Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

Tienda Morena: 53 años de éxitos

tiendamorena

Hace 50 años comenzó a operar tienda Morena, negocio dedicado a la venta de productos para el hogar y oficina a un precio bastante cómodo. Desde entonces su prioridad ha sido ofrecer servicios de calidad a sus clientes.

 Redacción: Nancy Pérez - @elperiodista_sv

Don Ramón Rivera creció entre materiales de plástico y artículos del hogar. Su madre doña “Morenita” como muchos le llaman de cariño comenzó en el negocio de proveer productos para el hogar a un precio bastante cómodo allá por 1950.

Un pequeño puesto ubicado en el mercado Central  que en aquel entonces estaba ubicado donde ahora se conoce como Plaza Hula Hula fue el génesis de este ambicioso negocio, gracias a un pequeño financiamiento de su abuela, que fue quien la crio.

Pero por azares del destino el puesto de “Doña Morenita” permaneció poco tiempo en ese lugar , ya que el incendio del mercado Central de 1961 la sacó de ahí.

Al ver que no habían  recursos en aquellos tiempos para reconstruir el mercado decidió alquilar un local en la esquina de la sexta calle poniente y el pasaje Fajardo, frente a lo que ahora conocemos como el mercado Sagrado Corazón.

Tienda Morena se funda en ese nuevo local en 1961 y donde uno de los elementos importantes que le dio personalidad al negocio fue que la humilde mujer se concentró en proveer productos para el hogar a un precio justo.

Durante ese tiempo, la vida le puso otra prueba más difícil a doña “Morenita” ya que no solo perdió a su esposo, sino que se vio en la necesidad de sacar adelante a sus cinco hijos a una edad bastante joven.

Su espíritu valeroso y dedicación hicieron que  no se diera por vencida, al contrario la impulsó a laborar fuerte para seguir  avante con sus retoños y es así como don Ramón, junto a sus otros hermanos se instruyeron alrededor del negocio.

“De pequeño me recuerdo que mi mamá nos mandaba al cine París que quedaba a la vuelta en aquel entonces para que no la interrumpiéramos en sus labores”.

No obstante, don Ramón al igual que sus hermanos siempre estuvo  cercano al negocio por lo que esto ha sido para ellos parte de su vida.

Con la adquisición del nuevo local también comenzó una etapa de evolución,  donde el giro del comercio siempre estuvo alrededor de los productos de la casa, con la salvedad que la industria del hogar no estaba bien desarrollada y el plástico era casi desconocido.

“Vendíamos acero esmaltado, lo que popularmente se conoce como peltre, productos importados de Europa, vidrio y aluminio de Alemania, comercializábamos pocos productos porque en aquel entonces el mercado era más sencillo”.

A lo largo del tiempo, Tienda Morena, fue creciendo al igual que los hijos de doña Morena es así como alrededor de los 12 años todos trabajaron en el establecimiento de su mamá, especialmente en la época navideña que no desaprovecharon la ocasión para vender juguetes.

Don Ramón rememora que su progenitora les proporcionaba un capital de trabajo porque para aquel entonces no tenían un departamento de juguetería y ellos se encargaban de comprarlos y venderlos,  las ganancias  al final formaba parte de los fondos de lo que dispondrían para después en las vacaciones.

Para los hermanos el trabajo siempre estuvo ahí hasta que lograron salir de bachillerato y decidieron estudiar en el extranjero para profesionalizarse.

Con el correr de los años poco a poco se fueron integrando en el negocio, aunque no todos decidieron involucrarse directamente, si dispusieron los cinco descendientes  ser socios de Tienda Morena.

Empresa en Crecimiento

Como son todos los procesos de crecimiento, Tienda Morena tuvo que sortear muchos obstáculos que se le presentaron en el camino, especialmente durante la década de los 80 , época en la que la economía y la infraestructura del país sufrió los embates del conflicto armado.

Sin embargo, doña “Morenita”  siempre fue ejemplo no solo de laboriosidad sino de fe para sus hijos y es así como decidió seguir invirtiendo aun en tiempos difíciles en infraestructura para que la tienda creciera, importando a otros países, contratando más personal a tal grado que su dedicación sirvió de modelo para sus descendientes,  al igual que creo valores.

