Twitter Facebook    

    banner web 5

logo1

El kiwi contiene nutrientes indispensables para tu salud

Kiwi1SaludPrincipal

Solo hay que probar un kiwi para apreciar su sabor delicioso y lo bien que sienta. Es rico en vitamina C, fibra y muchos otros nutrientes indispensables. La piel del kiwi contiene, además, abundante vitamina E. Con el aguacate, es la única fruta fresca que se puede considerar fuente de esta vitamina antioxidante.

 

Redacción: Diario El Periodista   Fotos: redes

El kiwi (Actinidia deliciosa) ha alcanzado la categoría de fruta básica por su variedad y cantidad de vitaminas, minerales y fitoquímicos que promueven la salud.

Esta exquisita fruta tiene su origen en los bosques de ribera del río Changjiang, al noreste de China. Cuenta la historia que, allí se consumían variedades silvestres hace siglos, pero se cultivaban solo a pequeña escala porque no se consideraban productivas ni fáciles de recoger.

Uno de sus nombres era "melocotón de los monos", porque la planta enredadera ascendía hasta las copas de los árboles.

Eligió "kiwi", término maorí para un pájaro pequeño, que no vuela, de pico curvo, cuerpo redondeado y traje de plumas finísimas, que guarda algún parecido con la fruta y al piar dice su nombre. El pájaro era el símbolo de Nueva Zelanda y su nombre designa hoy a la fruta y a los propios neozelandeses.

Propiedades del kiwi

El kiwi, que contiene 50 calorías por 100 g, ofrece una cantidad y variedad sorprendente de nutrientes. Una pieza de unos 70 g aporta más vitamina C de la que se necesita al día (69 mg de 60).

Tiene cantidades notables de fibra soluble (0,59 g), que regula los niveles de colesterol, triglicéridos y azúcar en la sangre, e insoluble (1,53 g), que previene el estreñimiento.

Es además rico en ácido fólico, importante para prevenir la espina bífida durante el embarazo, así como para la formación de glóbulos rojos.

100 g cubren asimismo el 10% de las necesidades diarias de vitamina E, que refuerza el poder antioxidante de la vitamina C.

También aporta un 10% de magnesio, esencial para los huesos, y es una de las pocas frutas que encierra en sus semillas omega 3, las grasas más sanas para el corazón y el cerebro.

Es un potente antioxidante

Es muy rico en sustancias antioxidantes como clorofilas, carotenos y otros compuestos de esta familia, como las xantofilas o la luteína; después del maíz, es la mejor fuente vegetal.

Estas sustancias y otras muchas, llamadas compuestos fenólicos, se potencian entre sí y hacen que esta fruta sea una garantía de salud ante enfermedades relacionadas con el envejecimiento celular como el cáncer, los trastornos cardiovasculares, la obesidad, la diabetes o algunas dolencias de la vista, como las cataratas y la degeneración macular.

En la prevención del cáncer

Un estudio realizado por el Dr. Andrew Collins del Rowett Research Institute de Aberdeen (Escocia) ha comprobado que, en el caso del cáncer, protege de doble forma: por un lado, limita los daños oxidativos que se pueden producir en el ADN celular y, por otro, estimula la reparación de los daños ya producidos, lo cual es perceptible incluso con el consumo de una sola pieza al día.

Previene las enfermedades cardiovasculares

Un estudio de la Universidad de Oslo (Noruega) revela que tomar de 2 a 3 kiwis diarios de forma regular fluidifica la sangre, reduce la agregación plaquetaria y mejora los niveles de colesterol. Estos efectos se hicieron patentes incluso tomando una única pieza al día.

Es una fruta rica en potasio (295 mg / 100 g) que favorece la eliminación de líquidos y equilibra el efecto de la sal. Por eso es aconsejable en dietas de adelgazamiento, durante el embarazo y en casos de hipertensión e insuficiencia cardiaca.

Ayuda en la digestión

El kiwi es un postre recomendable tras una comida copiosa porque contiene actinidina, que ayuda a digerir las proteínas, lo que evita la pesadez, la gastritis y la formación de gases.

