Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

BomberosDonaEUA2Principal


El gobierno de los Estados Unidos, a través del Comando Sur, entregó 96 equipos de respiración autónoma al Cuerpo de Bomberos de El Salvador. La donación de equipos de respiración autónoma representa una inversión de $717,868.80.

Redacción: Milady Cruz             Fotos: Ministerio de Gobernación/Redes

El Embajador de los Estados Unidos en El Salvador, Ronald Johnson, desde su llegada al país, ha demostrado su liderazgo, pero también su aspecto humano. Junto a su equipo de trabajo que lo acompaña día a día, trabajan incansablemente, en beneficio de todos los salvadoreños, quienes han tenido que combatir la pandemia Covid 19 y dos tormentas tropicales, que ha golpeado la economía del país y hasta el estado emocional de los ciudadanos. DonativoBomberosEUA1Principal

Este jueves 25 de junio, el embajador Ronal Johnson junto a su esposa Alina entregaron un donativo al Ministro de Gobernación, Mario Durán, el cual forma parte del Programa de Asistencia Humanitaria del Comando Sur, con el ánimo de fortalecer las capacidades de respuesta y labores de auxilio del Cuerpo de Bomberos.

“Nuestro vínculo de cooperación con Bomberos de El Salvador se fortalece cada vez más. Sabemos lo crucial de su labor, que llega siempre oportuna a los salvadoreños en la emergencia y el peligro. Con este donativo de implementos de protección les decimos: ¡Estamos con ustedes! #SocioConfiable”, expresó el embajador estadounidense.

Como dijo el ministro Mario Durán “la donación de @Southcom a través del grupo militar de la Embajada, no es pequeña. Además del equipo de bioseguridad, entregamos más de $730,000 en equipo que incluye tanques de oxígeno y reguladores de respiración para los Bomberos”, agregó Ronald Johnson con referencia el donativo entregado.

El ministro de Gobernación Mario Durán afirmó que “este donativo es un gran aporte para bomberos y les ayudará a todos ellos, quienes están dispuestos a ofrecer sus vidas por el prójimo. Al Embajador Ronald Johnson y al @Southcom este donativo es el más importante recibido en nuestra administración y en la última década, a cada uno de ustedes, muchas gracias por su gestión para con nuestros héroes. Un gran trabajo en equipo”, destacó.

DonativoEUA3PrincipalCada equipo cuenta con sus respectivos reguladores, arneses y mascarillas, cuya carga da un estimado de 45 minutos de aire para realizar diferentes tareas de rescate. La donación será distribuida en 18 estaciones de bomberos en todo El Salvador donde aún, no cuentan con equipo suficiente de respiración autónoma, uno de los elementos necesarios para responder a incendios estructurales.

Este es el tipo de incendio más común en el país y la principal fuente de lesiones y muertes entre los bomberos salvadoreños. Esta escasez afecta significativamente la capacidad de los bomberos para responder a emergencias y desastres.

Según la Embajada Americana, entre otros proyectos que beneficiarán al Cuerpo de Bomberos de El Salvador está la construcción de una torre de entrenamiento, valorada en $704,000. Otras iniciativas incluyen la compra de cuatro estaciones de recarga de oxígeno valoradas en $300,000 y equipos de protección personal para 250 bomberos estructurales valorados a $500,000.

De 2018 a la fecha, el Comando Sur, a través del Programa de Asistencia Humanitaria, ha donado 192 equipos de respiración automática con un valor de $1,131,141.12.

Add a Comment

TrajesEUABomberos1PrincipalLa entrega del donativo, que fue facilitado por el Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM), estuvo a cargo del embajador de los Estados Unidos, Ronald Johnson.

Redacción: con información de Embajada Americana

El gobierno de los Estados Unidos, como un socio clave para en El Salvador en la lucha contra la pandemia del COVID-19, realizó un donativo de trajes de protección nivel 3 de bioseguridad con zapatera, mascarillas quirúrgicas y mascarillas NK95 valorados en $15,000 para el Cuerpo de Bomberos de El Salvador.

