Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

eduardoPrincipal 


Eduardo Franco es un reconocido Estilista & Make Up, a quien la pasión por los cortes de cabello y maquillajes han hecho de él un estilista profesional que ahora cosecha grandes éxitos a nivel nacional e internacional y ser muy apreciado por sus fieles clientes. Un ser que reconoce que todo lo que es y tiene lo ha logrado gracias a Dios.

Redacción: Nancy Pérez

Fotos: Giovanni Lemus y Redes

En medio de una plática muy amena y jovial logramos conocer más de cerca al reconocido maquillista y experto en las tijeras, Eduardo Franco, quien poco a poco fue abriendo su corazón  para compartirnos algunos de sus secretos, al igual que aciertos y desaciertos y cómo llegó a aceptar el Señor.

En su rostro se logra vislumbrar un ser de mucha seguridad así como amabilidad,  mientras su piel alberga dibujos artísticos con frases cristianas y esculturas que le han llamado la atención en sus viajes al extranjero.Estilista2

Comparte que sus tatuajes fueron elaborados algunos por un misionero quien le hizo ver que lo importante es lo que se lleva adentro y no lo que se ve por fuera.

Su pasión por las tijeras y su amor por la belleza ha hecho que coseche ahora varios éxitos a nivel nacional e internacional.

Y aunque nunca se percibió que su vida estaría ligada al mundo de la peluquería y las tijeras, reconoce que todo lo que ha logrado es gracias al Creador.

“He comprobado lo que Dios hace cuando uno cree en él, sé que Dios es quien abrió las puertas y le dio rumbo a mi vida. Siempre he reconocido que en lo poco que tengo sin la mano de Dios no tuviera nada, porque él es quien nos pone el talento y pone gracia”, exteriorizó el joven de noble corazón.

Para Eduardo Franco es satisfactorio poder vivir de sus manos, ya que da vida a lo que piensa, a lo que crea en su mente y puede plasmarlo con las manos en una persona.

“Es satisfactorio poder hacer una creación en un lienzo viviente que es una persona, en una pintura hay menos riesgos porque uno lo está haciendo en una camba y puede volver a hacer, pero cuando estás trabajando es una persona es mucho más bonito porque es más artístico, personal y sobre todo abre brechas”, confesó Franco quien se describe una persona irreverente pero luchador y positivo.

Ver la satisfacción de la gente y cómo él puede ayudar a transformar es lo que más llena de gozo al reconocido Estilista & Make Up.

“Me gusta crear con las manos y mejorar la apariencia de alguien sin necesidad de tanto tiempo como la cirugía plástico.. Eso me llamó mucho la atención y fui así como poco a poco fui investigando más de eso” pronunció Eduardo Franco, quien se describe un poco loco e indisciplinado.

Con el correr de los años, Eduardo Franco gracias a su esfuerzo y dedicación ha logrado abrir su propio Salón, el cual lleva su nombre y con el cual por fortuna ha conseguido  hacerse un espacio propio en el mundo competitivo del estilismo.

Estilista1Pero lo de Eduardo Franco no solo es el corte y el color, sino también el maquillaje, lo que le ha permitido participar en sesiones de modas, pasarelas, producciones fotográficas, entre otros.

Para mantenerse actualizado de las nuevas tendencias en cortes, maquillaje y color, el estilista informa que ha asistido a capacitaciones a países como Alemania, Inglaterra, Italia, Estados Unidos, México, Brasil, Costa Rica, Panamá, entre otros.

El génesis de su pasión

El rostro actual de la reconocida marca ARTDECO,  Eduardo Franco rememora que fue a los 16 años que le despertó la curiosidad e interés por lo que ahora hace y por lo cual comenzó a estudiar en Academias, incluso a escondidas de su familia pues estudiaba cursos de cocina en el ITCA.

“Yo me salía los días sábados para estudiar cosmetología porque me gustaba la cocina pero como hobby, no para vivir”, rememora Franco quien comparte que de adolescente siempre tuvo un espíritu rebelde y por lo cual sus padres inscribieron en cursos de cocina para que no perdiera el año lectivo, pues había sido expulsado de su centro de estudios.

Me nació la inquietud después de ver a un amigo que era estilista y me gustaba ver cómo la gente al hacerle un corte de cabello les ayudaba a mejorar su apariencia.

Con cariño recuerda que adquirió más conocimientos sobre el maquillaje, cortes de cabello, color ya de una manera profesional  con el reconocido estilista mexicano, Salvador a sus 18 años. “Con Salvador descubrí que no sólo era un  oficio, sino también un arte”.Estilista4

Su pasión por las tijeras y Make Up, lo llevó a que en poco tiempo y a su corta edad se fuera posicionando en el mundo del estilismo, así como poder trabajar con marcas como TIGI, Alfaparf, ARTDECO, entre otras.

