Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

gabrielafrias2


La presentadora de CNN Dinero, Gabriela Frías, en su visita a El Salvador, recientemente, nos brindó la oportunidad de entrar a la atmósfera de su intimidad, descubrimos que hay detrás de la periodista mexicana que disfrutó de nuestro tradicional platillo típico: Las Pupusas, con curtido y salsa.

 Por: Milady Cruz - @elperiodista_sv - Fotos: El Periodista

 

Dentro de un contexto soleado, en el jardín del hotel donde se hospedó, muy tranquila y con una sonrisa bien puesta en su boca, Gabriela Frías abrió las puertas de su corazón para responder a la entrevista acordada con Diario El Periodista, con el fin de compartirla con nuestros lectores. Dicen que los últimos seremos los primeros, expresé cuando nos saludamos. “A ver si es cierto, hay te aviso”, respondió entre risas...

Una mujer sencilla, inteligente, reconocida por muchos televidentes, una mujer admirada. Recuerda que en su niñez le gustaba mucho patinar en la calle, crear su propio hábito hacia la lectura, introvertida se describe como una mujer perfeccionista, cinéfila, “me gusta reír, bromear mucho, me gusta quitar los formalismos que la gente te da. Me gusta tomarme tiempo para mí, hago ejercicios, yoga, pilates, me gusta correr, y aprecio mucho a mis amigos y familias. Soy muy patriota, muy mexicana”.

“Yo tenía mi mundo, más que era introvertida; me gustaba leer, aplicadísima en la escuela, me gustaba estudiar y como mis papás trabajaban antes de tratar de sacarles un peso de encima, era sacar buenas calificaciones”.Gabriela Frías

"Soy muy Patriota,

soy muy Mexicana"

MC: ¿Se considera Gabriela una mujer de detalles, cómo eres?

Gabriela: Si...mucho...no, yo digo demasiado... soy una mujer de detalles

MC: ¿Crees en el amor?

Gabriela: Mucho, soy apasionada, pero así como soy apasionada con la carrera, soy con mi familia, lo soy con mis sobrinos, con la pareja, con la vida, me encanta.

MC: ¿Eres muy selectiva con tus amigos?

Gabriela: Tienes que serlo y selectiva en el sentido porque la gente te busca por quien eres, terminando el  día de trabajo, por quien eres y que te recuerden quien eras cuando eras joven, mis mejores amigos son de la infancia, adolescencia, con quienes yo me iba a bailar. Son mis  amigos porque ellos me recuerdan quien soy, si ven que la brújula se va para acá o para allá me recuerdan quien soy...sobre todo porque estoy en Estados Unidos sola. No estoy casada, pero tengo novio, (este.......) risas.

MC: Bueno pero acá en El Salvador dejas muchos admiradores… y ya con miras al matrimonio, podemos conocer esa parte de tu vida?

Gabriela: Novio, novio todavía no.... bueno nos estamos conociendo y ahora yo la estoy llevando con calma, un ritmo más de conocer, me he llevado unas lecciones en el amor y es que con el poco tiempo, tienes que conocer a la persona y por otro cuando la persona te enseña que es la primera vez te lo tienes que creer, desde la primera vez, ahora voy con mis baterías de periodista al tema personal ...conocer más a la gente, ahí va algo, pero ya como algo de novio todavía no…

MC: ¿Qué buscas en un hombre, qué exiges de un hombre?

Gabriela: Nunca exigir, ya la vida a esta edad uno aprende a asegurarse, confirmar que lo que uno ve es real, eso es lo primero que la persona tenga curiosidad de verte por lo que eres y no por lo que representas en un trabajo. La televisión te trae mucha gente de todo tipo, muchos terminan siendo buenos conocidos. Me gusta que sea una persona que tiene éxito, que a estas alturas del partido, esté realizada, un poco como yo que estoy realizada en mi trabajo, porque me gusta que los fines de semana sea no para expresar frustraciones sí para descansar juntos. Esa es la principal exigencia que yo tengo que la persona esté igual de cansada como yo para que un viernes lo disfrutemos juntos y no frustrada porque no ha logrado lo que ha querido, porque se generan dinámicas enfermas. Que sea un hombre que tenga valores, que le guste la familia, que sea leal como un amigo.

MC: ¿Le entras al tequila?

Gabriela: “No, me encanta el mezcal”, responde entre risas, se sonroja.

MC: ¿Don Julio reposado, sí lo conoces?

