Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

PANPrincipal


La torta de yema con pasas y la de tuza, además de la semita budín son los productos estrellas del Jardín del Pan, panadería que nació del deseo emprendedor de una mujer madre que confió en su capacidad de superarse, con la elaboración de productos que son un manjar en el paladar de los salvadoreños. Te compartimos una interesante historia de éxito, de una salvadoreña muy tenaz, quien con su sencillez y su dinamismo ha logrado cumplir uno de sus sueños.

 Redacción: Nancy Pérez

Fotos: Ernesto Martínez

Doña Leonor Calderón de Osorio es una mujer ejemplar y madre trabajadora que a sus 69 años está satisfecha de todos los logros obtenidos después de muchos esfuerzos y sacrificios por sacar adelante a sus dos hijos y el negocio que un día emprendió junto a su esposo.JARDIN DEL PAN5

Cuenta que la idea de montar la panadería ahora conocida como El Jardín del Pan nació de una idea que le llegó de que sí era posible emprender un negocio.

Trabajar por 15 años en una empresa de prestigio como secretaria le permitió adquirir conocimientos administrativos y contables.

Al  trabajar en una panadería en el área administrativa, la motivó querer emprender su propio negocio.

Y aunque reconoce que ahí no aprendió a hacer el pan, pero sí a tener contacto con la elaboración del mismo y fue eso lo que más le llamó la atención.

El Jardín del Pan confiesa Doña Leonor fue un proyecto que decidió poner en las manos de Dios allá por agosto de 1986.

“Todas las personas podemos y tenemos las capacidades…solo se necesita ser constante, pero muchas veces queremos las cosas rápido o muy fáciles, pero así no se puede…por eso cuando uno se empeña y hace del Señor su jefe...todo sale mejor…siempre hay que consultar con el Señor”, compartió doña Leonor, una mujer que es amante de la jardinería.

JARDIN DEL PAN3Rememora que contar con algunos ahorros le permitió adquirir las maquinarias para la elaboración del pan que llegaría al gusto de los clientes que requerían de un producto diferente y de buena calidad.

Trabajar de la mano con cuatro personas en un inició fue gratificante pues reconoce que las personas buscaban ese pan diferente y único.

Recuerda que en el primer día de apertura del negocio sus expectativas fueron grandes, así com los nervios también, pero la clientela y el Señor la bendijeron, vendió ese día 62 colones.

“Nuestro primer deseo en Jardín del Pan fue... servir con calidad, y darle al cliente lo que él quiere, porque ellos acogieron muy bien el producto”, aseguró la empresaria.

Los primeros clientes detalló  fueron adultos mayores,  quienes les gustaba disfrutar de su pedacito de pan dulce, semita picuda junto a una taza de café humeante.

En poco tiempo sin esperarlo, su pan dulce también fue buscado por los mismos estudiantes de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas (UCA), a quienes no se les hizo indiferente dar un sorbo de café acompañado de un borrachito, otro de la variedad de pan dulce que ofrece a sus clientes Jardín del Pan.JARDIN DEL PAN8

La clave del éxito, ofrecer producto de alta calidad y buena atención 

Ahora, doña Leonor afirma que mantener la calidad en sus productos le ha concedido mantener clientes durante muchos años e incluso se acerquen las personas adultas mayores acompañadas de sus hijos.

Reconoce que junto al crecimiento de la panadería también ha ido el de los colaboradores y por eso en la actualidad es generadora de 17 fuentes de empleo.

Como en todo proyecto también ha atravesado adversidades y rememoró que en 1989 cuando se dio la ofensiva, frente al negocio ubicado en la avenida Río Amazonas y Calle del Adriático (esquina opuesta a la UCA) llegaron a colocar tanquetas; pero como los clientes la buscaban, decidió arriesgarse y trabajar para que las personas no se quedaran sin su pan.

“Hemos pasado debajo de las balas para ofrecerle siempre el pan a los clientes… Dios nos ha guardado, ha sido fiel y a pesar de las dificultades siempre hemos avanzado”, externó la propietaria de la panadería.JARDIN DEL PAN9

Expansión para llegar a más clientes

Con el correr de los años y las exigencias de los clientes, el innovar en sus productos le valió a no solo ofrecer una amplia gama de pan dulce, sino también otras sucursales (4), con lo cual se llegaría a generar 29  fuentes de empleo.

Ahora doña Leonor, confiesa que la clientela identifica mucho la panadería por la torta de tuza y la torta de yema con pasas, además de la semita budín y los más de 40 o 60 productos que llegan a ser un complemento.

“Aquí es la matriz del pan dulce y la gente busca mucho nuestro producto. Nosotros también para innovar hemos considerado ofrecer almuerzos para los estudiantes de la UCA”, destacó.

Entre las proyecciones de doña Leonor se encuentra seguir vendiendo su pan que elabora, junto a sus colaboradores desde las 6:00 a.m., así como llegar a exportar sus productos al extranjero, tanto a los Estados Unidos como otros países.

“Es una cosa bastante bonita y emotiva de ver traducir la harina en pan y ver todo el producto terminado”.

Para poder especializarse, ha recibido capacitaciones para impulsar su empresa y confiesa que eso le ha motivado a querer seguir innovando sus productos.JARDIN DEL PAN6

“Gracias a Dios hemos ido innovando de acuerdo al mercado, hemos ido caminando y cambiando, nosotros hacemos panes rellenos, trenzas con hiervas rellenas con pollo y jamón…vamos orientándonos también a los jóvenes ya no solo el adulto”, destaca.

Pero doña Leonor no solo se dedica a elaborar el pan, sino también en compartir sus conocimientos con personas que la necesitan, desde hace 10 años hace labor social y lleva ayuda a comunidades de Chalatenango, con apoyo de personas de buen corazón.

“Llevamos comida, enseñamos a hacer pan a ocho mujeres de la zona norte de Chalatenango, en San Fernando y otras comunidades”, expresó.

“Uno tiene que vivir todos los días dándole gracias a Dios por el amanecer, el anochecer, darle gracias por lo poco y lo mucho que nos da porque es él quien provee”, recomendó la empresaria salvadoreña, quien con su historia de éxito ha logrado ser fuente de bendición para miles de clientes que disfrutan del Jardín del Pan.

 

 

 

 

 

BANNER INFERIOR 2-1