Ahora bien, esta enzima también es responsable de las respuestas alérgicas a esta fruta. Las personas que sufren alergia al látex o al abedul pueden a veces presentarla al kiwi.

El kiwi en la cocina

Existen más de 400 variedades de kiwi. Una de las más conocidas es la Hayward, de textura cremosa y sabor agridulce. La variedad Gold es muy apreciada y se diferencia por su piel lisa y color bronce, pulpa dorada y sabor más dulce.

Puedes comértelo con piel

Aunque pueda sorprender, la piel es comestible y sana. Solo hay que lavarla bien con un cepillo y eliminar la pelusa.

Además, la piel contiene flavonoides antioxidantes que refuerzan el efecto de las vitaminas C y E, y que además previenen la proliferación de bacterias patógenas en el sistema digestivo.

Para degustar un kiwi como fruta conviene partirlo por la mitad y comer cada parte con una cucharita, pues en rodajas pierde más rápidamente las vitaminas.

Se puede aderezar con canela o con jengibre, azúcar y ralladura de naranja. En ensaladas, combinado con quesos frescos y suaves, escarola, aguacate u otros cítricos es excelente.

A la hora de cocinarlo, hay que hacerlo ligeramente. En los postres, se incluye en macedonias, carpaccios, zumos, tartas…

Con información de: www.cuerpomente.com

Add a Comment

¡Activa tu cerebro y cuida tu salud mental, manos a la obra!

Meditación1PrincipalPara evitar que tu cerebro se sumerja en los problemas y llegues saludable a la vejez, recomendamos que lo estimules con juegos o actividades que te exijan un nivel alto de concentración y pensamiento crítico. Situaciones como la ansiedad y el estrés se pueden controlar si pones de tu parte.

Redacción: Diario El Periodista   Foto: Redes

Dos de los males relacionados con la salud mental son: la ansiedad y el estrés. La ansiedad es generadora del estrés y, a su vez, el estrés es una de las fuentes más comunes de ansiedad, por esa razón es importante que cuides tu salud mental. No dejes contaminar tu mente, cuida tu salud mental y pon a prueba tu buena actitud para afrontar las dificultades de la vida y lograr salir adelante.

Jugar ajedrez, resolver rompecabezas, crucigramas, sudokus e, incluso, colorear las mandalas que están muy de moda, trabajar de forma productiva, son ejemplos de lo que puedes hacer en tu tiempo libre, antes de dormir, para despejar la mente y enfocarte en una sola cosa.

Te recomendamos llevar una alimentación saludable

Si quieres que tu estado de ánimo mejore, entonces sugerimos que consumas alimentos ricos en triptófano, que es un aminoácido productor de serotonina, la cual produce relajación, sensación de bienestar y, por ende, felicidad. Puedes encontrarlo en la avena, espinacas, frutos rojos, garbanzos y almendras.

Otro tips, que puede ayudarte a bajar el nivel de estrés, es comiendo chocolate negro con mucho cacao, ayuda a controlar los niveles de cortisol (hormona del estrés), el cual, entre otras cosas, aumenta la presión arterial.

Trazar objetivos que logres alcanzar

Siempre es bueno dar el máximo de nosotros para conseguir nuestros objetivos, pero es malo el sobreesfuerzo para lograrlo. Por eso, recomendamos que traces objetivos que estén a tu alcance y que señales una fecha para cumplirlos. Si no logras alcanzar tus metas propuestas, no te alteres, siempre hay una solución para todo.

Además, ponerte un objetivo y elaborar un plan de vida alrededor de él, te ayudará a mantener hábitos más saludables, como hacer ejercicio y siempre mantener la motivación en lo que estás haciendo.

Algo que también te ayudará es, manteniendo buenas relaciones interpersonales siempre será positivo para tu salud. Las relaciones tóxicas, con familiares, amigos o tu pareja, no van a darte ningún beneficio y solo causarán más preocupaciones.

