Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

FundacionPrincipal 


Para que la Fundación Ayúdame a Vivir pueda continuar brindando apoyo a los niños con cáncer, la comunidad Coreana y grupo CAISA  entregaron el viernes un donativo de cinco mil dólares para que puedan fortalecer las instalaciones de tratamiento médico y cuidado de los niños donde cada año atienden a  alrededor de 200 infantes.

Redacción: Nancy Pérez

Fotos: Ernesto Martínez

 

Doña Edith Victoria Sánchez se movilizó desde Izalco, Sonsonate junto a su hija de 14 años Patricia Pérez para no perder el control que tiene con la adolescente en el Centro Médico Ayúdame a Vivir.

El que su hija posea  linfoma de Hodgking (cáncer del tejido linfático) la motivó  a buscar ayuda hace cuatro años en la Fundación Ayúdame a Vivir para que la pequeña pudiera recuperarse.

Comparte que supo que padecía de dicho linfoma luego que Patty como de cariño le llama presentara pérdida de peso inexplicable, fiebres y escalofríos así como mucha fatiga y falta de apetito, entre otros síntomas.

“A mí me trajeron de allá del hospital de Sonsonate y luego de hacerle los estudios me mandaron para acá desde el 2013. Doy gracias a la fundación porque es buena la atención que le brindan a mi hija, además que nos dan gratis la medicina”, compartió la progenitora.

Para que la pequeña tenga las posibilidades de curación manifiesta que viaja cada 21 días o a veces cada 15 desde Izalco para que su hija pueda recibir el tratamiento adecuado.1

Para que más niños como Patricia puedan recuperar su salud y reciban los tratamientos adecuados, la Fundación Ayúdame a Vivir recibió el donativo de cinco mil dólares por parte del  Presidente de la comunidad Coreana, Sr David Ha y quien a la vez es presidente del  Grupo CAISA.

El Presidente de la comunidad Coreana, Sr David Ha aseguró que para la comunidad coreana es un honor poder colaborar con la fundación y dar un poco más a los niños de El Salvador.

La  presidenta de la Fundación Ayúdame a Vivir, Leonor  de Llach manifestó que el apoyo  brindado por Corea ha sido siempre incondicional por todos estos años y eso les llena de satisfacción pues han visto que los infantes  se pueden recuperar.

Con el donativo se podrán reforzar las instalaciones de tratamiento médico y cuidado de los niños con cáncer y donde se atienden  alrededor de 200 niños  al año y a quienes se les suma quienes ya reciben los tratamientos de leucemia y tumores sólidos.

3Durante la entrega del donativo el embajador de la República de Corea en El Salvador, Kim Byong-seop destacó que la comunidad coreana El Salvador siempre ha hecho los esfuerzos necesarios para acompañar a las clases más vulnerables de la sociedad salvadoreña.

Es por ello que la entrega del donativo añadió se realiza en el marco de las actividades de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) tanto de la Comunidad Coreana como del grupo CAISA, con el fin que la atención que se le brinde a los infantes siempre sea de calidad  y con calidez.

Leonor  de Llach  asegura que en los 25 años de lucha y trabajo constante por contribuir a mejorar la salud de los infantes alrededor del 71% de los niños han sido salvadas por la fundación. “Tendremos algunos tres mil niños que han salido de este programa con muy buena salud”, aseguró.

Advirtió que para brindar atención de calidad a los niños se han realizado también convenios con hospitales como el Instituto Salvadoreño del Seguro Social quienes les ayudan a poder realizar las radioterapias y el Hospital de Niños Benjamín Bloom con el área de cuidados intensivos.

“La fundación no es un hospital sino que es un lugar donde los niños vienen ambulatoriamente y salen y otros se quedan, pero si hay necesidad de operación de un tumor sólido todos van al hospital Bloom….nosotros somos un remanso de paz, una alegría porque ellos tienen su colegio  y juegos…nosotros tenemos facilidades para que el padre de familia este cerca de sus hijos todo el tiempo”.

Cabe destacar que en la fundación reciben a los pequeños de entre las edades de cero a 16 años  siguiendo el reglamento del Hospotal de Niños Benjamín Bloom. “Somos el departamento de oncología del hospital Bloom”, puntualizó.