La donación es parte de la ayuda ofrecida por la sede diplomática a través del Programa de Asistencia Humanitaria (HAP) del Comando Sur de los Estados Unidos (SOUTHCOM). Los protectores faciales serán distribuidos a todo el personal del Cuerpo de Bomberos y será de mucha utilidad para combatir el COVID-19.

Debido a la pandemia de COVID-19, el Comando Sur de los Estados Unidos, a través del Programa HAP, ha estado apoyando al Gobierno de El Salvador (GOES) mediante la donación de equipos de protección personal, ventiladores de piso, kits de higiene a los centros de cuarentena, entre otros apoyos.

Estados Unidos ha sido un fuerte aliado y socio confiable de El Salvador durante décadas. Por más de 50 años, el Comando Sur de Estados Unidos ha enfocado sus esfuerzos en desarrollar lazos y fortalecer esta alianza con El Salvador, que ha incluido una gran variedad de proyectos humanitarios. Ahora estos esfuerzos están enfocados a enfrentar la pandemia del COVID-19, una lucha prioritaria en el mundo.

Add a Comment

 

ForoSICA1PrincipalGuatemala recuperará sus niveles de venta al que tenía antes del COVID-19, en 16 meses, dos meses antes que Estados Unidos; mientras que El Salvador espera que lo haga en 22 meses, Honduras lo hará más allá de los 27 meses, algunas de las perspectivas expuestas en el Foro Virtual: "Panorama político y económico para la industria de Centroamérica y República Dominicana", el cual contó con la participación del Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo y expertos en temas económicos.

Redacción: con información del SICA

Considerada la peor crisis que ha enfrentado la humanidad en la historia reciente, el Coronavirus, ha impactado no solo la salud de la ciudadanía de la región, sino la economía de los países, en las exportaciones y el comercio, las cuales se han reducido en un 40 %, según estimaciones de diferentes estudios.

Ante este panorama ¿cuál es la situación política de la región y perspectivas para la industria?, ese fue el tema que se abordó ayer en el foro Virtual "Panorama político y económico para la industria de Centroamérica y República Dominicana en el segundo semestre 2020", organizado por La Federación de Cámaras de Industria de Centroamérica y la República Dominicana (FECAICA). ConsejoSICA2CerezoPrincipal

En el Foro participó el Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo; expertos en temas económicos de la región Paulo de León, Director de Inteligencia Económica y Financiera en Central American Business Intelligence (CABI), y Gerardo Brenes, profesor y conferencista del INCAE Business School y en LEAD University, quienes se refirieron a la situación económica de los países miembros del SICA y lo que se prevé para los próximos seis meses. 

El Foro presentó a la industria de la región el panorama político y económico actual en el contexto del COVID-19, y la percepción por cada país miembro del Consejo Directivo de la Federación ante esta situación.

El Secretario General del SICA, Vinicio Cerezo, consideró importante este espacio porque permite poner en perspectiva la enorme responsabilidad del sector público y privado para trabajar de forma conjunta en el diseño de soluciones innovadoras para hacer frente a la crisis, poniendo en un justo equilibrio la salud y la economía de los países miembros del SICA.

Además, destacó que una de las primeras acciones realizadas como región fue el diseño y aprobación del Plan de Contingencia Regional del SICA, con un fondo de $1,900 millones, como resultado de la primera reunión que se tuvo entre los presidentes de la región en este contexto en donde se adoptó la Declaración Centroamérica Unida Contra el Coronavirus; y de las cuales han derivado más acciones integrales que complementan las iniciativas que ya ejecutan los países miembros del SICA, y que cuentan con el apoyo y respaldo de la institucionalidad del SICA, de las instituciones de gobierno y de Socios para el Desarrollo.

De acuerdo con Eduardo Girón, presidente de FECAICA, ante este panorama, el sector privado debe saber qué está pasando en la región y conocer cuáles han sido las mejores prácticas y los mejores resultados.