¡Si puedes ejercitar tu cuerpo todos los días, mejor!

Para que la actividad física tenga un efecto positivo en tu vida, no solo en lo físico sino también en lo emocional, es necesario que lo hagas con regularidad y constancia. Entre 3 y 4 días a la semana es lo recomendado por los especialistas.

El ejercicio es un potente productor de endorfinas y serotonina, que te harán sentir mucho mejor. Además, es capaz de anestesiar los dolores emocionales y desvía nuestra atención de las preocupaciones.

Con información de www.blog.oncosalud.pe

Add a Comment

¿Cómo tratar la bacteria Helicobacter pylori con remedios naturales?

Helicobacter1PrincipalLa Helicobacter pylori es una bacteria que está presente en casi el 70% de la población mundial, aunque la mayoría de estas personas no sufren sus síntomas, y de hecho muchas personas ignoran que la tienen.

Redacción y fotos: www.elbuhoverde.es

Esta bacteria está detrás de muchas enfermedades del aparato digestivo, como úlceras pépticas (que aparecen en el estómago o en el duodeno), gastritis e incluso aumenta el riesgo de cáncer de estómago considerablemente. Aunque existen tratamientos convencionales para tratar esta infección, podemos encontrar tratamientos naturales dentro del mundo de la fitoterapia. 

¿Qué es la Helicobacter pylori?

La Helicobacter pylori es una bacteria de forma helicoidal que se fija en las mucosas, la capa que protege los tejidos del estómago y el duodeno (parte del intestino delgado que sigue al estómago).

Síntomas de Helicobacter pylori: sensación de hinchazón, eruptos, náuseas y vómitos (incluso con sangre), molestias abdominales, dolor abdominal, fatiga, acidez, diarrea, anemia y pérdida de apetito.

En la actualidad, existen tratamientos convencionales para tratar la H. pylori, que suelen combinar varios antibióticos para destruir la bacteria, y medicamentos para reducir la secreción de los ácidos gástricos, como el omeoprazol.

Probióticos para combatirla

Como hemos visto, la H. pylori es una bacteria dañina para nuestro sistema digestivo, por lo que asegurando un correcto aporte de bacterias “buenas”, se puede ayudar a combatir de manera natural esta infección. Existen varias cepas de probióticas recomendadas para diferentes condiciones, siendo Lactobacillus fermentum, Lactobacillus casei y Lactobacillus brevis las cepas de probióticos específicas para combatir la H. pylori, según las investigaciones realizadas al respecto.

Semillas de comino negro

El comino negro, la semilla madura de la planta Nigella Sativa, tiene numerosas propiedades, y una de ellas es la de combatir la infección provocada por la H. pylori. En los últimos años se han realizado algunos avances en investigación, con un estudio realizado en 2010 que concluye cómo las semillas del comino negro tienen eficacia clínica contra la H. pylori.

En él se detalla cómo una terapia de dos gramos diarios de semillas de comino negro molido combinado con omeoprazol, es más efectiva que el tratamiento convencional de medicamentos inhibidores de ácido junto con antibióticos, llamada “triple terapia”. Además de sus propiedades antivíricas y antibacterianas, esta especia tiene multitud de propiedades muy interesantes. Usada durante miles de años en diferentes civilizaciones, como en el antiguo Egipto y la Grecia clásica, el comino negro es un potente antioxidante, y contrarresta los efectos del estrés oxidativo.

Brotes de brócoli o brécol contra la H. pylori

Los brotes de brécol son frescos y tienen pocos días de vida. Su poder reside en su contenido en una sustancia llamada sulforafano, rica en antioxidantes y con poder detoxificador. Estos brotes contienen una mayor concentración de este compuesto que la planta madura. Una investigación realizada en 2009 con 50 pacientes y publicada en la revista Cancer Prevention Research, quiso evaluar la eficacia de los brotes de brécol como tratamiento natural de la H. pylori.