Aunque en un principio el negocio estuvo siempre bajo la batuta de dona “Morenita” con el paso del tiempo este fue creciendo y desde luego creando otras necesidades.

Rivera admite que su madre siempre les inculcó que se formaran y prepararan para hacer frente a la vida y nunca los preparó para tomar el negocio.

Es así como de forma circunstancial poco a poco se fueron involucrando a la tienda y es cuando ven la necesidad urgente de diversificarse y  acercarse más a sus clientes, así como descentralizar el negocio que estaba básicamente ubicado en el centro de San Salvador.

Don Ramón recuerda que abrieron la segunda sucursal en Santa Tecla hace más de diez años, un  16 de septiembre, tiempo desde el cual  los clientes están satisfechos con sus servicios “creo que los clientes decían porque se han tardado tanto”.

Aunque todo ello conllevo  crear toda una estructura organizativa, incorporar tecnología, capacitar personal, seguir todo un proceso ordenado que no fue fácil, hoy se siente feliz de formar parte de esta empresa donde  “todo queda en familia” gracias a su madre.

El trabajo constante de madre e hijos les permitió luego abrir en octubre del 2013 la tercera sucursal ahora en la Escalón, donde han tenido una recepción bastante favorable de parte de sus clientes.

A sus más de 20 años al frente de una de las tiendas, Don Ramón cuenta que ahora el negocio es totalmente diferente de cómo comenzó, es por ello que hoy manejan alrededor de 15 mil productos en el inventario , todos siempre alrededor del hogar en su mayoría de utilidad para la mesa y la cocina.

“Tratamos de no solamente de llegar con una diversidad de productos a los precios más bajos sino de darle el mayor valor agregado a los clientes”.

Algo que caracteriza a la tienda Morena es que básicamente atienden tres segmentos del mercado, uno es desde luego el consumidor final, en su mayoría amas de casa; el segmento institucional que son negocios, empresas que compran para su propio consumo y el segmento de ventas de volumen que es para instituciones que adquieren la mercadería para llevar a  comunidades ,  alcaldías; sin dejar fuera la industria de los alimentos que es de sus sectores más importantes.

Tercera generación

“Ya ahora hay tres generaciones involucradas y mi mamá que sigue trabajando con fuerza a pesar de su edad avanzada, pero también nos ha dado espacio a la siguiente generación que manejemos el negocio”.

Es así como en la actualidad, la incursión de sus hijos y sobrinos en Tienda Morena les ha permitido a la familia seguir unidos no solo en la casa, sino también dentro del negocio a su vez que se les instruye a formarse en el negocio.

Don Ramón, el cuarto de los hijos reitera que entre los proyectos más inmediatos se encuentran acercarse más a los clientes y seguir creciendo así como ofrecer más oportunidades de trabajo a más personas.

“Mi madre inició con dos empleados, una vendedora, un bodeguero y ella que era todóloga pues le hacía de cajera, vendedora, de todo… ahora contamos con más de 150 empleados ”. 

 

Agradecidos con la vida

El 1 de octubre la sucursal de Escalón cumple su primer aniversario, así que ya desde el 16 al 30 de septiembre están celebrando en grande su cumpleaños y ofrecen grandes descuentos y promociones a sus clientes.

“Estamos agradecidos con Dios, los clientes, los proveedores, el país, nuestra cuna, más que sentir orgullo, estamos agradecidos”.

 

Ahora los hijos de doña “Morena” se sienten orgullosos de la herencia de su madre ya que les enseño además de ser emprendedores y no desfallecer en la vida, les inculcó a ser personas correctas y de fe.

“Vemos la prosperidad del negocio como una bendición de Dios, pues mi mamá con educación hasta sexto grado no era una mujer preparada pero se tenía una fuerte convicción por lo que le puso mucho empeño al negocio”.

De ahí que los hijos reconocen que la integridad con la que se ha manejado el negocio ha sido fundamental para crecer. “Hemos sido fieles y Dios ha sido fiel con nosotros”.

“Mi mamá ha sido un ejemplo no solo por su laboriosidad sino de su fe porque  la verdad para una mujer sola con cinco hijos comenzar un negocio en aquellos dorados tiempos no era fácil y los riesgos que afronto en época de la guerra nos dio muestra no solo de su laboriosidad sino también de su valor”.

 

 

 

BANNER INFERIOR 2-1