Pauta para Banner Superior
Twitter Facebook    

logo1

ULTIMAS NOTICIAS
  • Loading

rinoplastia PrincipalModificar el aspecto de esta parte de la cara sin una intervención quirúrgica es posible. Un especialista explicó a Infobae los beneficios de esta técnica.

Redacción: Agencia    Foto: Redes

 

 

Modificar el aspecto de la cara muchas veces es necesario. Lunares o manchas que ocasionan problemas de salud suelen ser algunas de las afecciones más tratadas por los especialistas.

Sin embargo, lograr el rostro perfecto se ha convertido en la obsesión de algunas personas. Ojos más achinados, pómulos más prominentes o narices "naturales" son las modificaciones estéticas con las que los cirujanos estéticos se enfrentan día a día.

En el caso de la nariz, hasta hace algunos años la única forma de cambiarla y mejorarla era a través de la rinoplastia, la cirugía que modela esa región de la cara. La misma es realizada por un cirujano estético en un quirófano y con anestesia general.

"Probablemente es una de las intervenciones más complicadas porque es difícil lograr naturalidad y armonía", explicó a Infobae el cirujano plástico Daniel Mendiondo.

"La cirugía de hace 20 años ha cambiado sustancialmente. Se realiza de una forma completamente diferente y los resultados de hoy son mejores", dijo.narizzz

Sin embargo, están quienes por distintas razones no quieren someterse a estos procedimientos, ya sea por temor a la anestesia, posibles complicaciones o simplemente porque consideran que la recuperación suele ser un poco dolorosa, entre otras cosas.

Para los que no se animan a pasar por el bisturí, existe la rinomodelación con rellenos, el método más elegido para cambiar el aspecto de la nariz sin intervención quirúrgica ni necesidad de un postoperatorio.

Se realiza principalmente aplicando ácido hialurónico. La ventaja de esta sustancia es que se reabsorbe al cabo de unos meses o un año. También se pueden emplear productos permanentes.

"Es realmente efectiva para mejorar defectos de narices operadas previamente. Es un procedimiento muy simple que se realiza en el consultorio en aproximadamente 10 minutos con previa colocación de una crema anestésica. No está indicado en todo tipo de narices pero sí en un gran porcentaje", detalló Mendiondo.

Y agregó: "Se lleva a cabo en las personas que quieren disimular y mejorar ciertos defectos como la giba prominente o las depresiones por debajo de los huesos, así como para proyectar la punta nasal".