Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Aida1Principal 1


Su voz inigualable le ha permitido ser, la voz oficial de los actos presidenciales de cinco presidentes salvadoreños, pero más que eso, su gran corazón y enorme calidad humana, así como su profesionalismo, tanto en el área del teatro, la poesía, han hecho Aída Mancía una mujer única y especial con encanto para quienes tienen el privilegio de conocerla de cerca. Diario El Periodista quiere honrar en el mes de las madres, a una mujer que inspira a seguir sus pasos, te invitamos a leer su historia.

Por: Milady Cruz y Nancy Pérez

Fotos: Giovanni Lemus

En un ambiente armonioso rodeadas de vegetación tuvimos la dicha de conocer y platicar de cerca con Aída Mancía, una mujer santaneca que proviene de una cuna muy humilde, pero con gran espíritu luchador.

Su madre  es el ser a quien admira mucho porque a base de trabajo y esfuerzos logró sacar adelante a sus hijos después de la separación con su padre.

De su madre además de esos valores humanos, confiesa que heredó esa encantadora voz grave que no le ha abierto puertas, sino portales en su vida.Aida3

En medio de una pausa asegura que Dios la protege siempre y es él quien cuida de su voz y de su vida.

Aunque ella advierte que no todo se lo ha dejado a Dios... desde que estudiaba bachillerato en artes en la rama de teatro su recordado profesor, Ernesto Mérida le exigió  tener una excelente dicción y modulación.

Es así es como gracias a su profesionalismo llegó a ser la voz oficial de Casa Presidencial, un logro que afirma, Dios se lo puso en su vida, en sus manos.

“En 1994 llegué con la administración del doctor Calderón Sol y gracias a Dios fuí bien recibida y hasta este día me mantengo con el favor de Dios, porque pongo primero a Dios en todo, porque es él quien decide el rumbo de mi vida, él sabe el momento en que me voy a retirar”, confesó.

Al consultarle ¿Cuál considera que ha sido su mayor reto? Sin vacilar expresó que ha sido la labor que ha ejercido. “En mi hoja de vida es lo más relevante que puedo tener, porque trabajar para un Presidente es un honor para cualquier persona, al igual que trabajar para una Primera Dama”, subraya.

Aida4Su mayor desafío insiste es que debe estar un poquito preparada siempre porque afirma que el reto es de todos los días, ya que cada evento es un aprendizaje, una lección y un reto porque no todos son iguales.

Entre sus anécdotas curiosas y que comparte entre risas al recordar, enfatiza que en un evento en Sonsonate ella había llevado zapatos altos pero que en la tarima se le desprendieron y tuvo que salir de forma sigilosa y callada para el mercado a comprar un nuevo par…. "Nadie se dio cuenta, pero esos zapatos hicieron historia”, compartió.

Aída Mancía reconoce que trabajar con los presidentes le ha permitido además entender el carácter de las personas. “El presidente Saca toda la vida anduvo sonriente, era raro que él anduviera serio, pero a veces llegaba serio, pero sabíamos que estaba entonces cargado de problemas, porque siempre llegaba alegre”, dijo.

Asegura que al desempeñar su rol no ha tenido tendencias  políticas, sino que ha llegado a desempeñar su trabajo, aunque ha habido presidentes especiales para ellos como el ex presidente Antonio Saca y el actual presidente Salvador Sánchez.

Del ex presidente Saca recuerda su carisma y que siempre andaba alegre, además del cariño que expresaba a su esposo, mientras que de Salvador Sánchez Cerén admira su humildad y  humanidad.

“El presidente Cerén y la primera Dama son personas especiales, él adora a su esposa y eso es bonito y ella es muy humilde y sencilla, eso la hace grande”, enfatizó.

Para Doña Aída trabajar con el presidente Sánchez Cerén la llena de "orgullo y más cuando se trata de un presidente que tiene mérito, que ha sido diputado, vicepresidente y ahora presidente, pues es sigue siendo una persona humilde y al servicio de los demás, su pueblo, su gente".Doña Aida10

Por eso no duda en expresar que con el actual presidente se siente hasta más relajada y por eso merece su respeto.

Aunque no niega que han habido ceremonias de todos los presidentes que le han gustado como  por ejemplo cuando se premia algún talento, reparten escrituras de propiedad y que se hace feliz a una familia que por muchos años tal vez había deseado tener su parcelita y nunca fue legalizada.

“Ver esos rostros de felicidad, eso me llena de un gozo enorme porque digo aquí todos tenemos que tener las oportunidades”.

La labor que desempeña para ella, es un rol delicado, pero lleno de satisfacciones... “Con solo el hecho de anunciar un presidente y que ellos me den esa oportunidad, yo se los agradezco enormemente, primero a Dios y después a la oportunidad que me dan porque trato dentro de mis limitantes y mis posibilidades de hacerlo de la mejor manera posible, siendo leal en el trabajo”, relató.

De esta forma, ella ha destacado siendo la primera voz oficial femenina en dirigir los programas oficiales de cinco gobiernos, su admirable tono de voz, la ha llegado a ser una mujer admirable.

“Estoy muy agradecida con los presidentes como Presidente Saca y ahora el Presidente Sánchez Cerén”.

Una niñez en medio de juegos

Doña Aída nos confesó que tuvo una infancia normal, y que vivió en el barrio San Antonio, en Santa Ana. “Yo jugaba jacks, chibolas, salta cuerdas, chancha balancha, todo ese tipo de cosas que quieren ser rescatadas”, explicó.

Aida2Comparte que fue educada en una escuela de monjas, pero que su formación básica fue importante  porque ofrecieron materias que hoy en día son tan necesarias como Urbanidad, Moral y Cívica, entre otros.