Los pacientes a los que se le suministraron los brotes de brócoli durante dos meses, mostraron un descenso de la bacteria del 40% y de la inflamación que ésta provoca en el estómago, en comparación con los que no los recibieron.

Este estudio también sugiere que, aunque los brotes de brécol son eficaces para evitar la colonización de la bacteria y su propagación, no consigue erradicarla completamente. Sin embargo, al reducir la infección y la inflamación en las paredes estomacales, se reduciría también la aparición de úlceras y gastritis.

Té verde gran antioxidante

El té verde es una bebida popular originaria de Asia, que se ha ganado su hueco también en los países occidentales. Procedente de las hojas de la Camellia sinensis, lleva siendo objeto de estudio durante varios años.

Usado de manera tradicional por sus propiedades digestivas y detoxificantes, recientemente los investigadores se han centrado en la capacidad del té verde para erradicar agentes infecciosos, además de su papel en la prevención de infecciones. Esto es gracias a los componentes del té verde, llama dos catequinas, que presentan propiedades antimicrobianas, además de antioxidantes y antivíricas.

Ajo antibiótico natural

El ajo es considerado tradicionalmente como un “antibiótico natural”, además de que tiene propiedades antiinflamatorias, y beneficios para el sistema cardiovascular.

Estas conclusiones indican que el ajo tiene efectos antibacterianos que ayudan a destruir la H. pylori presente en el estómago. Además, si tenemos en cuenta que la resistencia a los antibióticos es uno de los principales desafíos en la terapia convencional contra esta bacteria, la búsqueda de nuevos tratamientos naturales, sin efectos secundarios y accesibles a todo el mundo, son siempre buenas noticias.

El Propóleo o Própolis

Y hablando de “antibióticos naturales” el própolis o propóleo, no puede faltar en nuestra lista. Esta resina es producida por las abejas, que la usan para proteger sus celdas de bacterias y hongos. Contiene cerca de 300 sustancias bioactivas naturales, entre las que se incluyen aminoácidos, polifenoles y cumarinas.

Con una importante función inmunoestimulante, se utiliza sobre todo para ayudar a nuestras defensas.

Rabo de Gato (Sideritis tragoriganum Lag)

Esta planta se utiliza para trastornos estomacales y crece en el levante español. Tiene grandes propiedades antiinflamatorias, digestivas, antiespasmódicas, antibacterianas y cicatrizantes, entre muchas otras. Por eso, no es de extrañar que esté indicada para casos de gastritis, úlceras gástricas y de duodeno, y espasmos gastrointestinales. Se suele tomar en infusión, tres veces al día, dejándola reposar durante diez minutos. También se puede encontrar el extracto líquido de la planta.

Arándanos (Vaccinium macrocarpon)

Estudios demuestran cómo al beber zumo de arándano se reduce la infección causada por la H. pylori. Estas bayas que crecen en América del Norte, se utilizan comúnmente para combatir las infecciones del tracto urinario como la cistitis, pero además su contenido en polisacáridos impide la adhesión de la H. pylori a la mucosa gástrica (15). Ricos en Vitamina C, constituyen también un potente antioxidante.

Jengibre (Zingiber officinale)

La raíz de jengibre se usa tradicionalmente para ayudar en trastornos gastrointestinales, desde inflamación del estómago, úlceras pépticas y dispepsia (16). De hecho, es uno de los remedios naturales más usados cuando por ejemplo se sienten náuseas o mareos.

Add a Comment

La piña es fuente de vitaminas y minerales… es diurética y baja en calorías

PiñaSalud1PrincipalLa piña está llena cualidades nutritivas, que combaten enfermedades. Es fuente de vitaminas y minerales, contiene la enzima bromelina, rica en antioxidantes, el zumo de piña se puede usar para ablandar carne; es diurética, es baja en calorías y se puede preparar de múltiples formas.

Comer piña también se ha relacionado con numerosos beneficios para la salud. Lee este interesante artículo y descubre, cuánto bien le haces a tu cuerpo cada vez que disfrutas de esta fruta tropical.

