Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

RaquelPrincipal


La carismática y apasionada presentadora de la revista matutina “Arriba Mi Gente”, de Canal 21, Raquel Avolevan y también locutora del programa radiofónico “Tarde Sin Estrés” de 107.7 Fuego, conversó con Diario El Periodista y compartió parte de su vida, su infancia, sus miedos y alegrías. Hacer un pequeño recorrido por su vida más allá del lente y del micrófono la convierte ahora en la mujer del mes de marzo.

Por: Milady Cruz y Nancy Pérez    

Fotos: Giovanni Lemus y redes Arriba Mi Gente

Sus días comienzan a las cinco de la mañana cuando hacer ejercicios para mantenerse en forma es importante y luego dedicar el tiempo necesario para arreglar a la niña de sus ojos de seis años de edad, a quien su alma gemela se encarga de llevar al colegio.

canal 2109Embellecerse para salir al aire por canal 21, en la revista matutina: “Arriba Mi Gente” le permite compartir con su público televidente, así como también con sus compañeros de fórmula, con quienes se lleva muy bien.

Nada le impide compartir la hora de almuerzo con su pequeña, así como su hijo quien ya es todo un adolescente de 12 años, son momentos de calidad y valiosos para ella, según lo detalla. Pero su día no termina ahí, pues al llegar la tarde sabe que debe salir corriendo a la radio para interactuar con los radioescuchas en el programa: “Tarde Sin Estrés” de 107.7 Fuego, acompañado del sonriente y guapo Kevin Rodríguez.

Y es que, como toda mujer enérgica y emprendedora, Raquel reconoce que sabe combinar a la perfección su rol de madre, esposa, amiga, Hija de Dios y mujer profesional dentro de los medios de comunicación, entre otras responsabilidades que desarrolla en su diario vivir.

Es una chica que le apasionan, los retos, sentir los desafíos y enfrentarse a algo nuevo día con día, tanto que ha creado su propia página web, donde sus fans podrán conocer un poco más de ella, así como interactuar con el objetivo de apoyar a las mujeres emprendedoras y diseñadores nuevos, con todo el público que la aprecia.

La carismática mujer de 33 años cuenta que será así como las personas podrán saber más de ella, no solo a través de la pantalla de la televisión o la radio, también será a través de la web, donde aborda temas de modas, salud y todos esos tópicos de belleza que atraen a la mujer.

Impulsar esa la idea es para Raquel no solo parte del “Branding digital”, sino un diario digital personal donde puede tocar temas que no aborda en la radio y la televisión.

 “Quiero que me conozcan y de esta manera proporcionarle un espacio digital para la gente”.

CblSsk6UkAAY6kLInició en medio de reflectores

Raquel dice que inició su carrera profesional de la mano de mentores, periodistas como Roberto Hugo Preza y Kenia Mejía, quienes creyeron en su potencial.

Pero fue Roberto Hugo, quien la invitó a hacerse un casting al canal para que luego pudieran abrírseles las puertas de la televisión, a través del grupo Megavisión y también en Radio 107.7 Fuego.

Ella reveló que desde pequeña sentía esa cosquillita de estar en los medios de comunicación, en medio de los reflectores y las cámaras.

CTZ 8UiVAAAeNle“Siempre de pequeña soñaba con dar noticias, me ponía en el ventilador y le quitaba la parte del ventilador y cuando uno se acercaba se oía, no sé, como un eco, no sé qué era, pero me gustaba porque ese era mi micrófono. Entonces yo me ponía frente al espejo y empezaba hablar, a narrar noticias y a narrar cuentos… todo eso me gustaba y ponía a mi hermano gemelo de espectador”, describe entre risas.

Ahora reconoce que la vida es un mundo de oportunidades y que se debe aprovechar el paso de ese tren de oportunidades. “Cuando se me abren las puertas, para mí fue un mundo lindo, un mundo totalmente diferente”.

Su amado esposo también fue su cómplice porque la impulsó a meterse de lleno a hacer lo que siempre le ha apasionado, las comunicaciones, hasta convertirse en uno de los rostros femeninos que poco a poco ha ganado terreno en los medios de comunicación.

Su tierra de infancia

canal 2103Raquel cuenta que nació en el seno de una familia tierna, pero que al final tuvo que distanciarse por diferencias. Tener un hermano mellizo que nació tres minutos después, es para ella gratificante porque sabe que ambos se pueden comunicar sin tener que hablar, ya que los une algo más que ese instinto y amor, “la sangre llama”.

Entre risas rememora que de pequeña fue muy hiperactiva, a quien le encantaba subirse a los techos… como los gatos, fueron parte de sus pequeñas travesuras.

Por cosas del destino expresa que después de la separación de sus padres se quedó con su progenitor, un hombre a quien considera un emprendedor y a quien le apasiona todo lo que hace y habla.

Mientras que de su madre solo tiene gratos recuerdos, “mi madre fue una mujer luchadora que murió de cáncer, pero que a pesar de las circunstancias siempre quiso vivir y salir adelante”.

Y aunque partió al cielo hace ocho años  reconoce que le enseñó a ser una niña fuerte y sensible.

Una mujer postrada a los pies del Creador

canal 2107

Con una luz radiante en sus ojos nos menciona que llegó a los pies de Dios a los sus 14 años… de una forma sublime y linda.

Ofreció su corazón “al Rey de reyes luego de reconocer que tenía problemas alimenticios, cuando aún era adolescente”.

Para ella no fue fácil comunicárselo a su abuela, quien asumió el rol de madre y a su padre, pero el momento llegó, sin planearlo ni pensarlo.

“Un día en una vigilia cuando me preguntaban ¿Quiere comer?, para mí era un insulto, mi papá llegó y me llevó un sándwich súper rico, y comencé a comprender que no debía ser así. Entendí que uno no vale por cuánto es lo que pesa, uno vale más que eso”, reitera la conductora de “Arriba Mi Gente”.

Reconoce que no poder abrazar a su madre le afectaba mucho a tal grado que cuando iba a las piñatas y veía a los otros niños con sus papás “me afectaba mucho, así como sentirse que yo era pasadita de peso”.

“No podía verme al espejo, me sentía la mujer más horrible, comencé a aprender mis técnicas para vomitar, aprovechaba el momento y lo hacía yo me ponía muy rebelde y me sentía sin salida, pero después todo cambió”.

Recuerda que en esa época escribía un libro cuando se sentía mal y vacía, pues su  única salida era comer.

Sin embargo, afirma que todo cambió después de conocer del Dios y ahora puede considerarse una mujer triunfante, apasionada, luchadora que ama los retos y los nuevos desafíos. “Es bueno tener un detector, Dios nos dice por dónde entrar y por dónde salir es bien importante eso”.

Raquel ahora hace un llamado a las mujeres a que se acerquen y busquen a Dios y no se den por vencidas por las circunstancias, deben creer y buscar solución a las dificultades.