“Integrarnos como región, no solo en temas económicos y de comercio, sino en temas de seguridad, de lucha contra la pobreza y el hambre, es lo que se ha buscado desde un inicio, que podamos afrontar cualquier problema venidero con mayor fortaleza de una forma más sincronizada que ponga en primer lugar el bienestar regional”, aseguró Girón.

Aspectos económicos del impacto a causa del Covid-19

Sobre las perspectivas del impacto económico de la Pandemia, Paulo De León aseguró que, según datos del mercado, se tiene una visión bastante optimista de los especuladores y analistas de bolsa en el tema de la recuperación.

“Latinoamérica solo ha recuperado menos del 50 % de las pérdidas, es decir que esta región se recupera más lento y menos que Estados Unidos, y tiene que ver con la debilidad institucional y por lo tanto no vendrá del mismo nivel la recuperación económica”, explicó.

Según de León, CABI diseñó un modelo económico nuevo, ya que es una crisis no originada por un tema económico y financiero, sino que viene por un tema de salud. “Hemos determinado cuatro categorías, sectores prime, sectores de impacto bajo, medio y alto, no todos están siendo afectados al mismo tiempo, y la composición de las economías de Centroamérica y el impacto va a depender de cómo pesa (PIB) cada una de las industrias y sectores”.

Según el experto, Guatemala recuperará sus niveles de venta al que tenía antes del COVID-19, en 16 meses, dos meses antes que Estados Unidos; mientras que El Salvador espera que lo haga en 22 meses. Honduras lo hará más allá de los 27 meses; esto por algunas características particulares que tienen que ver con el nivel de riesgo, inestabilidad macroeconómica, su nivel de déficit, entre otros.

Add a Comment

PompeoEE


El Secretario de Estado Mike Pompeo anunció que Estados Unidos ha asignado $252 millones en ayuda adicional para El Salvador, Guatemala y Honduras. Este apoyo busca proporcionar asistencia crítica y vital a estos países.

Redacción                               Foto: Embajada de Estado Unidos

El Secretario de Estado Mike Pompeo de Estados Unidos ha informado que estos nuevos fondos se enfocarán en programas regionales destinados a buscar avances en los esfuerzos conjuntos para disminuir la inmigración ilegal a los Estados Unidos desde El Salvador, Guatemala y Honduras.

De los $58.2 millones asignados para El Salvador, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) destinará $41.2 millones para mejorar la seguridad, aumentar las oportunidades económicas, educación y capacitación laboral, protección de los derechos humanos y mejorar los servicios municipales.

USAID también proporcionará asistencia para apoyar elecciones democráticas con los ajustes necesarios para los protocolos de prevención COVID-19. La Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL) invertirá $1.8 millones en esfuerzos de seguridad regionales y locales.

Asimismo, del total de $252 millones para la región, $18.1 millones han sido destinados para ayuda humanitaria en los tres países, lo que incluye $ 3.1 millones específicamente para ayudar a El Salvador a proporcionar refugio de emergencia y asistencia de agua potable, saneamiento e higiene después de la tormenta tropical Amanda.

Al anunciar esta ayuda adicional, el Secretario Pompeo enfatizó que el gobierno de los Estados Unidos sigue centrado en la salud, la prosperidad, la democracia y la seguridad de la región del hemisferio occidental.

Estos programas acompañarán los planes de desarrollo y seguridad de cada uno de los tres países; abordando las causas principales de la migración; y potenciando los esfuerzos del sector privado para crear oportunidades económicas en América Central.

Con información del Departamento de Comunicaciones Embajada de EE. UU.

Add a Comment

 

DoantivoLlluviasEU1PrincipalLa Unión Europea aumenta financiación humanitaria para atender a la población afectada por la tormenta Amanda en El Salvador. Este apoyo que se ejecutará en un plazo de tres meses beneficiará directamente a 3,150 personas de los municipios de San Salvador y Soyapango (San Salvador), Jujutla (Ahuachapán), San Miguel (San Miguel) y Puerto de La Libertad (La Libertad).

