Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

AGUILARPrincipal


Joel Antonio Aguilar Chicas fue reconocido hace pocas semanas como el mejor árbitro de la Concacaf, el periódico digital El Periodista tuvo la oportunidad de platicar sobre su vida con este destacado salvadoreño que ha puesto en alto el nombre del país en importantes escenarios deportivos.

Redacción: El Periodista

Fotos: Ernesto Martínez y redes

Hoy en día hablar de Joel Aguilar Chicas es posiblemente hablar de un icono del arbitraje salvadoreño, prueba de ello es el más reciente reconocimiento obtenido que lo consagró como el mejor arbitro en la CONCACAF en 2015.

Joel01Pero el sendero al éxito para Aguilar Chicas ha estado marcado por altos y bajos que lo han llevado a vivir momentos donde la vida mostrado la tarjetas roja o amarilla pese a ello su determinación, disciplina y perseverancia lo han sacado delante de las dificultades.


Cuenta que inició en el arbitraje hace 21 años, a muy corta edad y por casualidades de la vida después de una invitación de una persona que estaba involucrada en ese mundo. Reconoce que no le gustaba la idea dado que “en esa época empezaba a jugar fútbol y salía prácticamente expulsado, peleaba mucho con los árbitros”, recuerda mientras esboza una leve sonrisa en su rostro.

Sin embargo fue después que le asignaran un grupo de jóvenes en el Instituto Técnico Ricaldone que descubre su vocación en el arbitraje. Exterioriza  que todo inició cuando le tocó dirigir ocasionalmente encuentros entre jóvenes llegando al punto de arbitrar una semifinal en ese centro educativo; tras finalizar el mismo se dio cuenta que disfrutó la sensación de tener la autoridad en la cancha y ser un engranaje para que el juego sea vistoso.

“Había una emoción bien grande en mí, algo nuevo, prácticamente era el inicio de que Dios me había permitido poder encontrarme con algo que no sabía lo que me tenía en el futuro”, comparte este destacado arbitro salvadoreño.

Fue así como Joel Aguilar Chicas inició un proceso de profesionalización que empezó en 1994 explorando en los diferentes niveles del arbitraje hasta que finalmente da el paso de calidad en 1996 a la Liga mayor del fútbol nacional.

Pero alcanzar ese punto estuvo lejos de ser fácil, ya que cuando finalmente llegó la primera oportunidad sufrió una lesión en la rodilla que parecía frenar sus sueños ya que el diagnostico era que no podría volver a correr, “pero como la fe es grande, Dios me volvió la oportunidad, me sané”, para finalmente debutar un miércoles de octubre en un juego entre Fas y Santa Clara, el cual se convirtió en un sueño cumplido.

Joel02El mejor árbitro de la Concacaf


Pero el trabajo perseverante ha sido una cosecha en la vida Joel Aguilar Chicas que le ha dado frutos, el más reciente fue el reconocimiento como Mejor Arbitro de la Concacaf en 2015.

Sobre el nombramiento, asegura sentirse un salvadoreño orgulloso. “La gloria y honra para nuestro señor porque yo solo he sido el instrumento en base a la perseverancia de alcanzar y competir, porque me encanta la competencia, me encanta estar que me tengan ahí levantando la mano, decir aquí estoy”, afirma.

Al mismo tiempo señala que “este reconocimiento algo es muy especial porque nosotros no vivimos del arbitraje en El Salvador, las condiciones en las que entrenamos son las mínimas, y cuando te ponen a competir con árbitros en donde prácticamente hemos estado en los mismos torneos, pero ellos tiene otras condiciones de vida, de fútbol de estructura, te hace sentir como salvadoreño doblemente orgulloso, triplemente orgulloso porque este reconocimiento fue obviamente por votación del aficionado, del dirigente, de la prensa”, agrega. 

Y si bien afirma que estos honores son por vanidad, no dejan de representar un plus en su carrera. En la que se cuentan por lo menos seis Mundiales, entre ellos el de Sudáfrica 2014 y los Mundiales de Clubes del 2011 y 2015 en los cuales tuvo la oportunidad de compartir escenario con grandes estrellas del fútbol mundial.

Pese a su mirada reservada, al respecto Joel Aguilar Chicas no oculta su emoción y orgullo al recordar que disfrutó haber participado en esos eventos donde conoció a personalidades donde destacan los jugadores del Barcelona, como Xavi, Iniesta, Messi, entre otros.

JOELPrincipalEste salvadoreño de 40 años de edad afirma que cada vez que ha asistido a ese tipo de citas futbolísticas lo ha hecho con la seguridad de que si lo han convocado es porque cuenta el nivel para dirigir a ese tipo de jugadores. “Cuando estamos ahí y si yo estoy ahí es porque yo también soy bueno”, remarca.

En definitiva, Joel Aguilar Chicas se ha ganado un espacio y el respeto en el arbitraje internacional, siendo un salvadoreño que escribe su nombre junto a los grandes.

“Yo sé que tengo la misma capacidad que los mejores árbitros del mundo, he tenido la oportunidad de estar con ellos y  de igual forma si Dios me ha permitido estar allí no tengo que verlos para arriba ni para abajo, dos manos tienen ellos, dos manos tengo yo, se equivocan ellos, me equivoco yo”.

Señala que las diferencias palpables a las que se enfrenta son las ventajas que ellos tienen en las condiciones de estructura y economía bajo las que trabajan.

Detrás de un árbitro hay un gran ser humano

El mejor árbitro de la Concacaf en 2015 afirma que uno de los principales retos a los que se enfrenta como autoridad en la cancha es que a diferencia de los jugadores, los entrenadores o los clubes o las selecciones no cuentan con seguidores y su trabajo es poco valorado.

“Hay una minoría chiquita que cree en tu trabajo que es tu familia y sobre todo quien más cree en el trabajo que uno hace es uno, porque la carrera del árbitro en todos los países especialmente en el nuestro la gente lo ve como un mal necesario, sin embargo detrás de un árbitro hay un gran ser humano, en donde hace grandes esfuerzos y el hecho de representar al país para todo salvadoreño es un orgullo”.

 

 

 

 

BANNER INFERIOR 2-1