“Creo que tuve esa formación primaria básica y el cariño de mis padres, que también me apoyaron muchísimo. Mis padres se separaron y nosotros nos venimos a San Salvador”, recordó.

Desde pequeña y por circunstancias de la vida asegura que siempre le gustó el teatro, la locución, pues le encantaba comunicarse y por ello jugaba con su hermana de  hacer actos especiales, veladas, pero nunca ceremonias presidenciales.

“Es así como me fue gustando y me fui apasionando, el hecho de trabajar en radio porque escuchaba locutores muy respetados con unas voces tan bonitas….aunque yo también parto de ese principio que no hay que tener una gran voz para poder emitir un buen mensaje de aliento”, puntualizó.

En su juventud menciona que siempre le encantó el teatro, a donde llegó por casualidad, ya que nunca le gustó la física, la química y las matemáticas.

“Por esas circunstancias de la vida entré al teatro y después a la radio, porque del teatro me llamó un director de la radio, al teatro me metí para no recibir esas clases que no me gustaban y hallé bonito”, expresa Doña Aída, quien compartió además que es amante de los paseos a la montaña y estar cerca de la naturaleza más que la playa.

Aída Mancía menciona que ha vivido y que también ha comido del teatro... “Incursioné en el teatro con la obra con la cual gané una beca para estudiar teatro y pude salir con los bachilleres de arte en el Centro Nacional de Artes".

“Yo estuve en el teatro Hamlet, fui la madrasta en la Cenicienta con Nelson Portillo. Llevamos obras a Nueva York... “La misma sangre” con Emilio Carballido. Ellos me dieron la oportunidad de poder hacer teatro, he tenido la oportunidad de hacer teatro con personas de la talla de José Antonio Ramírez, mi primera obra fue a la Luz de la Luna”, ejemplificó con su encantadora voz. Ella hizo el papel de la bruja malvada en Los Cuentos de Hada.Doña Aida03

Aída, a quien le apasiona la música romántica rememora que su juventud la mantuvo ocupada tanto haciendo teatro, y el trabajo en cuatro emisoras. “Trabajaba en cuatro emisoras empezando en la radio teatro, después a Radio Nacional, YSU, Auto Radio y también grababa en Radio El Mundo…me saturé tanto de trabajo pero me encantaba…tuve una juventud que me encantó tanto que me quedé con un locutor”, confesó.

Ahora al retroceder en el tiempo, dice con orgullo que Radio El Mundo y Clásica son su segundo hogar y familia. “Todo ese equipo ha sido siempre muy lindo conmigo. Son gente muy especial para mi vida y mi trabajo porque cuando llegué a tocar la puerta y me hicieron la prueba grabé anuncios y salí ganando en mi corazón porque sentí que se me abrieron las puertas”.

Ella cuenta con más de cuarenta años en la radio y que le encanta, es un mundo fascinante. “Me gusta la locución porque me puedo comunicar con las personas, sobre todo en la radio”, indicó.

Pero Aída Mancía no solo ha hecho radio o teatro, sino también televisión y por eso experimentó en programas como “Juegue, ríe y gane” con Willie Maldonado.

Una madre 10

Toda mujer para ser madre necesita de una pareja, de un esposo, un soporte y ella asegura que escogió al mejor y quien le acompañó en el caminar de su vida y por eso no se puede quejar.

“Seleccioné al mejor padre del mundo para mis hijos, Roberto fue el mejor padre y esposo, fue mi maestro con quien viví momentos maravillosos”.

Doña Aida01 1Con mucho orgullo y humildad nos detalló que tiene tres hermosos hijos, que ahora son profesionales un ingeniero químico, agrónomo y médico.

“Haber tenido a mis hijos fue el logro más grande como madre, esa fue  la realización y maestría, hacer lo que hago, trabajar con la presidencia es el orgullo más grande y el   reconocimiento más enorme que Dios me pudo dar en la vida”.

Pero Aída Mancía, como toda mujer, es una mujer muy sentimental y a quien la pérdida de sus seres queridos como un hijo, un hermano, su madre y ahora su esposo le han marcado mucho su vida.

Por eso aconseja a las mujeres que...  “A pesar de las lecciones que recibimos hay que ser fuertes, ya me mutilaron por todos lados, cada muerte de un ser querido, la gente que me quiere se ha ido, pero digo debo ser fuerte y dar gracias a Dios los momentos compartidos y las mejores personas por haberlas puedo en mi camino, pienso que me he caído y me he levantado…soy una mujer de valor”.

Y como toda mujer romántica que le encanta la poesía nada mejor que despedir nuestra entrevista con la declamación de un poema de Benedetti.

"El día que me retire de la presidencia quisiera interpretar poesía, pero no escribirla. Quisiera dar recitales en las escuelas que tanto hace falta. Es otra de mis pasiones la poesía. Declamar poemas es el mundo que quiero explorar”, concluyó.

Al instante, respondió...

Platillo favorito: Mi plato favorito una sopa de pata, de res o gallina india, comida hecha con amor, carne guisada.

Lugar preferido: La montaña, me encanta ir a lugares frescos como juayúa, Apaneca, el Boquerón, Chalatenango, las pilas.

Libro favorito: “El valor de ser uno mismo”.

Dios: es el ser supremo a quien le debo mi vida.

El Salvador: Mi país donde nunca me fui teniendo oportunidades. Sentí que he sido profeta en mi tierra desde los 14 años.

Pasatiempos favoritos: Escuchar música y salir a pasear.

Un mujer encantada de trabajar ahora con el presidente Salvador Sánchez Cerén.

 

 

BANNER INFERIOR 2-1