Gabriela: Órale nooo, Herradura reposado, delicioso, a mi me gustaba mucho el Vodka, pero hace poco, hace dos años y medio me fui a Guajaca que es la tierra del mezcal, y me volví mezcalera que es un poquito más pesado que el tequila y en lugar de tomarla con limón, lo tomas con naranja y con chile... delicioso y en México ya se multiplicaron las mezcalerías, está de moda tener una mezcalería ahora en mi México querido.

Soy bastante democrática, no tengo uno en específico, en un momento dado me gustaba mucho Oriana Fallaci, Isabel Allende, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Carlos Galváes, Pérez Reverte, pero no tengo uno en particular, yo no me caso mucho con uno este no sé si eso es malo o bueno, pero mi personalidad no es así.Sobre su pasión: La lectura

 “Mis papás trabajan desde muy chavos, casados trabajando siempre y como padres nos dieron una cajita de herramientas nos dieron idioma, ballet, natación, lectura, se comprometieron a hacernos mejores y a prepararnos”.

MC: ¿Qué piensan tus padres de tus triunfos?  

Gabriela: Orgullosos, muy orgullosos, mira mi papá y mi mamá no creían cuando me ofrecieron el trabajo en CNN, pero no creían porque yo soy muy soñadora, piscis, al fin y al cabo,  idealista, les dije es probable que CNN me ofrezca empleo, eso fue en octubre, paso el tiempo conseguir la visa tardo mucho, y dije primera llamada, se fue diluyendo nos fuimos de viaje a Europa por primera vez , y ya regresando me llaman y  me dicen ya está tu visa así que les dije ahí está mi visa, ya me voy, ellos no lo creían y yo tampoco. Creo que he dado con creces a mi familia los sacrificios que  hicieron en un tiempo.

MC: ¿Qué piensas de la mujer, cómo debe ser la mujer de hoy?

Gabriela: Segura de sí misma, sin tratar de competirle a los hombres, no depender del feedback de los hombres, sino saber quién se es primero para que no nos muevan las brújula y no nos hagan inseguras, debemos ser honestas y protegernos y cuidarnos entre mujeres, porque a veces el peor enemigo de una mujer suele pasar es una mujer como que si estuviéramos en competencia y eso es terrible. Y por otro lado, no pensar que la vida o se es madre o se es profesional, porque muchas veces en la vida se nos dice sé es la una o la otra, pero  tenemos ejemplos que podemos ser madres y profesionales, las dos en las justa medida, y recordar que nuestro papel es necesario en la casa como para inculcar valores, pero que una cosa no está peleada con la otra.

MC: Tu legado a la mujer profesional

Gabriela: Que valoren la importancia de especializarse en las fuentes que decidan trabajar, actualizarse es la condición sin la cual no vamos a mejorar el gremio, en términos de lo que ganamos, ingresamos, tenemos que  hacer propuestas novedosas al contar historias. El siglo XXI está abierto con herramientas como profesional, es peligroso estar en una profesión que no te guste, porque te echas a perder, que te confirmes todos los días que tu razón de ser todos los días es válida, porque sino pierdes mucho tiempo y el tiempo no regresa.

MC: ¿Qué te llevas de El Salvador?

Gabriela: Yo dejo la voz en El Salvador, pero por una buena causa que fue Fuerza en Movimiento,  Avianca, CNN, me llevo mucho cariño, me voy arropadísima, pero todavía veo 

mucho pleito ideológico y crítica, me llego mucho, pero me llevo una  profunda preocupación pero también amor a la patria. Me llevo también unas cuantas pupusas ya puestas, y ganas de regresar, voy inspirada, no sólo por los grandes empresarios con los que hablé, sino con la gente  que a día a día he convivido y que quieren un país tranquilo, me voy muy querida.

CNN, más allá de un casting

Gabriela nunca pensó que cambiaría la danza, la coreografía y otras pasiones por el periodismo, nos comentó que siempre sintió pasión por hacer periodismo cuando tuvo una maestra en preparatoria, fue ahí cuando conoció a una maestra que le impartía una clase de Problemas económicos, políticos y sociales de México y les contaba unas historias fantásticas “me despertó curiosidad y me acerque a decirle que me gustaba eso y me dijo te voy a recomendar algo, busca una escuela de periodismo, estoy segura que te va a gustar, me dio el nombre fui y vi el programa de estudios y termine estudiando”.

Recuerda que trabajó desde muy joven, de niña, le gustaba escribir cuentos, poesía, sin tener las métricas, fue una experiencia fantástica para ella.

 

 

BANNER INFERIOR 2-1