Una taza de piña tiene solo 82.5 calorías, pero ofrece 131% de tu dosis diaria recomendada de vitamina C y 76% de tu dosis diaria recomendada de manganeso. La vitamina C es esencial para muchos procesos vitales, incluidos el crecimiento y el desarrollo, el apoyo del sistema inmunológico y la absorción de hierro de tu dieta.

La vitamina C también desempeña un papel en mantener tu piel con un aspecto joven. El manganeso es un mineral que apoya el crecimiento saludable, regula el metabolismo y tiene ciertas propiedades antioxidantes.

La piña también ofrece casi el 10% de la dosis diaria recomendada de lo siguiente: vitamina B6, cobre, tiamina y ácido fólico. Agrega a eso algo de potasio, magnesio, hierro, ácido pantoténico, riboflavina y niacina (más un gramo de proteína), así como también pequeñas cantidades de vitaminas A y K, fósforo, zinc y calcio.

Las piñas ayudan a la digestión a través de un conjunto de enzimas llamadas bromelina. La bromelina descompone las moléculas de proteína en bloques de construcción más pequeños que incluyen aminoácidos y péptidos.

Una vez descompuestas, las partes de la proteína son absorbidas más fácilmente por el intestino delgado. La enzima también se utiliza en el ablandador de carne comercial debido a su impresionante capacidad para descomponer las proteínas.

Con información de: http://hhdresearch.org

 

 

Add a Comment

El colageno, la proteína esencial que tu cuerpo necesita

Colageno1PrincipalEl colágeno es una proteína esencial para nuestro cuerpo además de una de las más abundantes en nuestro organismo.

Redacción y foto: información enfemenino.com

Está presente en huesos, uñas, cabello, dientes, cartílagos, tendones y ligamentos, en la piel e incluso en los ojos. Protege nuestros músculos y órganos vitales y forma parte de la pared de los vasos sanguíneos, córnea, encías y cuero cabelludo. Además, junto con la elastina, se encarga de darle flexibilidad, firmeza y resistencia a la dermis.

Con la edad, se reduce la producción de esta proteína. A los 25 años se pierde aproximadamente un 1,5% anualmente y a los 40, los fibroblastos producen la mitad de colágeno que en la adolescencia.

Esta pérdida forma parte del proceso natural de envejecimiento, pero, hay ciertos factores que pueden acelerar el proceso como pueden ser el estrés, el tabaco, una mala alimentación, la falta de sueño o una inadecuada exposición al sol. Es fundamental, por tanto, evitar malos hábitos y tomar medidas concretas para estimular su producción.

Para ello, es recomendable seguir una dieta rica en proteína que nos aporten los aminoácidos precursores del colágeno, tales como el cerdo, el pollo, el pavo, el pescado o la ternera; y de otros alimentos que no lo contienen de manera directa, pero ayudan a su formación, como frutas, verduras, huevos, frutos rojos y frutos secos.

También se puede recurrir a tratamientos médico-estéticos como Ellansé™- M, un revolucionario tratamiento de rejuvenecimiento facial y de manos de acción inmediata. Combina la corrección de las arrugas y los pliegues del rostro con la estimulación del propio colágeno, ofreciendo resultados naturales y duraderos.

Además, actúa en la capa subdérmica de la piel, devolviendo volumen a zonas deprimidas como los pliegues, la línea del mentón, el surco naso labial y en las manos. De esta manera, se logra devolver la elasticidad y el grosor a la piel que comienza a perderse como consecuencia del envejecimiento. Este innovador tratamiento favorece además la neocolagénesis, que consiste en la bioestimulación del colágeno propio del paciente.

Tiene una perdurabilidad de aproximadamente 2 años. De esta forma, se mantiene una apariencia de rejuvenecimiento general hasta que el producto sea totalmente eliminado del cuerpo. Se trata de un procedimiento rápido, mínimamente invasivo y no doloroso, perfecto para lucir una piel firme y tersa devolviendo así la juventud a nuestro rostro.

Add a Comment