Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

ZTE1PrincipalLa estrategia norteamericana es prohibir la cooperación entre ZTE y sus socios estadounidenses.

Redacción y foto: mundo.sputniknews.com

El 17 de abril China avisó a EE.UU. de que defendería los intereses de sus empresas frente a la ofensiva estadounidense. El Departamento de Comercio de EE.UU. está castigando a la empresa de telecomunicaciones china ZTE por irrumpir en EE.UU. Se trata de una vuelta de tuerca más en la guerra comercial entre ambas naciones, según los expertos.

"La lista de productos importados de China a los que, según lo anunciado por EE.UU., se les subirán los aranceles incluye productos tecnológicos y científicos. Pero hasta ahora en ningún sitio se señalaba a ninguna empresa en concreto. La disputa entre el Gobierno de EE.UU. y la empresa china de telecomunicaciones ZTE en marzo de 2017 acabó con un acuerdo mutuo. Ahora EEUU ha vuelto a revivir el asunto y está tratando de contenerse de castigar a China", asegura a Sputnik Li Kai, experto en la Universidad de Finanzas de Shanshi (China).

El vicepresidente estadounidense, Michael Pence, aseguró desde un simposio espacial en Colorado Springs (EEUU) que el país buscaría, también, el dominio militar en el espacio ante "el desarrollo agresivo de las armas antisatélites de China y de Rusia".

Que se hayan impuesto sanciones sobre ZTE, con presencia en Asia y en Europa, es otra forma de ganar la batalla de la competencia con China, opinan los expertos. A la compañía china se le ha prohibido suministrar sus servicios a EE.UU. y a exportar equipos ensamblados por empresas estadounidenses fuera del país estadounidense. Y es que ZTE compra entre un 25% y un 30% de los componentes que acaban formando parte de sus productos en el mercado norteamericano, incluidos equipos de redes y teléfonos móviles.

Una de las principales razones por las que se ha desencadenado una guerra comercial, opina Kai, ha sido el querer contener a las empresas chinas en el marco del programa 'Hecho en China 2025'. El objetivo sería evitar que esas empresas alcanzasen y superasen a EE.UU. Entre ellas, la gigante ZTE. La estrategia norteamericana es prohibir la cooperación entre ZTE y sus socios estadounidenses.

Por su parte, el Ministerio de Comercio de China ha recordado que ZTE desarrolla la cooperación comercial y financiera con varios cientos de empresas estadounidenses, gracias a lo cual se han podido crear decenas de miles de empleos en Estados Unidos, según los expertos. El gigante asiático advierte que Estados Unidos no está jugando honestamente y que no existe un entorno legal y político estable para las empresas chinas con presencia en el país.

En este sentido, el Ministerio de Comercio de la República Popular China recordó que ZTE ha desarrollado una cooperación comercial y de inversión con varios cientos de empresas estadounidenses. Gracias a esto, se han creado decenas de miles de empleos en Estados Unidos. La parte china señaló razonablemente a este respecto que no existe un entorno legal y político justo, honesto y estable en Estados Unidos con respecto a las empresas chinas. China está siguiendo de cerca el desarrollo de la situación, a fin de estar preparada para tomar las medidas necesarias a tiempo para proteger los intereses legítimos de las empresas chinas.

Zai advierte de que no se debe excluir que, tras los últimos pasos de Estados Unidos, los siguientes sean imponer restricciones a otras compañías chinas. "ZTE puede no haber hecho más que abrir la veda". Señala que las sanciones estadounidenses perjudican, también, el propio desarrollo del país norteamericano y que a la vez "es innegable" que Estados Unidos quiere aumentar sus exportaciones a China para reducir el déficit de la balanza comercial.

"Se trata de una contradicción muy seria", subraya el experto chino a Sputnik.

La intención de China es tomar la delantera al resto de países y ponerse a la vanguardia en los sectores tecnológico y científico, opina Mijaíl Beliáyev, experto del Instituto de Bolsa y Gestión de Empresas de Moscú. "China quiere hacerse con el papel principal" en la industria tecnológica y científica.