Redacción: con información de Unión Europea en El Salvador

La tormenta tropical Amanda tocó el suelo salvadoreño el 31 de mayo pasado, causando lluvias torrenciales e importantes daños a lo largo de la zona costera. Al 9 de junio de 2020, las autoridades habían reportado 30 muertes (20 hombres y 10 mujeres) y 29,968 familias afectadas.

En respuesta a las necesidades humanitarias causadas por la tormenta, la Unión Europea (UE) ha destinado €150.000 ($165 mil) para apoyar a las poblaciones más vulnerables afectadas por las inundaciones y los deslizamientos a causa de las intensas lluvias.

“Hemos procedido a un desembolso rápido de fondos que pueden ser utilizados inmediatamente para asistir a las familias afectadas con atención médica y con insumos de primera necesidad”, expresó Álvaro de Vicente, jefe de la Oficina para las Américas del departamento de Protección Civil y Operaciones de Ayuda Humanitaria Europeas.

Esta financiación de la UE ayudará a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) y a la Cruz Roja Salvadoreña en la prestación de la asistencia de emergencia necesaria, proporcionando primeros auxilios básicos, atención médica prehospitalaria, apoyo psicosocial y la puesta en marcha de campañas de prevención y control de enfermedades transmisibles comunes como malaria, diarrea, dermatitis y otros brotes que pueden ocurrir durante la emergencia.

Asimismo, se proveerán colchones, mantas y artículos de higiene para las personas albergadas y una transferencia de efectivo para que las familias afectadas cubran sus necesidades inmediatas en términos de alimentos o comprar insumos para reparar sus casas.

Los fondos hacen parte de la contribución global de la UE al Fondo de Emergencia para Socorro en Casos de Desastre (DREF, por sus siglas en inglés) de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR).

La intervención DREF es complementaria de la operación de respuesta a la tormenta Amanda que la Unión Europea ya ha financiado en El Salvador por €400.000. Estos últimos fondos se centran en proveer acceso a agua potable mediante la instalación de puntos de distribución de agua y apoyo para la rehabilitación de los sistemas comunitarios daños por la tormenta; en el fortalecimiento de los albergues a nivel comunitario y en la realización de campañas y actividades de promoción de salud, higiene y protección contra la violencia de genero.

Los fondos permitirán también poner en marcha un programa de transferencia de efectivo ($100 por familia) para que las familias afectadas puedan adquirir alimentos o materiales para reparar sus hogares.

Una expresión de solidaridad europea

La Unión Europea y sus Estados Miembros son el principal donante mundial de ayuda humanitaria. La ayuda de emergencia es una expresión de la solidaridad europea con las personas en situación de necesidad en todo el mundo. Su objetivo es salvar vidas, prevenir y aliviar el sufrimiento humano y salvaguardar la integridad y la dignidad humana de las poblaciones afectadas por catástrofes naturales y crisis provocadas por el hombre.

A través del Departamento de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, la Unión Europea ayuda a millones de víctimas de conflictos y catástrofes cada año. Con sede en Bruselas y una red mundial de oficinas sobre el terreno, la Unión Europea presta ayuda a las personas más vulnerables basándose en las necesidades humanitarias.

La Unión Europea mantiene un acuerdo de financiación humanitaria por un importe de € 3 millones (U$3, 346, 200) con la Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) para apoyar su Fondo de Emergencia para Socorro en Casos de Desastre (DREF).

Los fondos provenientes del DREF se destinan principalmente a catástrofes «de pequeña escala», es decir, aquellos que no dan lugar a una llamada de emergencia internacional.

Este fondo fue establecido en 1985 y está compuesto por contribuciones financieras hechas por diferentes donantes. Cada vez que una organización nacional de la Cruz Roja o la Media Luna Roja necesitan apoyo financiero inmediato para responder a un desastre, pueden solicitar recursos del DREF.

Para atender desastres de pequeña escala, la FICR asigna dinero proveniente del DREF que posteriormente puede ser reembolsado por los donantes. El acuerdo entre la FICR y la Comisión Europea permite el reembolso posterior para operaciones (acordes con su mandato humanitario) hasta un total de 3 millones de euros.

Add a Comment