Eduardo Franco comparte que desde sus inicios  reconoció que debía estudiar mucho pues sabía que esa era la parte complementaria de un estilista que puede ser artístico, pero no tiene desarrollada la parte lógica, por lo que busco desarrollar ambas partes.


Rememora que lo mejor en su preparación ha sido tener el privilegio de  trabajar con el estilista Mexicano Salvador,  pues le trasmitió sus conocimientos para posterior tener el privilegio de formar parte de los salones de Toni & Guy.

Asegura que del estilista mexicano Salvador aprendió la ética profesional, la pasión por el arte porque no sólo era un hobby, pues les enseñaba incluso a hacer champú, entre otros.

“El me enseñó como un doctorado en el cabello, así como su amor por los empleados, carisma y locura”, compartió Franco.

El reconocido Estilista & Make Up asegura que cuando tenía ya los 21 años fue que supo que era el momento de independizarse y crear su propia marca para volar, ya que muchos de los clientes comenzaron a buscarlos y es así como inició recibiéndoles en su casa los fines de semana.

Haberse formado tanto en cabello como en maquillaje en poco tiempo le fue abriendo puertas a nivel nacional y extranjero.

Entre sus mayores logros reconoce está el poder ser reconocido a nivel de estilistas como un formador, un educador de la carrera, un referente de moda en el país, así como poder compartir el mensaje de Dios con los clientes.

Un hombre temeroso de Dios

Muchos  lo pueden ver como un joven rebelde, indisciplinado, un poco loco, un talentoso Estilista & Make Up, pero más allá de ello, Eduardo Franco es un hombre cristiano temeroso de Dios desde el año 2000.

Confiesa que luego de vivir una vida con muchos vacíos, dedicarse a andar en parrandas, ingerir alcohol y drogas llegó el momento de hacer un cambio en su vida y reconocer que solo Dios llena pues no hay ninguna cosa material que pueda llenar más que el Señor y es así como al escuchar un programa en televisión que decidió orar.  “Me conmovió un testimonio que estaban pasando en la televisión y me quebrante de hecho , hice la oración, comencé a ir a la iglesia con una tía mía y así como poco a poco fue caminando hacia el señor”, destacó el hombre luchador.

A ello suma la experiencia que vivió en Guatemala donde confiesa reconfirmo su decisión. “Estaba en un bar en la Zona Rosa cuando llegó una señora extranjera con un amor impresionante que se sentó en la mesa y nos dijo que hiciéramos la oración pero con un amor y una ternura y ahí hice la oración de recibir a Cristo…es así como poco a poco me fui involucrando en las cosas de Dios”.

Franco reconoce que todo lo que es y ha sido comprueban el amor y bondad de Dios pues confiesa que de pequeño siempre tuvo problemas de motricidad fina y problemas de atención y se ha convertido en un educador que vive de sus manos.

Y aunque reconoce que a veces cojea de un lado siempre intenta seguir adelante y no perder la fe en Dios.

“Dios me da mucha paz, los momentos que no tengo paz es porque estoy lejos de Dios. La plenitud se llega más que profesionalmente  cuando estamos en plenitud con Dios”

El estilista y Make Up reconoce que aunque hay opciones fáciles para vivir estas mismas también fácil se van, y que las cosas cómodas nunca funcionan a largo plazo, sino solo son salidas momentáneas que traen consecuencias.

Es por eso que aconseja a los jóvenes siempre buscar la ayuda y orientación de Dios , los consejos de los padres, y buscar algo que les apasione, aunque no sea una carrera universitaria.

Por eso invita a los jóvenes a no dejarse llevar  por el miedo, pues si están tomados de la mano de Dios, él los va a guardar de cualquier circunstancia. “No hay que paralizarnos pues somos un país lleno de bendiciones, hay que luchar por el , hay que prepararse, estudiar, luchar todos juntos, aprendiendo más …viendo pasión por lo que hacemos luchemos por él, nos preparemos y estudiemos, que luchemos juntos todos…las oportunidades se aprovechan no hay que esperar que estas lleguen”.

De esta forma conocimos un poco del joven talento que se considera un poco loco, indisciplinado, irreverente, pero no por llamar la atención, sino porque siempre fue así. “Soy una persona con un corazón muy noble que se conmueve ante la necesidad de los demás, un luchador, positivo, emprendedor que trató siempre de ver lo bueno y positivo de algo, pero sobre todo temeroso de DIOS”.