Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

gab


Gabriela Frías destacada periodista de CNN en español, en su reciente visita a El Salvador brindó una entrevista en exclusiva a Diario digital elperiodista.com.sv para hablar sobre nuestra carrera y los retos que se presenta hoy en día con las redes sociales.

 

 

PRIMERA ENTREGA

Despertar el sentido de la curiosidad, buscar la inmediatez, ser minuciosos a la hora de investigar una noticia, son algunos aspectos a considerar en esta profesión.

 

Durante la grabación del programa Fuerza en Movimiento: El Salvador, la cual estuvo bajo la conducción de la periodista mexicana, cuatro empresarios salvadoreños entre los que figuran: Vilma de Calderón, vicepresidenta de Lactosa, Carlos Calleja, Vicepresidente del Grupo Calleja, Fernando Poma, Vicepresidente de Real Hotels and Resorts; Alfredo Atanacio, fundador de Uassit.ME; hablaron de sus orígenes, de las oportunidades y desafíos que han tenido que emprender en sus negocios en el país, así como en el resto del Istmo centroamericano.

 

En este contexto, la exitosa presentadora de CNN Dinero, luego de cumplir con apretada agenda, dio apertura a una tertulia periodística, bajo un ambiente cálido, fresco, relajado y exponiendo en el tintero una visión amplia del tema.

 

EP:¿Cuál es tu perspectiva acerca del periodismo en América Latina?

 

GF: Moviéndose rápido, con unos desafíos muy grandes para algunos periodistas, puesto que en varios países de la región se están dando asesinatos, con amenazas serias en varios países de la región para cubrir las noticias. 

 

Un periodismo arriesgado más en algunos países, pero también es un periodismo que encuentra  apoyo con “outlooks” que nos abrió la tecnología, redes sociales, facebook, y que es respaldado, apoyado incluso puesto en tela de juicio por la propia sociedad civil. Tiene que ser un periodismo más responsable y retratando con fidelidad las voces que componen a una sociedad.

 

EP: ¿Eso da paso a desarrollar un periodismo más exigente y rápido?

 

Se ha vuelto más exigente nuestra profesión, ahora los ciudadanos tienen su canal también para increparnos, compartirnos, sugerirnos, pedirnos, criticarnos de manera inmediata, yo creo que es un buen filtro no solo para  el gobierno, empresarios,  lo que dicen los clientes, yo veo a nuestros televidentes, lectores, como consumidores de nuestra información al final del día es eso y va a ser siempre nuestra medida de éxito.

 

Ahora va a ser más inmediata esa medida de éxito, que tan útil es lo que estamos diciendo, que tanto les sirve y qué tanto somos más ideológicos y menos prácticos en función de lo que la sociedad te está pidiendo hoy día.

 

EP: ¿Tú crees que se ha perdido ese sabor de periodismo investigativo en nuestro gremio, qué me dices? 

 

GF: Sí y no, porque también creo, hay muchísimos medios ya dedicados exclusivamente al periodismo de investigación. Si bien en algunos países se está viendo la consolidación de medios, en Estados Unidos está ocurriendo también hay otros medios, hay una gama un poquito  más amplia de periodismo de investigación. Hay periodistas que han podido abrir sus bitácoras en línea, hay medios que ya están en línea, lo cual les permite una reducción de costos brutales como para empezar a dedicar mucho a  hacer periodismo de investigación. 

 

Lo que sí veo es que quizás los periodistas de ahora tienden a buscar más la inmediatez, yo creo que las escuelas de periodismo nos deben ayudar también a formar jóvenes que busquen el contexto de las cosas y nos recuerden la historia de nuestros países cuando se hace la nota.

 

EP: ¿Qué piensas  del respeto que se le debe a la fuente, con una palabra el periodista puede construir o destruir una historia o un hecho en particular?

 

GF: Es un requisito básico, yo creo que el respeto a la fuente expresado como  una obligación ética, no el respeto a la fuente expresado como  una lealtad. Nuestra lealtad es con el ciudadano, nuestra lealtad es con  la verdad, con el tomar las fotos de las posiciones que hay en torno a un tema, una persona, una tendencia, un problema o un éxito. 

 

Mientras te mantengas en esa línea donde entiendes que el valor del periodismo es esa la búsqueda de la verdad y encuentras dónde estás parado tú y te aseguras que eres imparcial, yo creo que todos los días, no es fácil verificarlo pero creo esa es la misión de todos los días como periodistas y más en momentos en que modelos económicos, posiciones empresariales se cuestionan.

 

Ahora que pienso en Fuerza en Movimiento,  en CNN, Avianca, hay gente que te escribe en redes sociales diciendo que esto es ideología, que estás hablando de capitalismo.

 

EP: ¿De qué estamos hablando?

 

GF: No, estás hablando de país, proyecto de empresa aquí y en la China, proyecto de nación, patrimonio, sí se habla de empresas familiares, pero es responder con hechos los cuestionamientos de algunas personas que a veces ponen en tela de juicio sin fundamento, muchas veces que las redes sociales se ha transformado en un lugar muy bueno para que nos chequeen pero también muy cruel, la gente tiende a ser así.

