como el Ártico que se calientan al doble de velocidad que el resto, con el consiguiente peligro para los animales que allí habitan. En los países del Mediterráneo, como España, tres de las especies amenazadas son las tortugas marinas boba, verde y laúd. La crecida del nivel del mar pone en peligro su hábitat de cría, la arena.

La Hora del Planeta se celebra desde 2007, cuando la ciudad de Sidney se apagó para concienciar sobre el calentamiento global. Desde entonces se ha convertido en un gesto multitudinario que busca, no solo apagar el planeta por una hora, sino promover estilos de vida responsables con el medio ambiente