Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

SARAIPrincipal


La joven comenzó a emprender a sus 19 años, tiene su propia marca, “Collana”, una línea de collares hechos de tela, de trapos. Tiene 25 diseños diferentes de collares. Como muchas mujeres emprendedoras, necesita apoyo para promover sus productos innovadores y continuar con el negocio. Acompáñanos a leer su historia emprendedora.

 

Redacción: Milady Cruz    Foto: Ernesto Martínez

 

Saraí Valencia es una chica humilde, cuando habla de su proyecto emprendedor contagia a cualquier persona, porque lo hace con mucho entusiasmo, su espíritu emprendedor se nota en el brillo de sus ojos… “es un talento que Dios me ha dado”, pronuncia con seguridad.

SARAI6

 

Montar su  empresa a los 19 años, no fue tan fácil, sin embargo, lo logró, crear una empresa requiere de muchos retos, responsabilidades que cumplir, sin duda, ella es fuente de inspiración para otras jóvenes que deseen emprender.

 

“Mi familia desde que empecé me apoyó desde el principio, porque llegué a pensar que esto no iba a pegar, pero me motivan a crear nuevos estilos de collares. Siempre recibo el apoyo de ellos de diferentes formas. Al principio yo elaboraba los collares, pero ahora como ya vendo al mayoreo mi mami me ayuda a hacerlos también”.

Mientras ordenaba sus collares y con una sonrisa nerviosa, ella continuaba su relato “en mi colegio tienen una materia que se llama Emprendedurismo, y nos dejaron un proyecto y en el último año quería crear algo propio, empecé con mi empresa y habían llevado material, me gustó y comencé a hacer mis diseños, ya tengo mi marca se llama Collana, que en italiano significa Collares, me gustó porque quería algo llamativo”.

SARAI7La chica emprendedora, tiene 20 años, estudia inglés, su creatividad va a la par de su propio sueño, ha ido perfeccionando su idea de negocio “un día me dedico a hacer nudos, otro día a hacer las vueltas que requiere la pieza a la hora de elaborarlo y el día de armar se me ocurren diseños nuevos que puedo combinar con diferentes colores”. 

 

Una de las formas que promueve sus collares es en ferias, “a todos les gustaron mis collares porque no los habían visto”, detalla la empresaria.

A un año de funcionar su pequeña empresa ya ha exportado a Guatemala y Estados Unidos, por medio de unos familiares, ha enviado sus productos innovadores hasta San Miguel y La Unión, también los promueve en su página de redes Facebook e Instagram “a diario subo fotos con mis clientas luciendo mis collares y con los nuevos estilos”.

Saraí tiene un reto nuevo que cumplir, tener su propio local, enseñarle a otras jóvenes a diseñas collares y generar empleos al país. “Nunca imaginé tener mi propia empresa, porque quería primero terminar la universidad, pero hay necesidades que cumplir en mi hogar, con la venta de mis collares le ayudo a mis papás con el pago de algunas cosas”. 

SARAI10Se siente orgullosa de poder emprender a sus 20 años, “porque hay personas que esperan hasta graduarse para soñar con una idea emprendedora. Muchas veces dicen no hay trabajo y no se dan cuenta que en sus manos tienen el talento, entonces para mí que los jóvenes deben aprovechar sus talentos y puedan hacer algo por ellos. Yo estoy comenzando una empresa a corta edad, pero mi sueño es llegar a ser grande”.

 

El cuarto de su casa es el taller donde trabaja, donde se desvela todas las noches para cumplir con la producción porque le compran al por mayor. “Ahí me desvelo, saco toda la producción, mi cuarto es mi taller, lo tengo un poco desordenado”, detalla entre risas.

De aquí a dos años, Saraí se ve con su negocio de collares y con una empresa consolidada, en un nuevo local y ofreciendo empleo a muchas jóvenes que deseen aprender. Con valentía y optimismo inició su empresa con un capital semilla de 50 dólares, vende sus collares desde $5 a $12 y los confecciona como a cliente lo pide.

SARAI EMPRENDEPrincipal

A final de este año, inicia sus estudios universitarios a final de este año, de la venta de collares pagará su carrera “Diseño del producto artesanal eso me ayudará a hacer cosas mejores, espero tener mi propio local y varias sucursales. Quiero enseñarle a los jóvenes”.

 

La materia prima la compraba en el colegio cuando inició su empresa Collana, ahora ya tiene un proveedor que le ayuda con el material que ocupa para emprender.

 

“Le doy gracias a Dios porque puedo aportar algo a mi casa y quitarle un poco de responsabilidad a mis padres”, reflexiona. La emprendedora ha puesto toda su confianza en Dios, es un ejemplo a seguir, y con su empresa quiere poner su talento al servicio de los demás. 

SARAI

“Quiero decirle a los jóvenes que nunca digan que no pueden, yo soy un ejemplo de que sí Dios nos da talentos, podemos demostrar que el país puede salir adelante de diferentes formas, no solo con cosas negativas, solo así podemos demostrarle al mundo que El Salvador fue diferente”, subraya la empresaria, una mujer digna de imitar.

Ella comparte que “nunca he tocado puertas con instituciones del gobierno, pero me encantaría tener apoyo, no tengo fecha para próximas ferias, pero confió en Dios que grandes puertas se abrirán. Yo hago la parte comercial, los diseños, el mercadeo… me gustaría tener gente establecida para vender más y generar empleos, ese es mi sueño”, reitera Saraí Valencia.

Recomienda que para esta temporada de navidad que se aproxima, las tendencias de colores verdes, rojos y dorados son los que lucirán mejor, cada diseño que elabora en media hora lleva aplicaciones atractivas y al gusto de las clientas.

Si están interesadas en lucir un bello collar de Collana, les compartimos sus contactos en la fanepage de Facebook: collanasv en Instagram: collana.sv y al teléfono 7902-4531, además de entrega a domicilio.

 

 

 

 

 

 

Redacción: Agencias    Foto: Agencias

 

 

BANNER INFERIOR 2-1
BANNER INFERIOR 2-1