Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

PiñaDietaLa piña tiene propiedades antioxidantes, diuréticas, saciantes y digestivas, ideales para eliminar toxinas y desechos a través de la orina.

Redacción y Foto: Agencias

La dieta de la piña consiste en comer esta fruta junto con otros alimentos bajos en calorías, los que complementan la alimentación para eliminar los desechos que el organismo necesita. Esta dieta es de gran utilidad si se quiere perder peso rápidamente ya que ayuda a regular el apetito y a nutrir el cuerpo. Asimismo, ayuda a reducir la inflamación abdominal y la presencia de grasa en el organismo.

A pesar de que la piña aporta gran cantidad de vitaminas, limpia el páncreas, los riñones y el hígado, el régimen se debe seguir sólo 3 a 4 días a la semana, ya que puede generar problemas de salud si se toma como hábito alimenticio. Durante la dieta se deben realizar tres comidas diarias y en cada una de ellas, se deben incorporar 400 gramos de proteína animal magra como pollo, pavo, pescado y verduras.

¿Qué puedes comer durante la dieta?

Desayuno: tomar dos o tres rodajas de piña natural junto con una tostada de pan integral o galletas integrales. Se puede suprimir el pan por un yogurt.

Almuerzo: un caldo de verduras y  pescado a la parrilla o al vapor, o puedes comer dos     rodajas de piña o ananá acompañado de un filete de carne magro de vaca con brócoli.

Cena: una ensalada de piña con manzana, kiwi, frutilla y naranja.

En cuanto a los líquidos, se puede beber jugo de piña, agua natural o té verde sin azúcar.  Es importante destacar que para conseguir los resultados esperados, hay que realizar ejercicios, mantener una alimentación balanceada e ingerir por lo menos dos litros de agua diariamente, una vez terminada la dieta.

Desayuno: tomar dos o tres rodajas de piña natural junto con una tostada de pan integral o galletas integrales. Se puede suprimir el pan por un yogurt.

Almuerzo:  Un caldo de verduras y  pescado a la parrilla o al vapor, o puedes comer dos     rodajas de piña o ananá acompañado de un filete de carne magro de vaca con brócoli.

Cena: Una ensalada de piña con manzana, kiwi, frutilla y naranja.

En cuanto a los líquidos, se puede beber jugo de piña, agua natural o té verde sin azúcar.  Es importante destacar que para conseguir los resultados esperados, hay que realizar ejercicios, mantener una alimentación balanceada e ingerir por lo menos dos litros de agua diariamente, una vez terminada la dieta.