 

EP: Las redes sociales son utilizadas para atacarse unos con otros, los políticos tienen esa costumbre por ejemplo, ¿Piensas que esta herramienta de comunicación se ha desvirtuado?

 

Ojalá tuviéramos todo el tiempo del mundo y todo el espacio del mundo,  y todos los minutos del mundo para reflejar todas las posiciones en una nota, no ese es el periodismo de investigación. 

 

Pero  ponerse no del  mismo lado de la fuente cuando uno está investigando o preguntando para una sola nota, en la que vas a atrapar una sola realidad es muy importante, y eso debemos recordar a nuestros consumidores de información que de momento estas tapando un aspecto de una realidad, pero hay temas que sí ameritan que traigas las dos parte.

 

EP: ¿Entonces, hay un punto en común, los periodistas no podemos ser jueces?

 

GF: Uno también como periodista tiene que ponerse del lado contrario para cuestionar, hacer como espejo, reflejo. Yo creo mucho en una cosa que es muy neutra, y es la palabra que siempre me gusta usar: curiosidad, si tú traes una curiosidad, ya como periodista, no importa lo que preguntes, estás haciendo tu tarea y parte de esa curiosidad  no es tomar una ideología necesariamente no, es reflejar que el mundo se piensa así e increpar a la fuente para entender.

 

Nosotros no somos jueces, solo tomamos el retrato de la realidad, no lo podemos ver de otra manera aun cuando en Estados Unidos tienes medios que claramente marcan ideología y la gente tiene la opción de decir a qué medio se va, por lo menos dejar claro a tu consumidor en qué lugar estás parado. Es muy importante pues a veces  se satanizan que un medio sea de una u otra manera. Existe en  Estados Unidos donde yo hago universidad y me doy cuenta que hay  para todos, lo que sí creo es que como reporteros también tenemos que decir bueno, cuál es nuestro stand donde estas parado, qué piensas y si quieres ser imparcial demostrar que eres imparcial. 

 

EP: ¿Cómo ves el periodismo en El Salvador desde fuera?

 

Estoy impresionada de la cantidad de medios que tienen, hablando con varios periodistas me da mucho alivio que no están viviendo las circunstancias como otros periodistas de Centroamérica como el caso de Honduras, por ejemplo, o  México.

 

Sé que hay presiones en cualquier país cuando se trata de decir la verdad, pero creo que la situación no está marcada al extremo como miras en otras sociedades.

 

Creo que en el contexto histórico de El Salvador es un periodismo que retrata mucho y que sería bueno que incorporará mucho a sectores o actores no tradicionales como los jóvenes empresarios, que es un pedido que he recibido de muchísimos salvadoreños en todos los eventos donde me he parado, que no se sienten representados no solo en las empresas o el aparato legislativo, sino que hablan de los medios, no tener una gran empresa encumbrada, tradicional, venden la idea de que en El Salvador sólo se puede hacer negocio o crear una empresa si eres una gran familia y estás buscando el patrimonio de una familia y no es cierto.

 

EP: ¿Qué significa para Gabriela Frías hacer periodismo?

 

Es como mi gasolina, porque soy curiosa, porque me gusta aprender, porque  el mundo se mueve muy rápido, porque me encanta darme cuenta que en un mundo ya globalizado es muy bueno, muy sano, compararnos como periodistas profesionales, países, ciudadanos. Yo no podría vivir sin esto, esto es el periodismo para mí, es como mi sangre, soy demasiada apasionada, soy muy perfeccionista. 

 

EP: ¿Qué te llevas de El Salvador?

 

GF: Yo dejo la voz en El Salvador, pero por una buena causa que fue Fuerza en Movimiento,  Avianca, CNN, me llevo mucho cariño, me voy arropadísima, muy poca gente, pero todavía veo mucho pleito ideológico y crítica, me llego mucho, pero me llevo una  profunda preocupación pero también amor a la patria.

 

Me llevo también unas cuantas pupusas ya puestas, y ganas con de regresar, voy inspirada, no sólo por los grandes empresarios con los que hablé, sino con la gente  que a día a día he convivido y que quieren un país tranquilo para que puedan hacer su realidad, me voy muy querida.

 

EP: elperiodista.com.sv estará siendo liderado por un grupo de periodistas adultos jóvenes y el nombre surge para darle un incentivo, un reconocimiento al gremio en general, ¿Qué deseas expresar?

 

Primero que  ojala lo disfruten, que si ven que le  falta algo se lo digan, porque es un proyecto en transformación, a título personal les deseo mucho éxito, deseo mucha suerte, con la expectativa de volver hablar, ser interlocutora a través de tu medio. Todo mi deseo de éxito y bueno tratar de regresar todo lo que me llevo con estas palabras.

 

 

 

BANNER INFERIOR 2-1
BANNER INFERIOR 2-1