Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

CENTA obtiene plantas hermafroditas de papaya, se producen con tecnología In Vitro

HortaCentA1Principal


El CENTA, a través de la técnica de cultivo de tejidos, pone a disposición de los productores plantas cien por ciento hermafroditas, que son las que producen frutos alargados de mayor demanda en el mercado.

Redacción: Diario El Periodista     Foto: cortesía CENTA

 

En el Laboratorio de Biotecnología del CENTA es donde se ha innovado y producido las plantas con la técnica In Vitro de papaya, y así responder a la demanda de las familias productoras que se dedican a la siembra y comercialización en el mercado. Es el único laboratorio en el país donde se realiza la propagación de plantas sanas.

"Esta tecnología de producción de planta hermafrodita viene a sustituir la siembra tradicional por semillas que hacen los productores, que si bien es efectiva tiene muchas desventajas, entre las cuales podemos mencionar un mayor gasto de recursos, ya que el sexo de la planta por semilla es de 3 tipos y se deben sembrar 3 semillas por postura y esperar hasta la floración para poder determinar si la planta es hermafrodita, femenina o masculina", precisó Karla Quintanilla, coordinadora del Laboratorio de Biotecnología.

Asimismo, indicó que la siembra tradicional genera otros gastos, no solo en semilla y fertilización de las plantas, sino también en mano de obra para su mantenimiento y posterior identificación y selección; en cambio la planta producida a través de cultivo in vitro lleva el plus de ser 100% hermafrodita y sana.

¿Cuál es la técnica del proceso IN VITRO?

Los expertos explican que el procedimiento inicia con la selección de plantas madres que presentan buenas características en su producción, hermafroditas de buen vigor, libre de patógenos y enfermedades, las cuales son manejadas en condiciones protegidas.

José Elías Rumaldo, técnico encargado de la reproducción in vitro en el laboratorio, menciona que "los brotes seleccionados son sometidos a diferentes procesos en condiciones de asepsia; se realiza la multiplicación e incrementa el número de plantas y finalmente se enraízan, teniendo como resultado final, plantas completas para ser adaptadas bajo condiciones de invernadero y posteriormente se ponen a la venta".

Asegura que el proceso de esta tecnología en el laboratorio e invernadero dura 7 meses, después de este tiempo la planta pasa al productor; y se le entrega una planta con pureza genética y completamente sana, con un tamaño no mayor a 20 centímetros, 100% hermafrodita para ser establecida en campo.

El especialista del Programa de Frutales y Cacao, Gilmar Calderón, afirma que el cultivo de papaya tiende a dar tres tipos de flores, y existe una diversidad de forma y tamaño en el fruto: flores masculinas (no produce fruto), femeninas (fruto redondo) y hermafroditas (fruto alargado); razón por la cual se demanda únicamente plantas con esta última forma de frutos por tener una mayor demanda y aceptación en el mercado.

De acuerdo a Calderón, en junio del 2018 se inició con un estudio donde se establecieron en fincas de productores, a campo abierto, plantas sanas producidas a través de la técnica in vitro, colocadas a un distanciamiento de 2.5 metros entre planta y 2.5 metros entre surco.

Se les aplicó una dosis mensual de fertilizante al suelo, utilizando bioplaguicidas para la prevención y control de enfermedades, trampas para captura de moscas de la papaya, y una serie de prácticas culturales como la eliminación de brotes, hojas maduras y raleo de frutos, entre otras.